miércoles, 21 de enero de 2009

EJERCICIOS AUTOIMPULSORES O MOTIVADORES


Son estrategias metodológicas de autoimpulso para ayudarnos a aumentar nuestra autoestima y quitar el miedo hablar en público y la timidez. La imaginación creadora, es la capacidad de innovar mediante el sometimiento de la inteligencia al servicio del talento creador, para descubrir formas nuevas, bellas, útiles. Vivimos en un mundo que cambia, que evoluciona muy rápidamente. Nosotros no podemos vivir estancados, estáticos... No podemos resignarnos a morir sin haber hecho algo útil. No nos podemos resignar a morir sin pena ni gloria. Tenemos que hacer más interesante, más atractiva nuestra vida, nuestro trabajo, nuestra comunidad. Una persona sin imaginación creadora no puede ser persona de influencia, no puede ser persona de influencia, no puede ser líder. Para desarrollar este talento, hemos de empezar por sentir el deseo de crear, de cambiar verdaderamente el estado de nuestras cosas, de innovar, de descubrir de inventar.

Esto quiere decir: TENEMOS QUE VIVIR EN UNA ACTITUD MENTAL POSITIVA (AMP), Es decir: vivir recordando que nuestros pensamientos forjan nuestro destino. Ver las cosas del lado bueno. Ver lo bueno de las personas y los acontecimientos.

Esto quiere decir también que hemos de liberar nuestra mente de la ACTITUD MENTAL NEGATIVA (AMN): liberarnos de prejuicios, de preocupaciones, de pesimismos, de estrechez de criterios. De todo lo que nos empequeñece.

Casi todo el mundo es capaz de manifestar talento creador, y podemos hablar de muchas ideas y proyectos; pero no todos hemos aprendido a aprovechar esas ideas y realizar esos proyectos. El pensamiento creador que no se pone por ideas y realizar esos proyectos. El pensamiento creador que no se pone por obra es un talento sepultado. Es un bien que dejó de existir.

Debemos exigirnos ideas concretas, trazarnos planos definidos. Si pasa mucho tiempo y no se os ocurre nada.. es porque nos estamos apolillando. Y esto nos debe preocupar. Es necesario leer, investigar, consultar.

Si solos nos podemos encontrar nuevos caminos para nuestro progreso y el de los demás, nos queda la investigación en grupo y el trabajo en equipo, formando por personas que se interesen en el mismo asunto o tienen los mismos ideales, o metas parecidas.

No nos asustamos de nuestras mejores ideas. No rechacemos las inspiraciones que nos parecen de primer momento como poco realizables. Esas son las ideas que han dado progreso al mundo. Son las que han llevado adelante a los hombres y mujeres que han triunfado en la vida.

Entusiasmo e ideal son la alegría de vivir. Pero sólo se puede gozar de la auténtica alegría cuando la vida es sana y limpia, ordenada y útil. Con una ACTITUD MENTAL POSITIVA, con entusiasmo (DIOS DENTRO), y con un ideal y una meta en la vida, llegamos a vivir con optimismo y camino al éxito.

Si somos constantes en cultivar pensamiento que nos elevan, actitudes de optimismo, si vamos hacia una meta que nos eleva, veremos en nuestra vida adelantos que nos van a sorprender. El entusiasmo no puede crecer y establecerse en mentes que están ocupadas por ideas malsanas, destructoras, negativas..

Que nuestra mente pase con frecuencia a pensar en beneficio de otras personas, en lugar de encerrarnos dentro de nosotros mismos. Así descubriremos una ley espiritual muy sutil, que la podemos enunciar así: “AL MISMO TIEMPO QUE NOSOTROS NOS DAMOS A LOS DEMÁS, NOS ENCONTRAMOS A NOSOTROS MISMOS”.
Preguntémonos sinceramente: ¿Hemos hecho algo en favor de alguien últimamente? ¿Cuándo? ¿Qué?

Autora: Lic. Gladys Benites Gonzáles