domingo, 30 de noviembre de 2008

ABORDAJE TERAPEUTICO DE PAREJA

http://www.psicologosperu.com/

Normalmente el vivir en pareja es un proceso de crecimiento que exige flexibilidad, cambios en la comunicación y apertura hacia el otro.

Sucesos como la llegada de los hijos y el período de crianza debilitan los espacios de intimidad y conversación, las exigencias laborales limitan los tiempos juntos convirtiendo en rutina los afectos y la relación.

Cada etapa del desarrollo de la pareja es un cambio, frente al cual sería conveniente detenerse y redefinir lo que se quiere y el cómo se quiere, rediseñando la relación en acuerdo con el otro y sin dejar pendiente conversaciones, temas de desagrado y fortaleciendo así los afectos.

Aprender mejores formas de comunicación, comprender al otro y aceptarlo en su proceso de crecimiento y crecer en conjunto, es el desafío que todos tenemos.

La Terapia de Pareja, como espacio protegido permite volver a reencontrar los pilares de la relación, aprender a comunicarse positivamente, desarrollar habilidades de empatía hacia la pareja y los hijos, aprender a escuchar desde el otro y traer nuevamente a la relación los espacios de respeto, aceptación y reconocimiento del otro como una persona distinta a nosotros.

El proceso de la terapia lleva a desarrollar nuevos esquemas de comunicación con la pareja, cambios a modelos más eficientes de interacción, aprendizaje y nuevos métodos de resolución de problemas. Es decir, restablecer el diálogo interrumpido, reubicarse en el tiempo y el espacio para construir los proyectos y sueños pendientes, aprender nuevamente a conocer al otro en su situación actual y crecer con él o ella nuevamente en una mejor relación para ambos.

En mi vida profesional, he tenido la oportunidad de atender parejas que han podido redefinir su relación, y aprender a rehacerla para disfrutar del proceso de disfrutar de ka relación y tener su propio espacio de desarrollo.

Obviamente, como en cualquier enfoque tradicional, primero se requiere tener claro los objetivos de la pareja, es decir, ¿qué es lo que cada uno espera del otro? Conocer también ¿qué es lo que desean compartir? ¿cuál es la responsabilidad que cada uno va a asumir? ¿qué tipo de creencias tiene cada uno? ¿cuáles son sus valores y prioridades? ¿cómo es su familia de procedencia? ¿cómo está la autoestima de cada cual?, entre otros.

La filosofía gestalt determina que una pareja estructuralmente funcional es aquella donde sus miembros "piensan lo que piensan", "sienten lo que sienten", "saben lo que saben", "son lo que son". Es decir "son lo que son" sin culparse por ello de lo que "son".

En otros términos fundamentalmente estamos hablando de honestidad, respeto y responsabilidad.

Comprometerse en psicoterapia de la pareja es auspiciar que los cónyuges actualicen su espontaneidad, tomen conciencia de su inmediatez y presencia, descubran su capacidad para gozar, disfrutar de las caricias e intimidad, aprendiendo a hacerse responsables de su propia existencia.

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 27 de noviembre de 2008

AUTOESTIMA

http://www.psicologosperu.com/

Se entiende por autoestima el grado de satisfacción que tenemos sobre lo que creemos de nosotros mismos; es el sentimiento de aceptación y/o rechazo hacia nuestra persona.

Algunos consejos para mantener una adecuada autoestima son los siguientes:

1. NO GENERALIZAR
Como ya hemos dicho, no generalizar a partir de las experiencias negativas que podamos tener en ciertos ámbitos de nuestra vida. Debemos aceptar que podemos haber tenido fallos en ciertos aspectos; pero esto no quiere decir que en general y en todos los aspectos de nuestra vida seamos “desastrosos”.

2. CENTRARNOS EN LO POSITIVO
En conexión con lo anterior, debemos acostumbrarnos a observar las características buenas que tenemos. Todos tenemos algo bueno de lo cual podemos sentirnos orgullosos; debemos apreciarlo y tenerlo en cuenta cuando nos evaluemos a nosotros mismos.

3. HACERNOS CONSCIENTES DE NUESTROS LOGROS Y EXITOS
Una forma de mejorar nuestra imagen relacionada con ese “observar lo bueno” consiste en hacernos conscientes de los logros o éxitos que tuvimos en el pasado e intentar tener nuevos éxitos en el futuro. Piensa en el mayor éxito que tuviste durante el pasado año. Todos debemos reconocer en nosotros la capacidad de hacer las cosas bien en determinados ámbitos de nuestra vida y que debemos esforzarnos por lograr los éxitos que deseamos para el futuro.

4. NO COMPARARSE
Todas las personas somos diferentes; todos tenemos cualidades positivas y negativas. Aunque nos veamos “peores” que otros en algunas cuestiones, seguramente seremos “mejores” en otras; por tanto, no tiene sentido que nos comparemos ni que, nos sintamos “inferiores” a otras personas.

5. CONFIAR EN NOSOTROS MISMOS
Confiar en nosotros mismos, en nuestras capacidades y en nuestras opiniones. Actuar siempre de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, sin preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás.

6. ACEPTARNOS A NOSOTROS MISMOS
Es fundamental que siempre nos aceptemos. Debemos aceptar que, con nuestras cualidades y defectos, somos, ante todo, personas importantes y valiosas.

7. ESFORZARNOS PARA MEJORAR
Una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos de nosotros mismos con los que no estemos satisfechos, cambiar esos aspectos que deseamos mejorar. Para ello es útil que identifiquemos qué es lo que nos gustaría cambiar de nosotros mismos o qué nos gustaría lograr, luego debemos establecer metas a conseguir y esforzarnos por llevar a cabo esos cambios.

MINISTERIO DE SALUD: Personas que atendemos personas
DIRECCION DE SALUD V LIMA CIUDAD
DEVIDA: Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 26 de noviembre de 2008

MALTRATO PSICOLOGICO EN NIÑOS

http://www.psicologosperu.com/

MALTRATO INFANTIL

  1. Rechazar, excluir al niño de todas las iniciativas familiares, falta de apoyo al niño, continuas valoraciones negativas del mismo.
  2. Aislar, impidiendo o dificultando las relaciones sociales del niño.
  3. Atemorizar, amenazas continuas al niño con castigos extremos, utilizando el miedo como disciplina, creando sensación de inseguridad en el niño.
  4. Ignorar, frialdad y falta de afecto, no atender las demandas del niño.
  5. Corromper, impedir la normal integración del niño en la sociedad.

SIGNOS CLINICOS DE SOSPECHA DEL MALTRATO PSICOLOGICO PUEDEN SER:

  • retraso en la maduración psicomotora (ej.: retraso en el desarrollo del lenguaje)
  • trastornos de conducta y comportamiento (ej.: excesiva ansiedad o rechazo de las relaciones psicoafectivas, conducta de agresión y problemas severos de aprendizaje)
  • trastornos de carácter psicosomático (ej: dolor abdominal recurrente)
  • trastornos en el crecimiento

COMO RECONOCER A PADRES O CUIDADORES QUE PODRIAN SER MALTRATADORES

  • parecen no preocuparse por el niño(a)
  • no acuden nunca a las citas o reuniones del colegio
  • desprecian o desvalorizan al niño(a) en público
  • siente a su hijo como una propiedad ("puedo hacer con mi hijo lo que quiero porque es mío")
  • pueden presentar dificultades en su relación de pareja
  • recogen y llevan al niño al colegio sin permitir contactos sociales
  • los padres están siempre fuera de casa (nunca tienen tiempo para...)
  • compensan con bienes materiales la escasa relación personal afectiva que mantienen con sus hijos
  • trato desigual entre hermanos
  • justifican disciplina rígida y autoritaria
  • ofrecen explicaciones ilógicas, contradictorias

SOLUCIONES:

  • Denunciar en: Comisarías, DEMUNA y/o Fiscalía del Ministerio Público.
  • Ludotecas
  • Trabajos de arte (dibujo, pintura)
  • Danzas
  • Con padres: Terapia Sistémica (Reestructuración): cada uno con su rol y ver que es lo que saca de quicio a cada uno.
  • Técnicas de relajación (respiración, relajación muscular)
  • Técnicas cognitivas-conductuales (con niños a partir de 8 años de edad)
  • Historias sobre dibujos
  • Terapia de juego: cajón de juguetes con familia (ponerle muñecos que representen a las personas que usualmente están cerca del niño/a)
  • Técnica de la Gestalt: La silla vacía; regresiones

Fuentes:
- Psicóloga Susana Sierra Acosta (Psicóloga Clínica-Organizacional)
- "Por Que Las Familias Abusan De Sus Hijos" de James Garbarino y John Eckenrode

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 23 de noviembre de 2008

PRUEBAS PSICOLOGICAS PARA EMPRESAS

http://www.psicologosperu.com/

En lo que respecta a psicología organizacional, laboral o consultorías de empresas y recursos humanos, en nuestro medio existen los siguientes tests aplicados a la selección de personal administrativo (incluyendo gerentes) y técnico:

BTA (Tareas Administrativas):
Instrumento para la selección de personal administrativo que requieran un mayor nivel formativo. Comprende 8 subescalas: Comprobación, Razonamiento Numérico, Términos Mercantiles, Retención de Órdenes, Codificación, Ortografía, Sinónimos y Cálculo Numérico.

Inventario de Preferencias de A.L. Edwards:
Evalúa 15 factores o variables: Rendimiento, Deferencia, Orden, Exhibición, Autonomía, Afiliación, Intrapercepción, Protección, Dominio, Abatimiento, Altruismo, Cambio, Constancia, Heterosexualidad, Agresividad.

IPV (Inventario de Personalidad Vendedores) del Centre de Pscychologie Appliquée:
Evalúa 9 rasgos primarios de la personalidad de los vendedores. Además se obtienen dos factores generales: Receptividad y Agresividad, y otro denominado Disposición para la Venta. Formado por 87 situaciones profesionales y de la vida cotidiana que el sujeto elige, y proyecta de esta manera la situación que le parece la más adecuada.

NEGO (Habilidades de Negociación) de P. Poujaud y G. Gatier:
Evalúa capacidad para la negociación (ascendencia, sumisión, argumentación, respuestas vulgares, etc.). Presenta situaciones sociales relacionadas con entrevistas o contactos personales en las que existe un comprador que, en principio, rechaza la compra y un vendedor que intenta llevar a cabo su función. Evalúa las capacidades de adaptación a las circunstancias.

SET (Test de Aptitudes Administrativas) de G.K. Bennett y M. Gelink:
Evaluación de las aptitudes verbal, numérica y burocrática. Instrumento para la selección de personal administrativo o subalterno que vaya a realizar tareas burocráticas rutinarias que requieran precisión y rapidez. Comprende tres subescalas: SET-V, factores verbales, SET-N, factores numéricos, y SET-CA, Factores de Cálculo.

SIV (Valores Interpersonales) de A. Gordon:
Medida de algunos valores que facilitan las relaciones con los demás. Aprecia los valores que un sujeto posee o adopta y que se pueden considerar como un aspecto de la configuración de su personalidad. La medida de estos valores puede ayudar o predecir ciertos modos de comportamiento. Valores: Estímulo, Conformidad, Reconocimiento, Independencia, Benevolencia, Liderazgo.

T.A.V. (Apreciación para Vendedores) del Centre de Pscychologie Appliquée:
Evaluación de la capacidad de juicio y valor potencial para la actividad de la venta. Evalúa las capacidades necesarias para el desarrollo de una actividad efectiva como vendedor, así como indica una situación potencial del evaluado para lograr desarrollarse profesionalmente.

T.L.R.Mo. (Logro-Realización) de Madley Cantril:
Mide la necesidad psicológica de lograr metas y objetivos a partir de una situación dada. Permite apreciar el nivel de cuantía de liderazgo empresarial en los sujetos y por lo tanto su posible desarrollo a conseguirse por parte de los pueblos o de las personas, cuyo éxito o fracaso depende del nivel de logro o realización. La escala determina 3 motivos: Necesidad de Poder, Afiliación y realización.

Test del Dibujo de la Figura Humana (DFH) de Karen Machover:
Evalúa la estructura de la personalidad, detecta áreas de conflicto e impulsos básicos. Instrumento de tipo proyectivo en el que se pide al paciente que dibuje una figura humana. Ciertos rasgos de la figura humana poseen significado simbólico, encuadrado dentro del contexto psicoanalítico, que expresan aspectos de la vida del sujeto. Se consideran 3 elementos para la interpretación: Rasgos de Contenido, Aspectos Estructurales y Formales, y Asociaciones.

Test de Wartegg:
Aplicado a la Selección de Personal y a la Psicología Organizacional. Adecuado para ser aplicado de manera individual como grupal ya que el valor diagnóstico se basa en el producto gráfico y no en la asociación verbal u otro tipo de actividad.

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 22 de noviembre de 2008

CELOS

Un marido celoso ,en Iran,aplicó todo el peso de la ley islámica SHARIA en la cara de su esposa,de nombre Zahida,a la que acusó de infidelidad.
El esposo de Zahida,le cortó las orejas,la lengua,la nariz,y le arrancó los ojos.
Zahida:Antes de la Sharia.

Aunque se tienda a pensar lo contrario, los celos no necesariamente son una pasión ciega y absolutamente irracional. Esto ya lo sabían los antiguos epicúreos y estoicos, quienes estimaban que el orígen de los celos (como el de otras emociones tormentosas) son las equivocadas creencias o falsas impresiones que se forma una persona sobre lo que está ocurriendo en el entorno de su pareja. Es decir, de la manera como interpreta usted el vínculo con su pareja, la mirada de fulano o las frases de zutanodepende ese brote de furor que lo domina y que puede convertirlo, efectivamente, en un energúmeno. De hecho, los celos no son censurables por sí mismos, sino por los arrebatos, a veces muy violentos, que pueden desencadenar. Aprender a convivir con ellos forma parte de esa dosis de sabiduría que es recomendable alcanzar para gozar de la vida evitando innecesarios padecimientos. No estaría de más, en tal sentido, que usted examine las motivaciones que lo llevan a reacciones tan airadas en situaciones que no las justifican.


NORMAS PARA SOBREVIVIR A UN CELOSO
Lo primero a tener en cuenta cuando se inicia una relación con una persona celosa es que los celos, en cierto grado difícil de determinar a simple vista, son un trastorno psicológico que el afectado no puede controlar por mucho que quiera. Por lo tanto, si no estamos dispuestos a aceptar la existencia de ese problema en nosotros o en nuestra pareja y a llevar una vida condicionada por él, es mejor que dejemos la relación. El celoso patológico no cambia sin terapia, pero aún con la ayuda psicológica a nuestro alcance, si es intensa, seria, profunda y acertada, puede haber alguna mejora, pero no es total y nadie garantiza poder llevar una vida sin delirios ni paranoias. Por lo tanto, queremos dar a conocer lo que nuestra investigación ha descubierto acerca del comportamiento de los celos, pues sabemos que la base para evitar los malos tratos y las muertes pasa por que todos los afectados y sus parejas conozcan el funcionamiento de este trastorno y actúen en consecuencia:

1. Procurar conocer cómo funciona el trastorno de los celos. Tener en cuenta que los celos son capaces de hacer perder el juicio y hacer actuar al afectado de un modo totalmente imprevisible. Los celos actúan, generalmente, en crisis discontinuas, de manera que el afectado no se muestra celoso y desconfiado el 100% del tiempo, sino que unas veces lo está más y otras lo está menos. Los celos forman parte de la personalidad del afectado, pero no la impregnan toda, es decir, que el afectado en crisis puede mostrarse muy irascible por unas cosas, que cuando no está en crisis, no le molestan en absoluto.

2. No nos confiemos, a un celoso no se le debe provocar NUNCA. Aunque se muestre sereno, receptivo, tolerante y confiado, no debemos contarle anécdotas o situaciones de nuestra vida que puedan producir celos, como por ejemplo, que te has encontrado con un viejo amigo. Aunque en ese momento no se muestre inquieto, su inconsciente guardará esa información y cuando entre en crisis, sus celos enfermizos la tergiversarán y se la evocarán en forma de delirios y paranoias de este tipo: “¿por qué me contaría aquello? ¿disfrutaría mucho con ese hombre? ¿estará comparándome con él? ¿quizá planea tener una aventura con él? ¿piensa que es mejor que yo? ¿querrá dejarme por él?” Y si los celos son graves, tras las irracionales preguntas, llegarán las infundadas respuestas: “Seguro que se lo ha follado. Me juego algo que suelen quedar cada día para tener sexo. Me lo ha contado para que me vaya mentalizando de que va a dejarme. Cualquier día llegaré a casa y no estará. Debe saberlo ya todo el mundo. Me está poniendo los cuernos y seré el último en enterarme cuando se haya largado. Sabe muy bien el daño que me haría y le da igual. Se muestra feliz porque la hace feliz otro hombre y se ríe de mí en mi cara porque cree que no lo sé. Le divierte ridiculizarme. Quiere machacarme, pero no se lo voy a permitir”.

3. Cuando el celoso esté en un arrebato como este y nos eche en cara todas sus sospechas con la agresividad habitual, ¿cómo debemos actuar para evitar un desenlace físicamente violento o, incluso, fatal?

- Si empieza con el típico interrogatorio desconfiado y paranoico, responder con naturalidad, brevedad y seguridad, negando siempre las respuestas comparativas en que pretende que reconozcamos que para nosotros, otra persona es mejor que él. “Para mí, nadie es mejor que tú”, sería un tipo de respuesta presumiblemente óptimo. Sin más. No alargar las frases innecesariamente.
- Evitar responder preguntas íntimas que nos hará sobre relaciones pasadas que tuvimos con otros. “No lo recuerdo”, “No me interesa ese tema”, “Hablemos del presente”, podrían ser respuestas óptimas. Sin duda, cualquiera sería mejor que corresponder a su enfermizo morbo por esos datos que no harán más que intensificar sus paranoias.
- Nunca ofrecer ni insinuar, ni por ironía, ni por agotamiento, ni por venganza, ni por nada del mundo, una respuesta afirmativa a sus sospechas. Esa podría ser nuestra sentencia de muerte.
- Nunca responder en el mismo tono agresivo con que el celoso ataca. En ese momento lo interpretará como una provocación.
- Nunca tratar de convencerle con argumentos racionales demasiado minuciosos del error en que se encuentra, ya que en ese momento no es capaz de concentrarse en ello y todo le parecerá un esfuerzo nuestro por disfrazar de verdad lo que él ve como mentira.
- Nunca huir en ese momento, pues tendremos pocas probabilidades de lograrlo y lo interpretará como una confirmación de sus sospechas.
- Negar siempre sus sospechas con firmeza pero sin agresividad. Usar argumentos muy cortos y claros. Aguantar el “chaparrón” de este modo, sin defendernos ante los insultos y gritos. Podemos llorar, pero sin descomponernos. La sumisión nos puede salvar la vida en ese momento. Ya nos revolveremos y rebelaremos cuando tengamos mejores garantías de escapar sanos y salvos.
- Nunca decirle, en ese momento, que no le queremos. Si estamos con él, es por que le queremos, entonces hay que decírselo con firmeza y seguridad. Aunque en ese momento desearíamos no verle más, no debemos expresarlo, sino concentrarnos en que le amamos y no dudar al expresar ese hecho.

4. Si tenemos interés y esperanza en salvar la relación, hay que hablar del problema. Esto será más fácil si es un celoso poco agresivo, que nunca nos ha maltratado físicamente. Así hay más probabilidades de que acoja positivamente una conversación acerca de su enfermedad. Entonces, conviene hablarle de ella sin contemplar la posibilidad de dejar la relación, cosa que no debe sospechar. Se trata de hacerle comprender lo mucho que sufrimos por verle sufrir tanto por ese trastorno, hablarle de cómo funcionan los celos para que se sienta identificado y pedirle que por el bien de los dos, acepte ir a un psicólogo. Que sabemos que él solo no puede cambiar y que necesita ayuda. Que sólo de ese modo podrán ser más felices y llevar una relación normal sin desconfianzas ni inseguridades que duelen a los dos. Y que tenemos interés en que reciba esa ayuda porque le queremos y queremos ser felices con él toda la vida, cosa que con sus celos es imposible. Nunca enfocarlo como un reproche o una amenaza, sino como una necesidad para ser más felices juntos. Si la primera vez no nos hace caso, NUNCA recordárselo de nuevo cuando esté en crisis. Hay que esperar otra vez a que se le pase la crisis para hablarlo de nuevo. La segunda vez debemos ser más insistentes, pero siempre con el mismo tono suplicante, preocupado, esperanzado y cariñoso, hablándole sobre los celos y cómo su actitud se ajusta a la de un celoso patológico y los riesgos que conlleva esa enfermedad, que él mismo no puede controlar y que le provoca las paranoias tan desagradables por las que sufre tanto. Si nos escucha y accede a que concertemos una cita con un psicólogo, primero debemos visitar nosotros a ese psicólogo y explicarle que son los celos patológicos el problema de nuestra pareja, y no otro, para que así, cuando nuestra pareja llegue y trate de justificarse con otras historias, el psicólogo sepa cómo reconducir el diagnóstico y la terapia. Con esto, quizá podemos aguantar un tiempo hasta comprobar que realmente se dé alguna mejora y nuestra pareja se muestre dispuesta a continuar con la terapia. Sería positivo que en algunas de las citas con el psicólogo, nosotros estemos presentes y así debemos proponérselo al especialista: Principalmente en los días de la cita en que nuestra pareja esté en crisis y se resista a acudir. En esos casos, le inquietará dejarnos a solas y preferirá no ir al psicólogo para no perdernos de vista o tratar de recabar pistas que le confirmen sus sospechas. Por eso es bueno que esos días, acudamos con él al psicólogo y que éste observe e investigue cómo se comporta el enfermo respecto a nosotros en ese momento. Si se consigue mantener esta dinámica de forma más o menos constante durante un año, ya es un buen síntoma. Pero, aunque muestre mejoras visibles, una terapia contra los celos no puede tener un efecto permanente para siempre, si se ha aplicado durante un año. Al tratarse de un trastorno generado en lo más profundo del inconsciente, una terapia eficaz no puede aplicarse durante un periodo inferior a 5 años. Por sus características, requiere de algunos métodos del psicoanálisis y éstos son lentos en sus resultados pero bastante seguros. Por tanto, desconfiemos de un psicólogo que nos asegure que en 1 año puede curar los celos patológicos. Eso es magia y la magia no existe. Sin embargo, si la terapia es larga y el especialista la toma en serio, si además se da el caso de que el afectado tiene verdadero interés en curarse, él mismo podría dar pie a la investigación de nuevas terapias más cortas o más eficaces, dado que este es un problema poco investigado en cuanto a soluciones se refiere. Confiemos por tanto en las posibilidades de la investigación psicológica y pidamos a los especialistas que no se ciñan exclusivamente a sus manuales, sino que investiguen, dado que hacen falta nuevas propuestas y gente con iniciativa tanto en el lado de los afectados, como en el lado médico, para desarrollarlas. Pues bien, si se da todo esto... cabe confiar que podemos llegar a llevar una relación normal con nuestra pareja y aspirar a ser muy felices juntos.

5. Generalmente, tanto el amor de un celoso agresivo, como el amor de su pareja víctima, son reales y tienen un fundamento sano y bueno. Lo que desvirtúa este amor son los celos que, cuando se padecen en grado de patología, imposibilitan una relación normal y la hacen peligrosa, incluso, para la supervivencia de ambos. Por lo tanto, nadie tiene el porqué estar llamado asumir un riesgo tal. Pues ni el amor más grande es capaz de curar a un celoso. De ahí que contemplemos también que, con la desolación que supone abandonar a quien amas, llegan extremos en que debemos cargar con nuestro amor y la autoestima que nos quede y escapar de esta relación tan destructiva. Para salvaguardar nuestra integridad psicológica y física y, probablemente, también la de nuestra pareja celosa, a veces conviene alejarnos de ella lo más posible, ya que ella (como nosotros) sufre mucho durante y después de sus crisis de celos, pero si nos hace un daño físico irreversible, el celoso también tiende a causárselo a sí mismo. Por lo tanto, el riesgo de esta relación es para ambos y la decisión de dejarla será, a la larga, también buena para ambos, si el celoso se sobrepone a ella. Sin embargo, esto no se debe hacer de cualquier modo y en cualquier momento, ya que éste es el paso más crítico y arriesgado en el trato con un celoso patológico.
He aquí, pues, los pasos a seguir para terminar, sanos y salvos, la relación con un celoso:
- En primer lugar, la persona sana, que es la que generalmente decide terminar la relación, debe asumir que va a ser difícil y muy doloroso para ambos y que ha de enfrentarse con valentía, frialdad y seguridad a ese trago.
- MUY IMPORTANTE: Nunca abandonar al celoso en el momento en que está en crisis. Nunca hacerlo en plena discusión o inmediatamente después de ella. Ese momento hay que pasarlo como antes hemos aconsejado: negando las sospechas de que nos acusa, evitando su curiosidad morbosa sobre nuestro pasado, asegurándole nuestro amor... (recuerda que no tienes porqué estar mintiendo en este punto, ya que seguramente le amas de verdad, pero dentro de ti sabes que debes dejarle porque su enfermedad hace imposible la convivencia, pero no puedes decírselo en ese momento, sino simplemente mantenerte firme en la sinceridad de tu amor).
- Esperar a que lleguen días de calma, cuando el celoso es el hombre encantador del que nos enamoramos, cuando se muestra cariñoso y comprensivo, cuando está tranquilo, cuando no le inquieta demasiado lo que hacemos o dejamos de hacer, justo cuando no desearíamos dejarle... Ése, precisamente, es el momento de hacerlo.
- Si estamos ante un celoso agresivo y convivimos con él, lo que puede salvarnos, aunque resulte una decisión muy traumática para nosotros, es alejarnos de la forma más sutil posible. Aprovechando una visita al médico, que vamos al trabajo, que vamos a comprar, etc. Ha de ser en una de esas salidas que nuestra pareja nos permite sin inquietarse demasiado. Por lo tanto, no podemos proponernos hacerlo un día concreto que nos venga bien o que deseemos hacerlo. Ha de ser ese día casual que nada hace sospechar nuestro plan. Y simplemente con el bolso y la ropa que llevamos puesta, irnos, a ser posible... lejos, a otra provincia, a otro país, donde alguna amistad o familiar pueda acogernos y donde unos Servicios Sociales o Casas de Acogida puedan ayudarnos a empezar de cero durante una temporada. El celoso patológico agresivo intentará buscarnos, llamar nuestra atención de algún modo, hacernos daño o hacérselo a nuestros seres queridos. Todo esto debemos preverlo. Cuando pase un tiempo, quizá un año, incluso dos, sin establecer ninguna clase de contacto con él, si no se ha suicidado, quizá haya rehecho su vida y nosotros podamos volver. Tratemos de averiguarlo por otras personas antes de hacerlo. Y si volvemos, nunca aproximarnos a él ni esperar que en un encuentro fortuito se alegre de vernos. Si tenemos la mala suerte de que no ha rehecho su vida y nos encontramos con él en un momento de crisis, el celoso puede atacarnos. Por lo tanto, mejor evitar exponerse al peligro de un encuentro casual.
- Somos conscientes de lo que esta situación significa: sumir a la pareja de un celoso en el injusto calvario de vivir como una nómada o una fugitiva. Sin embargo, un celoso patológico no es un enfermo cualquiera, es un enfermo con predisposición involuntaria e imprevisible a cometer un crimen. Decimos involuntaria porque, en principio, sin crisis, el celoso no desea matar a nadie. El problema es que en crisis, pierde el contacto con la realidad y a la vez su criterio de castigar lo malo pierde toda medida, razón y proporción. En ese momento, desea matar y su cabeza enferma convierte la paranoia de la infidelidad de la que se cree víctima, como una falta digna de una pena de muerte inapelable. Por lo tanto, si el principal objetivo de todas las instituciones es reducir el número de muertes, no debemos caer en la ingenuidad de pensar que con una orden de alejamiento basta para que el celoso en crisis no cumpla con la ejecución del castigo que le ordena su criterio enfermo, pues esa se convertirá en su principal obsesión y no cejará hasta consumarla. Y ocurre, por otro lado, que si el celoso no tiene antecedentes, si no hay denuncias, si no hay sospechas visibles... igualmente es un peligro potencial, por la naturaleza de este trastorno. Así que estas recomendaciones que hacemos, no son gratuitas ni infundadas. El maltratador, en un 90% de los casos, es un celoso patológico agresivo, y hay que dar buena cuenta a la población del comportamiento imprevisible de esta enfermedad y de cómo hay que actuar ante ella. Por eso, si de salvar vidas se trata, no podemos más que recomendar que la persona que ha mantenido una relación intensa con un celoso y desee terminarla, huya cual fugitiva. Pues tal y como están las leyes y vistos los pocos recursos que tiene la justicia para garantizar la seguridad de una víctima potencial, por el momento no hay otra salida. Y esto hemos de asumirlo con responsabilidad y madurez, pues una cosa es la teoría y otra la práctica, pero la vida humana forma parte del lado práctico y no debe exponerse a la ingenuidad de pensar que las leyes son infranqueables.

Teniendo en cuenta todo esto, concluimos reflexionando que a un amigo o amiga, nosotros le recomendaríamos que ante el primer síntoma de celos de nuestra pareja, saliéramos corriendo de esa relación. De este modo, no habría peligro alguno. Pero los celosos no dejan de tener un lado sano y bueno con el que desarrollan aptitudes de seducción tan eficaces como cualquiera. Sabemos, así mismo, que los celosos, en su lado bueno, son personas dignas de ser amadas y tienen cualidades indiscutibles para aportar muchísimo bien a la sociedad. Sin embargo, esta sociedad peca de ingenuidad ante el fenómeno de los celos y se muestra muy mal preparada para enfrentarse eficazmente a esta sutil epidemia psicológica. Por tanto, tenemos a estos enfermos totalmente abandonados a los vaivenes y antojos de su trastorno, y al mismo tiempo tenemos al resto de la sociedad desinformada para prevenirse de él. Por consiguiente, se busca informar y prevenir a la sociedad de los peligros de esta enfermedad, para evitar así tantas muertes, tanto de víctimas de celosos, como de celosos que se suicidan.

jueves, 20 de noviembre de 2008

RELAJACION PROGRESIVA

www.psicologosperu.com

Esta técnica, desarrollada originalmente por Jacobson en 1929, es una de las más utilizadas en terapia de conducta, orientada a alcanzar niveles profundos de relajación muscular. Para ello, se enseña al sujeto a identificar el nivel de tensión muscular que experimenta en las distintas partes de su cuerpo a través de ejercicios de tensión y relajación. Posteriormente la persona podrá poner en marcha estas habilidades, una vez que haya identificado la tensión en alguna zona de su cuerpo.

Para el entrenamiento en relajación progresiva se requiere que se sigan una serie de consideraciones:

· El entrenamiento en relajación debe llevarse a cabo en una habitación silenciosa y en penumbra, con temperatura agradable.

· El paciente utilizará un sillón reclinable y acolchado, para poder colocarse completamente apoyado sobre él.

· El sujeto debe llevar ropa cómoda y suelta. Antes de la sesión, es conveniente que se quiten los lentes de contacto, zapatos, relojes o cualquier otro objeto para reducir estimulaciones extrañas y permitir la libertad de movimientos.

· Es importante evitar las interrupciones una vez iniciados los ejercicios de relajación (timbre de teléfono, entrada de otras personas, visita previa al aseo, comentarios del cliente, etc.).

Para la práctica de la relajación se pueden adoptar diferentes posiciones:

a) La postura idónea para iniciar el entrenamiento en relajación es la siguiente: sentado cómodamente en un sillón que permita apoyar la cabeza, contada la espalda descansando sobre el respaldo. Los pies se deberán reposar sobre el suelo sin hacer ningún tipo de esfuerzo. Los brazos pueden estar apoyados sobre los muslos con las palmas de la mano hacia abajo o bien sobre el reposabrazos.

b) La postura de tumbado debe llevarse a cabo sobre una superficie dura que permita apoyar completamente todo el cuerpo y con la cabeza ligeramente elevada para que el cuello no permanezca tenso.

c) La postura del cochero, sentado en una silla y con el cuerpo un poco inclinado hacia delante, con la cabeza sobre el pecho y los brazos apoyados sobre las piernas.

PROCEDIMIENTO

Como ya se dijo anteriormente la relajación progresiva emplea ejercicios de tensión y relajación de una serie de músculos para conseguir la relajación completa del individuo. A continuación señalaremos los distintos grupos de músculos que son empleados para tensar:

1. Manos: se aprietan los puños.
2. Antebrazo: se doblan los brazos por el codo y se aprieta el antebrazo contra el brazo.
3. Brazo: se ponen los brazos rectos, con las manos sueltas, estirándolas hacia delante.
4. Hombros: se alzan los hombros hacia arriba.
5. Parte posterior del cuello: se aprieta la barbilla contra el pecho.
6. Nuca: se aprieta la nuca contra el sillón donde tenemos apoyada la cabeza.
7. Frente: se alzan las cejas hacia arriba arrugando la frente..
8. Ojos: se aprietan los párpados.
9. Boca: se abre la boca tanto como se pueda. Luego se aprietan los labios.
10. Mandíbulas: se aprietan las mandíbulas.
11. Lengua y parte interior del cuello: se aprieta la punta de la lengua sobre la parete superior del paladar, donde se junta con los dientes superiores.
12. Pecho: se toma aire por la nariz, se mantiene en el pecho y se echa lentamente por la boca.
13. abdomen: se empujan hacia adelante los músculos abdominales.
14. Nalgas: se empujan hacia delante las nalgas junto con las caderas.
15. Muslos: se extienden las piernas, se levantan y se estiran hacia fuera.
16. Pantorrillas: se extienden las piernas hacia fuera, con los dedos de los pies apuntando recto.
17. Pies: se curvan los dedos de los pies hacia abajo y luego se estiran hacia arriba.

Cada grupo de músculos se tensa (durante unos 10 segundos) y luego se relaja. Se vuelve a tensar otra vez y vuelve a relajarse, induciendo a partir de ese momento sensaciones de relajación cada vez más intensas. Palabras que pueden ayudar para crear sensaciones de relajación son: aflojar, distender, relajar, soltar, suavizar, alisar, calmar, flácido, ligero, blando, pesado, sereno, hundirse, etc. Cuando todo el cuerpo está relajado se puede inducir una imagen relajante, agradable para el sujeto, que sirva para profundizar aún más en el estado de relajación.

www.psicologosperu.com

miércoles, 19 de noviembre de 2008

10 SECRETOS ROMANTICOS PARA MEJORAR SU RELACION

http://www.psicologosperu.com/

Secreto # 1.
Mantener viva la llama del amor en una pareja requiere trabajo y comunicación. Si usted siente que se ha desenamorado, dese un tiempo para enumerar los motivos por los que considera que ya no ama a su pareja, luego decida si esos motivos realmente impedirán que su amor resurja.
Luego, haga una lista de las cosas que le atraían de su cónyuge, las cosas que amaba de él (o ella). Esos aspectos aún permanecen allí; solo necesitan ser redescubiertos.
Si usted se encuentra en un matrimonio sin amor, no tiene por qué mantenerlo así.
Busque las formas de hacer más fácil la vida de su pareja y demuéstrele su amor.
Su matrimonio debe valer el esfuerzo de reavivar el amor que tenían antes. A medida que usted se vaya esforzando, crecerá tanto como persona y como cónyuge.
__________________________________________
Secreto # 2.
El romance es más que solo una cena a la luz de unas velas. Se trata de buscar oportunidades para consentir y engreír a su cónyuge.
Como ejemplos de consentir podría ser: dejar que su cónyuge duerma hasta tarde mientras usted se encarga de despertar a los niños o hacer que se siente y relaje mientras usted se encarga de lavar los platos.
Al consentir puede incluir comentarios como: “todo sea por mi cariñito”, etc. No vendría mal incluir un abrazo o un beso a dicho comentario.
__________________________________________
Secreto # 3.
¿Recuerda cuando solían tener amenas charlas? No acerca de a quién le toca sacar la basura o pagar las cuentas, sino simplemente conversar para estar juntos.
La mayoría de parejas ya no conversa a menos que tengan algo que comunicar, tomar una decisión o llevar a cabo alguna tarea. Sin embargo, lo más importante acerca de hablar el uno al otro no es comunicarse; es conectarse. Se trata de entablar una conversación personal de 60 segundos con su cónyuge acerca de algo no logístico.
__________________________________________
Secreto # 4.
Toque a su cónyuge de manera amorosa por lo menos 3 veces al día.
No se trata de estimulación erótica; se trata puramente de conectarse en ese momento de contacto. Cuando cualquiera de los dos vaya a salir de la casa o retornar a ella, déle a su cónyuge algo más que un rápido besito. Déle un beso que le ayude a sentir su amor mientras usted esté ausente o que le muestre que usted está contento de que haya regresado.
__________________________________________
Secreto # 5.
Incluso cuando ambos tengan horarios muy ocupados y quizás sientan que no tienen suficiente tiempo para hacer lo básico cada día, dense un tiempo para la intimidad. El sexo es una necesidad humana básica que requiere prioridad sobre otras cosas. Si usted tiene un matrimonio sin sexo, pueden surgir sentimientos de despreocupación o de que lo da por sentado. Si usted fija esto como una prioridad, las demás cosas en su vida vendrán naturalmente a medida que se fortalece su matrimonio.
__________________________________________
Secreto # 6.
Es difícil tener un matrimonio exitoso y experimentar el verdadero amor sin pasar al menos una noche a la semana juntos sin distracciones familiares y laborales. Diviértanse saliendo a cenar, experimenten fijando citas entre ambos que no resulten costosas y sin ningún motivo en particular.
Experimenten y descubran cosas divertidas que pueden realizar juntos.
Lleven un juego de mesa a un Starbucks, hagan deportes de aventura, vayan a un parque de diversiones o hagan un picnic en el campo. Cualquier cosa que decidan hacer, háganlo concentrándose en ustedes. Las salidas a cenar no son para hablar acerca de lo que usted hace; sino acerca de usted mismo(a). A propósito, una verdadera salida a cenar incluirá actividades en las cuales se mirarán entre sí, y no a otra cosa.
Por lo tanto, si ustedes son fanáticos del cine, una cena antes o un postre después les proporcionará ese tiempo de mirarse a la cara que constituye una verdadera cita nocturna.
__________________________________________
Secreto # 7.
Además de salir a cenar una vez a la semana, también podría planificar retiros románticos. Los retiros podrían durar como mínimo 2 noches y 3 días para que puedan compenetrarse más plenamente entre sí.
De vez en cuando, planeen un retiro semanal inesperado. No tiene que ser caro ni complicado, aunque a veces eso puede ser divertido también. Podría ser algo tan simple como un picnic en el campo en una localidad cercana y quedarse a pasar la noche para explorar el centro del pueblo al día siguiente.
La idea es pasar tiempo de calidad juntos en el que no tengan que preocuparse por los hijos, el trabajo o las cosas de la casa. Podrán ocuparse de las necesidades mutuas.
__________________________________________
Secreto # 8.
Algo divertido que puede hacer por su amado(a) consiste en escribirle una carta de amor. Es más fácil escribir una carta de amor cuando se encuentra en buena disposición así que téngalo en mente la próxima vez que haya tenido un magnífico día y desee hacer algo especial por su cónyuge.
También podría considerar comprar la banda sonora de una película que a ambos les haya gustado. Constituye un formidable regalo sorpresa y puede llevarlo más allá escogiendo una canción que le haga recordar a su cónyuge y mencionarle los motivos positivos por los que dicha canción le hace recordar a su cónyuge.
__________________________________________
Secreto # 9.
Ser sensible y atento no requiere demasiado trabajo; solo requiere ser creativo. Sea ingenioso en cuanto a ideas para regalos de cumpleaños, feriados y aniversarios, además de regalos sorpresa sin ningún motivo en particular. No sólo resulta divertido el hallar el regalo perfecto que usted sabe que su cónyuge apreciará, sino también el ver la alegría que usted le producirá cuando abra aquel regalo que le tomó tiempo y esfuerzo hallar.
__________________________________________
Secreto # 10.
El contacto humano es una parte vital para que permanezcamos saludables, por lo tanto, además de tomarse de las manos, abrazarse y tocarse, ofrezca masajes de pies, hombros y cuerpo completo a su cónyuge. Usted se sorprenderá de los beneficios que esto puede tener en su relación. El masaje relajante de esta noche puede significar una sorprendente intimidad el día de mañana.

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 17 de noviembre de 2008

SOLTEROS DEL SIGLO XXI

Por Jennifer Llanos

http://www.psicologosperu.com/

Todos hemos estado, estamos o estaremos solteros(as) en algún momento de nuestra vida. Y esto nos ocurrirá cada vez con mayor frecuencia, según los especialistas. Hay quienes dicen que la culpa es de las mujeres porque se han vuelto más egoístas y ambiciosas; otros responsabilizan de esta nueva realidad a los hombres que seguirían buscando en cada chica la mirada constante, la palabra precisa, la cocina perfecta de su madre.

Como sea, el hecho es que nos encontramos en la mejor época para estar soltero o soltera. Por ejemplo, después de un buen rato de no ver el filón de oro que se escurría delante de sus narices, publicistas y comerciantes empiezan a tratar a los solteros como lo que son: el público que más invierte en cuidados personales, capacitación profesional, actualización académica, viajes de placer y cultura en general. Dado que la vida social de un célibe suele ser más intensa que la de un casado -los solteros de entre 20 y 39 años frecuentan un promedio de 12 personas a la semana mientras que los otros solo 9.6-, el presupuesto que destinan a salir y divertirse también es bastante más significativo (las solteras van al cine 3 veces más que las casadas). Y si bien todavía sale más a cuenta comprar un paquete turístico para 2 personas que para una sola, cada vez hay más gente que se anima a irse de vacaciones sin compañía y las mesas de a uno ya no despiertan cuchicheos entre los mozos.

Esta más influyente especie que cada día se desplaza con más aplomo sobre la faz del planeta no solo ha dado pie a toda una rama editorial sino que además está resultando mucho más interesante y vendedora que nosotros, los humildes y rutinarios -pero felizmente- casados. Así, desde España, Juan Antonio Bernard ("Psicología del Soltero: Entre el Mito y la Realidad") ha dividido a los solteros en 2 grandes familias (formadas por 22 categorías en total): los que disfrutan plenamente su estado civil y lo toman como una etapa enriquecedora, y aquellos que lo padecen como un lastre. Entre los primeros tenemos-vaya usted ubicándose donde mejor le acomode- a los egoístas, los neocélibes (personas muy calificadas, seguras de sí mismas que no sienten la obsesión de encontrar el alma gemela ni de fundar una familia), los libertinos, los solidarios (se involucran en causas humanitarias o religiosas) y otros. En el segundo grupo encontramos a los refractarios al compromiso, los calentadores, los rencorosos, los nostálgicos y siguen firmas.

Como vemos, los solteros del siglo XXI pueden ser muchas cosas, pero si hay algo que definitivamente han dejado de ser es una mancha de marginales ansiosos de redimirse a través del altar. Ya no tienen necesidad de justificarse, de caer simpáticos ni de ensayar actitudes reinvindicativas. Esos seres desesperados que se aferraban al cuello de lo primero que encontraban solo para evitarse la ignominia de ir al cine sin pareja han pasado a mejor vida.

Considerado hasta hace poco como una etapa de evolución cerebral y emotiva previa a la de "sentar cabeza"-como balbucear antes de hablar-, el celibato actualmente goza de todas las credenciales para considerarse un estatus no solo respetable sino también deseable. De mantenerse la tendencia, lo cual es casi seguro, quizás podamos ver el día en que los periodos de vida de a 2 sean solo paréntesis eventuales en la cada vez más prolongada vida de a uno.

Uno de los principales efectos colaterales de esta novedosa configuración es la lenta pero bien merecida extinción de la solterona (de paso, también entra en cuenta regresiva el testarudo mito del soltero maduro y sus gustos oscuros). Mientras que hace solo 2 décadas, una mujer de más de veintimuchos sin anillo al dedo constituía un lastimero espectáculo -la gran choteada de la eterna fiesta de prom que es el mundo-, las solteronas de hoy producen una ambivalencia que oscila entre la envidia y el cuestionamiento. ¿En verdad son muy exigentes, neuróticas y competitivas como queremos creer o acaso saben algo que las señoras ignoramos? ¿Ellas están solteras a su pesar o nosotras estamos emparejadas porque en fin? Diez años atrás hubiéramos respondido sin titubear, en cambio ahora lo más seguro es quién sabe.

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 16 de noviembre de 2008

COMO EVITAR QUE LOS JOVENES FUMEN


Por Philip Morris, EUA.

Los padres son la fuente más importante para prevenir el abuso de sustancias en los adolescentes, incluyendo el tabaco.

¿CORRE SU HIJO EL RIESGO DE FUMAR?

La respuesta rápida es “sí”, todo niño corre el peligro de fumar cigarrillos. Pero este cuestionario podría ayudarle a apreciar el riesgo que corre SU hijo:
1. ¿Se reúne su hijo con otros niños que fuman cigarrillos?
La tasa de fumadores entre niños que tienen tres o más amigos que fuman es 10 veces más alta que la tasa entre niños que reportan que ninguno de sus amigos fuma.
2. ¿Fuma usted o su cónyuge?
Estudios han encontrado que los niños que tienen un padre que fuma cigarrillos son por lo menos dos veces más propensos a fumar.
3. ¿Fuma alguno de los hermanos de su hijo?
Tener un hermano o hermana mayor que fuma triplica las probabilidades de que el niño fume.
4. ¿Tiene su hijo problemas en la escuela?
El cigarrillo ha sido ligado repetidamente a un pobre rendimiento académico.
5. ¿Tiene su hijo mucho tiempo libre sin supervisión después de la escuela?
Los estudiantes que se involucran en actividades después de clases, como los deportes o clubes, corren un riesgo menor de fumar con regularidad.
6. ¿Está deprimido su hijo?
Varios estudios han asociado el fumar cigarrillos con síntomas de depresión en los adolescentes.
7. ¿Es su hijo un adolescente?
Los niños entre los 11 y 15 años, del sexto al décimo grado, son los más vulnerables. Ésa es la etapa en que la mayoría de los chicos que fuman dicen haber probado su primer cigarrillo.

HABLE CON SUS HIJOS
MANTENGA ABIERTAS LAS LINEAS DE COMUNICACIÓN
Una conversación con sus hijos acerca de no fumar no es suficiente. Introduzca el tema mientras el niño sea todavía muy joven, en un lenguaje simple y con reglas claras.
A medida que su hijo crezca, repita el mensaje en términos con los que pueda relacionarse. He aquí algunas sugerencias para ayudarle a decidir qué decir, cuándo decirlo y cómo decirlo.
Aun si el fumar cigarrillos es un tema de discusión delicado para usted, es importante que
mantenga la calma y esté relajado cuando hable del tema con su hijo. No lo abrume con el tema.
Nada le cae peor a un adolescente o preadolescente que un sermón. No lo diga todo usted. Haga preguntas y escuche atentamente las respuestas de su hijo sin juzgar.

BUSQUE PUNTOS DE PARTIDA
Usted encontrará ideas sobre cómo iniciar una conversación acerca de no fumar, pero es posible que otras veces su hijo abra la puerta a una conversación franca. Esté al tanto de estas oportunidades. Si su hija le pide permiso para ir a una fiesta el viernes por la noche, hable de las situaciones que ella podría encontrar allí y cómo tratarlas. Si su hijo adolescente está hablando sobre las reglas que el entrenador de su escuela le ha puesto al equipo, hable sobre algunas de las razones de salud que justifican esas reglas.

LO QUE LE IMPORTA A SU HIJO
Usted conoce a su hijo mejor que nadie, de modo que está en una buena posición para saber cuáles mensajes acerca de no fumar tendrían un mayor efecto en él. He aquí algunos puntos que pudiera hacer sobre el cigarrillo. Por supuesto, usted querrá tratar estos temas en sus propias palabras, de acuerdo al nivel de comprensión de su hijo.

• Establezca claramente sus propios valores.
Puede que los niños menores respondan bien a reglas sencillas, como: “En esta familia no fumamos. No quiero que fumes y estaré decepcionado si lo haces.” A medida que su hija crezca, puede que ella se preocupe más por llevarse bien con sus amistades. Pero ella sigue escuchando con atención lo que usted dice, ¡aunque a veces no lo parezca!

• Concéntrese en las consecuencias a corto plazo.
Siendo ya adultos, sabemos que fumar conduce a enfermedades que amenazan la vida, tales como enfermedades del corazón, enfisema y cáncer del pulmón. Pero la mayoría de los
adolescentes no se preocupan por los riesgos a largo plazo. No se pueden imaginar lo que significa ser viejo o estar enfermo.
Asegúrese de concentrarse también en las consecuencias inmediatas de fumar, como el mal aliento, mal olor en la ropa, dientes amarillos o rendimiento pobre en deportes. Usted también
puede indicarles que incluso los niños que no fuman diariamente podrían reportar signos de
adicción.

• Hágales saber la realidad.
Preadolescentes y adolescentes tienden a sobrestimar el número de niños de su edad y mayores que se involucran en toda clase de comportamientos arriesgados, incluyendo fumar, usar drogas y beber alcohol.
Asegúrese de que su hijo sepa que la gran mayoría de los estudiantes de secundaria no fuman.

•Háblele sobre la presión de grupo.
Reconozca algunas de las situaciones difíciles que su hijo puede enfrentar y sugiera maneras positivas de lidiar con ellas.
Recuerde también que la presión positiva ejercida por los amigos puede ayudar a mantenerlo alejado del cigarrillo, el alcohol y otras drogas. Señale compañeros de clase y amigos a quienes ellos admiran, que no se involucran en tales comportamientos.

• ¡Enséñeles el valor del dinero!
Los niños se enorgullecen de lo que pueden hacer con el dinero que ganan. Calculen juntos cuánto costaría cada año fumar y cuántas horas tomaría ganar esa cantidad con un sueldo típico de adolescentes. Luego hable sobre qué otra cosa podrían hacer con ese dinero.

• Ponga las reglas.
Dígale a su hijo cuáles son las consecuencias de fumar en su casa y asegúrese de que se cumplan.

ENCUENTRE UN BUEN MOMENTO PARA HABLAR
A veces, las conversaciones más efectivas entre padre e hijo pueden ocurrir mientras los dos están haciendo otra cosa. Los niños tienden a sentirse más cómodos si no tienen que mirarlo directamente mientras hablan sobre temas importantes. He aquí algunos lugares y maneras de hablar sobre no fumar para que los niños puedan tomar las decisiones correctas.

Jugando al basquetbol. Éste es un buen momento para mencionar cómo el cigarrillo puede afectar la salud y habilidades atléticas de una persona.
Conduciendo. Los padres inteligentes a menudo han utilizado esta oportunidad de contar con un “público cautivo”. No se lance con un sermón. En cambio, pregúntele a su hija por sus opiniones.
De compras. Hable sobre el precio de una cajetilla de cigarrillos. Calcule cuánto le cuesta fumar a alguien por año. Luego hable sobre qué otra cosa pudiera él comprar con la misma cantidad de dinero.
Mirando la televisión. Pregúntese en voz alta por qué el director o escritor decidió que un personaje en particular fumara. Utilice esto para reafirmar su desaprobación de fumar cigarrillos.
Cenando fuera de casa. Solicite que los sienten en la sección de no fumadores y utilice esto como una oportunidad para hablar sobre no fumar.

También hay algunas cosas que puede hacer en familia que lo ayudarán a hablar con sus hijos sobre los temas de mayor y menor pertinencia.

Deje a su hijo que le enseñe algo nuevo a usted. Algunas palabras en un idioma extranjero que ella esté estudiando, o incluso cómo jugar un nuevo juego de computadora.
El contenido realmente no importa. Casi todos los niños se sienten orgullosos de poder enseñarle algo a usted, y esa alza en la confianza en sí mismos podría hacerlos sentir más cómodos para hablar de temas emocionales.

Cenen en familia. Durante este importante momento familiar, compartan lo que cada uno de ustedes ha estado haciendo durante el día. Es una manera para los niños de aprender cómo usted actúa con respecto a sus valores y creencias.

Adopte costumbres a la hora de dormir. Éstas no son sólo para niños pequeños.
Los preadolescentes y adolescentes a menudo se sienten más cómodos hablando de las cosas que les preocupan cuando usted les da las buenas noches.

SI SU HIJO YA FUMA
Si usted piensa (o sabe) que su adolescente o preadolescente está fumando, usted aún necesita hablar sobre sus valores, y de todas las razones para no fumar. La parte más difícil puede ser manejar sus sentimientos de enojo, desilusión o culpabilidad. Resista la tentación de castigarlo o avergonzarlo, y no le lance un sermón; su hijo probablemente lo pasará por alto y no le prestará atención justo cuando usted realmente necesita tener una conversación.
En su lugar, háblele sobre cosas que usted ha notado (amigos que fuman, la ropa con olor a cigarrillo). “Estoy preocupado de que estés pensando acerca de fumar, o que ya estés fumando cigarrillos.” Sin acusarlo, hable sobre situaciones, personas o sentimientos que lo podrían estar alentandolo a fumar. Describa sus preocupaciones: “Tú sabes lo que pienso acerca de fumar, y es muy fácil hacerte adicto a los cigarrillos.” Pregunte sobre algunos de los síntomas de la adicción al cigarrillo:

• ¿Alguna vez has tenido deseos muy fuertes de fumar, o sientes como si necesitaras un cigarrillo?
• ¿Tienes problemas para concentrare o te sientes irritado o ansioso cuando no puedes fumar?
• ¿Es difícil dejar de fumar cuando estás en el colegio u otros lugares en los que no deberías fumar?
• ¿Has tratado de dejar de fumar pero no has podido?

Y recuerde, fumar no es sólo un tema de disciplina, sino un problema médico. Aliente a su hija a hablar con su médico y a buscar fuentes locales que le puedan ayudar a dejar de fumar.
Pregúntele a ella si ha considerado dejar de fumar, y cuáles son sus preocupaciones.
Si ella contesta “no” a esas cuatro preguntas, o si no quiere hablar sobre el tema, recuérdele lo
importante que es esto para su vida futura y su salud y que usted planea seguir hablándole del
tema.

Cuente con un poco de rebelión
Finalmente, cuente con que su hijo se rebele de vez en cuando. Eso es parte de lo que es ser
adolescente. Si acepta formas más sanas de rebelión–quizás a través de la moda, cortes de pelo o música–puede que su hijo sienta menos necesidad de rebelarse fumando, bebiendo y abusando de drogas.

LA PRESION DEL GRUPO: cómo ayudarles a manejarla
Una de las tareas más difíciles de la niñez es aprender cómo resistir la presión social.
Como padre de un adolescente o preadolescente, eso es algo que usted ya sabe.


Usted probablemente ha notado que los amigos de sus hijos tienen cada vez más influencia sobre
sus preferencias diarias en cuanto a ropa, música y cómo pasar su tiempo libre. Sin embargo, de lo que usted quizás no se de cuenta, es que cuando se trata de temas tan importantes como sus
valores fundamentales y si deben fumar o no, los padres tienen más influencia que los amigos.
Puede que parezca que los adolescentes no le están escuchando. Quizá sienta que discuten todo con usted. Pero no se engañe, realmente están prestándole atención y observando lo que usted hace a medida que ellos tratan de buscar su lugar en el mundo.
Los desafíos a los que se exponen los adolescentes vienen de muchas direcciones: un reto a hurtar un paquete de chicle, un reto a probar un cigarrillo, presión a tener relaciones sexuales.
La presión se ejerce en ambos sentidos
“A veces, cuando salgo con mis amigos o estoy en una fiesta, alguien hace algo como encender un cigarrillo o pasar alcohol a escondidas”, dice Carlos, un estudiante de secundaria.
“Básicamente creo que es bien estúpido, pero parece que cada año, más y más gente que conozco está haciendo cosas así.”
“Mis padres están realmente en contra de eso, y si te pillan, te botan de actividades, y eso es
demasiado importante para mí”, dice Carlos.
Recuerde que la presión ejercida por los amigos funciona en ambos sentidos. Puede llevar tanto a buenas decisiones como a malas. “Cuando yo veo a un niño fumando, pierdo el respeto por él”, dice Emma, una adolescente. “No sólo se hace daño a sí mismo, sino que también les hace daño a las personas a su alrededor.”
La resistencia a la presión de grupo puede aprenderse practicando cómo responder a las muchas situaciones a las que los niños hacen frente cada día.

ENSEÑELES TECNICAS DE RESPUESTA

• Reconozca que simplemente decirles a los niños “di que no” probablemente no funcione. Enfóquese en darles a sus hijos la confianza y las habilidades sociales que necesitan para poder resistir la presión social sin arruinar una amistad.

• Escuche a sus adolescentes, aunque esté en desacuerdo con ellos. Si desprecia sus opiniones o descarta sus problemas, ellos dejarán de hablar con usted. En cambio, reconozca sus sentimientos y ayúdelos a pensar en las diferentes formas en que pudieran responder.

• Prepare a los adolescentes para que puedan enfrentarse a las presiones, conversando sobre los tipos de situaciones difíciles que puedan afrontar en el futuro. Hacer un juego de papeles puede ser útil en este caso. Hágales preguntas a sus hijos como “¿Qué dirías si tu mejor amigo te ofreciera un cigarrillo?” o “¿Cómo puedes evitar subirte a un vehículo con alguien que ha estado bebiendo?” Practicar cosas específicas para decir o hacer si ellos están animados a fumar puede incrementar su autoestima.

• Adviértales a sus hijos que podrían enfrentar situaciones difíciles. Ellos no quieren arriesgarse a destruir una amistad o parecer tonto o “uncool”. También puede que tengan preocupaciones prácticas como, por ejemplo, cómo pueden llegar a casa cuandola persona que conduce ha estado bebiendo.

• Anime a sus hijos a que se involucren en actividades después de clases en las cuales puedan practicar sus habilidades sociales y quizás encontrar a más amigos que no fuman.

Desafortunadamente, muchas de las presiones sociales que nuestros hijos enfrentan no son buenas. Debemos prever que ellos tomaran algunas malas decisiones. Eso es normal. Pero recuerde, los niños a menudo aprenden más recuperándose de sus errores sociales y analizando lo que han hecho mal, que tomando la decisión correcta la primera vez.

SI USTED FUMA, QUE DEBERIA DECIR
Si usted fuma, puede que se sienta incómodo al entablar una conversación sobre este tema con sus hijos. No deje que esto lo detenga.
Los niños cuyos padres fuman tienen más probabilidades de ser fumadores que aquellos niños cuyos padres no fuman. Pero la investigación muestra que los niños cuyos padres dejan de fumar son casi un tercio menos propensos a fumar. Y los niños cuyos padres les hablan con regularidad acerca de no fumar son menos propensos a fumar, incluso si sus padres fuman. Así que es crucial que hable sobre el tema con claridad, abiertamente y a menudo con sus preadolescentes y adolescentes.

Si usted fuma, aquí encontrará algunas formas buenas de iniciar una conversación con su preadolescente o adolescente:

“Yo fumo, pero luego te digo a ti que no lo hagas. ¿Eso te parece inconsistente?”
Es un mito que usted no pueda hablar francamente con su adolescente sobre el cigarrillo simplemente porque usted fuma. Explíquele por qué no quiere que consuma cigarrillos. Háblele de por qué usted comenzó a fumar y que usted quiere que él tenga una vida saludable. No tenga miedo de admitir si usted desearía nunca haber comenzado a fumar. Su hijo respetará su honestidad.

“He notado últimamente que no te has quejado de que yo esté fumando. ¿Por qué no lo has
hecho?”

A menudo, los niños pequeños que se quejaban sobre el fumar de sus padres, crecen y se convierten en adolescentes que callan sobre el asunto. Eso no significa que ellos no probarán el
cigarrillo. Factores tales como la presión de grupo y la accesibilidad a los cigarrillos pueden llevarlos a que prueben el cigarrillo. Sólo porque han dejado de hablar sobre el tema no significa que usted deba hacerlo también.

¿Ha explicado las consecuencias de romper las reglas?
Las reglas no tienen mucho peso si el romperlas no trae consecuencias, y si el seguirlas no trae recompensas. Explique detalladamente las consecuencias. Luego, no vacile en imponerlas si es necesario.

sábado, 15 de noviembre de 2008

ABRAZOTERAPIA




La teoría establece que el contacto físico no sólo es agradable. ¡Es necesario! La investigación científica apoya la teoría de que la estimulación mediante contacto físico es absolutamente necesaria para nuestro bienestar físico y emocional.

El contacto físico terapéutico, reconocido como una herramienta esencial para la curación, actualmente forma parte de la capacitación del personal de enfermería en varios centros médicos de importancia. El contacto físico se utiliza para ayudar a aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad, para reforzar la voluntad de vivir de un paciente, y ayudar a los bebés prematuros que se han visto privados de contacto físico en sus incubadoras a crecer y prosperar.


RESULTADOS DE EXPERIMENTOS CIENTIFICOS

Diversos experimentos han demostrado que el contacto físico puede:

- Hacernos sentir mejor acerca de nosotros mismos y nuestro entorno
- Tener un efecto positivo en el desarrollo del niño y del cociente intelectual
- Provocar cambios fisiológicos medibles en la persona que abraza y en el abrazado

Recién estamos empezando a comprender el poder del contacto físico. Si bien hay muchas formas de establecer contacto físico, proponemos que los abrazos constituyen un contacto físico terapéutico muy especial que contribuye en gran medida a la curación y la salud.



EL PODER DE LOS ABRAZOS

Los abrazos logran muchas cosas que quizás usted nunca haya pensado:

- Hace sentir bien
- Disipa la soledad
- Hace superar el miedo
- Abre las puertas a los sentimientos
- Reafirma la autoestima (¡ella realmente quiere abrazarme!)
- Fomenta el altruismo (no puedo creerlo pero realmente deseo abrazar a ese anciano)
- Retrasa el envejecimiento (las personas que abrazan permanecen jóvenes por mayor tiempo)
- Ayuda a frenar el apetito (comemos menos cuando se nos alimenta de abrazos y cuando nuestros brazos están ocupados abrazando a otros)
- Alivia la tensión
- Lucha contra el insomnio
- Mantiene los músculos del hombro y de los brazos en buenas condiciones
- Proporciona ejercicio de estiramiento si usted es una persona baja
- Proporciona ejercicio de encorvamiento si usted es una persona alta
- Ofrece una alternativa saludable a la promiscuidad
- Ofrece una alternativa sana y segura ante el abuso de alcohol y otras drogas (¡los abrazos son mejores que las drogas!)
- Afirma el bienestar físico
- Es democrático (cualquiera es elegible para recibir un abrazo)

Más Ventajas de abrazar:

- Es ecológicamente seguro (no altera el medio ambiente)
- Es eficiencia energética (ahorra calor)
- Es portátil
- No requiere ningún equipo especial
- No exige escenarios especiales (un buen lugar para un abrazo es cualquier lugar desde una puerta de entrada hasta una sala de conferencias... desde la sala de una iglesia hasta un campo de fútbol)
- Hace que los días felices sean aun más felices
- Imparte sentimientos de pertenencia
- Llena los vacíos en nuestras vidas
- Sigue brindando beneficios incluso después de que el abrazo es dado


ABRAZAR ES SALUDABLE

Ayuda al sistema inmunológico del cuerpo, te mantiene más sano, cura la depresión, reduce el estrés, induce al sueño, es vigorizante, es rejuvenecedor, no tiene efectos secundarios desagradables, y abrazar es nada menos que un remedio milagroso.

Abrazar es natural. Es orgánico, naturalmente dulce, no contiene pesticidas, sin conservantes, sin ingredientes artificiales y 100 por ciento integral.

Abrazar es prácticamente perfecto. No hay piezas descartables, las pilas no se agotan, no hay exámenes periódicos, hay bajo consumo de energía y un alto rendimiento energético, es a prueba de inflaciones, no engorda, no hay pagos mensuales, no requiere contar con un seguro de vida, es a prueba de robos, está inafecto a impuestos, no es contaminante y, por supuesto , es totalmente retornable.



jueves, 6 de noviembre de 2008

¡NO QUIERO IR AL PSICOLOGO!

http://www.psicologosperu.com/

Lo ideal para que una intervención psicológica pueda tener un resultado satisfactorio es que la misma persona decida POR SU PROPIA VOLUNTAD acudir al psicólogo, sin sentirse presionada u obligada.

Algunas personas se niegan rotundamente a asistir a un consultorio psicológico por distintos motivos. Una pregunta usual de los pacientes es: "Doctor, ¿cómo hago para que mi esposo o mi hija vaya al psicólogo?".

A continuación, señalaré algunas ideas para intentar convencer o persuadir a una persona renuente a ir al psicólogo.
  • Que tenga en claro que los psicólogos no solamente tratamos a personas que tengan algún tipo de trastorno mental sino también a personas que desean mejorar, superar sus dificultades y tener una vida plena y satisfactoria
  • Los psicólogos no le diremos lo que tiene que hacer, sino que le orientaremos sobre diversas alternativas que por experiencia les ha funcionado a muchas personas.
  • Al final, la persona será la que decida cómo desea sentirse y cómo desea llevar su vida.
  • No hacerle sentir como que la persona tiene algo erróneo sino hacerle saber que todos alguna vez podemos requerir algún tipo de consejería, y si es especializada mejor. Incluso algunos psicólogos a veces necesitan recurrir a otro psicólogo para resolver sus conflictos.
  • Indicarle que si fuese necesario para mejorar la calidad de vida, usted también podría recurrir a consultoría especializada.
  • Hacerle ver que no pierde nada, que considere qué es lo peor que le podría suceder si asiste a una cita con el psicólogo y que le serviría como experiencia para poder opinar con base en alguna conversación o debate.
  • Vencer los pre-juicios sobre que el psicólogo se pondrá en su contra o que se trata de echarle la culpa a alguien. Los psicólogos no solemos juzgar a las personas ni buscar culpables sino encontrar las mejores alternativas de solución para que la persona libremente pueda optar por la que considere más conveniente para su caso específico.
  • Puede resultar contraproducente insistirle o forzarle a hacer algo de lo que la persona no está convencida. Por lo tanto, se recomienda persuadirla de que el objetivo principal es el bienestar de todos los integrantes de la familia, que se trata de mejorar su calidad de vida, la cual aparentemente no debe ser muy satisfactoria para dicha persona en la actualidad y, como todos, deseará gozar de una vida tranquila y plena.
  • Motivar a la persona haciéndole comprender que la situación actual aún está a tiempo de poder ser solucionada. De lo contrario, los conflictos podrán incrementarse y luego podría resultar más complicado resolverlos conllevando incluso a otros problemas.
  • Y muchos otros argumentos más que, quien conozca mejor a la persona, podrá idear.
http://www.psicologosperu.com/

martes, 4 de noviembre de 2008

BULLYING

http://www.psicologosperu.com/

ESTRATEGIAS DE VIDA DE JAY McGRAW PARA LIDIAR CON EL BULLYING

(GUIA PARA EDUCADORES)

Bullying = violencia, hostigamiento o acoso escolar.

Tipos de bullying:

1 . Amigo de doble cara: Alguien que actúa como un amigo y sin embargo te presiona a hacer tonterías.
2 . Muchacho creído: Alguien que actúa como si fuese mejor que tú.
3 . El bocón: Alguien que cuenta chismes acerca de ti.
4 . Bullies grupales: Utilizan la fuerza combinada del grupo para hacer que la pases mal. Son peligrosos debido a que suman fuerzas.
5 . Bullies femeninos: Les gusta quedarse sentadas y observar que los demás hagan el trabajo sucio. Pueden ser muy populares con frecuencia, pero no siempre.
6 . Bullying físico: Puede incluir golpes, patadas, empujones, mordeduras o jalar cabello.
7 . Bullying verbal: Cuando el bravucón emplea palabras para atacarte.
8 . Bullying de relaciones: Cuando los grupos sociales son bravucones y te presionan a hacer algo para meterte en problemas con los profesores, padres e incluso la policía.

VERDADERO (V) O FALSO (F)

1 . El bullying es simplemente una parte de ser niño. (F)
2 . En Estados Unidos, se ha reportado que uno de cada siete estudiantes ha sido hostigado en la escuela. (V)
3 . La afirmación que dice: “Los palos y las piedras podrán destrozar mis huesos pero las palabras nunca me lastimarán” es cierta. (F)
4 . El bullying puede realizarse sin necesidad de estar cerca de la persona hostigada. (V)
5 . El bullying verbal puede lastimar tanto como el bullying físico. (V)
6 . En la actualidad las chicas se ponen tan o más bravuconas que los chicos. (V)
7 . El bullying es un error involuntario que cometen los niños. (F)
8 . Los bravucones generalmente lastiman a los que consideran más débiles o diferentes. (V)
9 . Los bravucones prefieren hostigarte en privado y no en presencia de otros. (F)
10. Los bravucones atacan una y otra vez porque eso les hace sentirse mejor. (V)
11. El fastidiar es una forma de bullying. (V)
12. Los bravucones tratan de hacerte sentir pequeño e insignificante. (V)
13. Es culpa de la víctima si es hostigada. (F)
14. La forma como uno se comporta puede influir en la manera cómo los demás lo tratarán. (V)
15. Si te niegas a ayudar a detener el bullying, estás obrando igual de mal que el bravucón. (V)
16. Los padres pueden ser uno de los principales factores que contribuyen a la formación de un bravucón. (V)
17. Los niños bravucones siempre son malas personas. (F)
18. A un bravucón le puede agradar la persona a la que hostiga pero no es capaz de expresarse en la forma correcta. (V)
19. Informar a un profesor o padre sobre un acto de bullying es ser chismoso. (F)
20. Es mejor estar solo que tener un grupo de amigos diversificado. (F)
21. Es posible ser un bravucón y a la vez ser víctima de bullying. (V)
22. El autocontrol es una forma de poder. (V)

EJERCICIOS DE AUTOESTIMA

OBJETIVO: Ayudar a que los estudiantes aprendan estrategias para lidiar con situaciones de agresión escolar.

PLAN: Haga que los estudiantes realicen ejercicios de autoestima.

1. Practicar mirando directamente a la otra persona y establecer contacto visual.
2. Practicar mirarse frente al espejo y halagarse.
3. Escribir un ejemplo de lo que se podría decir a un bravucón y practicarlo frente a un espejo o con un compañero.

JUEGO DE ROLES

OBJETIVO: Esto permite que los estudiantes entiendan mejor lo que es la violencia escolar y proporciona estrategias para lidiar con situaciones de agresión escolar.

PLAN: Hacer que lo estudiantes actúen distintas situaciones de hostigamiento o acoso escolar. Proponer formas alternativas de lidiar con las situaciones dependiendo de cómo reaccione el compañero agresivo. Por ejemplo, si la actuación trata acerca de empujar a un estudiante en una fila, haga que la víctima fije su mirada en los ojos del agresor con rostro sereno y calmado y que le pida al hostigador en voz alta que pare de hacer lo que está haciendo. Si eso no funcionase, haga que la víctima le pida a un amigo que le ayude a pedirle al hostigador que se detenga. Si esas acciones no resultasen, intente pedir la ayuda del profesor.

CAMPAÑA DE BOTONES CONTRA LA VIOLENCIA

OBJETIVO: Los estudiantes diseñarán y crearán botones promoviendo la idea de “no a la violencia”.

PLAN: Debatir sobre formas de comunicar una idea empleando símbolos, ilustraciones y palabras. Utilizar dicho debate para explicar cómo expresar una idea utilizando la menor cantidad posible de imágenes, palabras y símbolos debido al tamaño del botón.
Proporcionar a cada estudiante o grupo de estudiantes un pedazo circular de papel en blanco de cinco centímetros de diámetro.
Hacer que los estudiantes diseñen sus botones de “no a la violencia”.
Recolectar los botones y mostrarlos para que todos los vean. Opinar sobre cada uno de los botones, explorando la facilidad de lectura, la claridad del mensaje y el adecuado uso del espacio. Si se topa con un botón poco apropiado, esa será una excelente oportunidad para debatir sobre la violencia escolar.
Decidir cuál botón es el mejor: ya sea mediante el voto de los estudiantes o haciendo que la administración y/o los profesores juzguen los botones.
Reproducir masivamente el botón ganador para su distribución: Fotocopiarlos, utilizar una máquina para fabricación de botones o imprimirlos sobre autoadhesivos o stickers circulares prefabricados
Para esta actividad se empleará el lenguaje estándar, incluyendo vocabulario en español formal e informal y debates utilizando reglas acordadas para fines de debatir. También se utilizará un caballete de arte para la reproducción del producto final.

Estas actividades han sido elaboradassegún las normas de la Asociación Internacional de Lectura (International Reading Association, IRA) y el Consejo Nacional de Profesores de Inglés (National Council of Teachers of English, NCTE) para que sean utilizadas por profesores y bibliotecarios.

Traducido por Psicólogo Luis Venegas Chalen.

http://www.psicologosperu.com/