jueves, 5 de febrero de 2009

DUELO EN EMERGENCIAS Y DESASTRES

http://www.psicologosperu.com/

FASES DEL DUELO:
  1. Impacto de la pérdida y reacciones iniciales
  2. Toma de conciencia y respuesta afectiva
  3. Aislamiento
  4. Cicatrización
  5. Renovación del proyecto de vida
SOLUCIONES:

El abrazo es la mejor manera


La escucha para disminuir el sufrimiento humano


Acompañamiento básico


El tema espiritual calma, baja la ansiedad


Concentrarse en el familiar que está acompañando al difunto


EN CASOS DE DUELO MASIVO se realiza:

Acompañamiento a los familiares; y

Desmovilización a los equipos de voluntarios que intervienen


PREGUNTAS PARA DESMOVILIZACIÓN de los voluntarios:
  • qué es lo que piensas que ha sucedido
  • qué es lo que más te ha molestado
  • qué es lo que más te ha afectado

MANIFESTAR A LOS DESMOVILIZADORES:

¿Estás bien? ¿Estás seguro de seguir con esto? Ok, vamos. No estás solo; estamos contigo.


PROBLEMAS PSICOLOGICOS EN LOS NIÑOS DESPUES DE UN DESASTRE:
  • temor excesivo a la oscuridad, a la separación o a estar solo
  • apego excesivo a los padres, miedo a personas desconocidas
  • preocupación excesiva
  • conducta inmadura
  • poco deseo de ir a la escuela
  • cambios en los hábitos de cómo dormir
  • aumento de la conducta agresiva o timidez
  • mojar la cama, "chuparse" el dedo
  • pesadillas persistentes
  • dolores de cabeza u otros malestares físicos

COMO AYUDAR A SUS NIÑOS DESPUES DE UN DESASTRE:

Ocurrido un desastre, se observan cambios en el comportamiento de los niños, los cuales son reacciones normales que dependen de diversos factores, como la edad de niño. Se espera que las mismas duren poco tiempo. Algunas acciones que pueden ayudar a sus hijos a afrontar el estrés-trauma son:
  • abrace y acaricie a sus hijos
  • brinde información clara y concisa sobre el desastre
  • ayude a que los niños hablen acerca de sus sentimientos, sea honesto también en compartir los suyos
  • comparta más tiempo con ellos a la hora de acostarse
  • restablezca un itinerario para comidas, juegos, descanso y tareas
  • manténgalos ocupados con tareas que los haga sentirse útiles en ayudar a la familia a recuperarse del desastre
  • asegúrese que sus hijos sepan qué hacer si escuchan una alarma o sirenas de advertencia en su comunidad
  • reconozca y recompense el comportamiento responsable
  • entienda que los niños SUFREN la pérdida de juguetes, ropa y otros artículos favoritos, busque distracciones para ellos.
EL ABRAZO DE LA MARIPOSA:
Abrazo del amor a sí mismo, L. Artigas (1994)
Este método es tranquilizante, utilizado para ayudar al niño a autoadministrarse estimulación y para anclar emociones positivas, asociadas con imágenes guiadas, a fin de modular cualquier emoción perturbadora que aparezca y como ayuda para conciliar el sueño. Es aplicable en niños sobrevivientes de eventos traumáticos. Permite procesar información traumática primaria sobre un desastre reciente incluyendo la muerte de familiares cercanos. Otros clínicos lo han empleado como una forma de demostración de afecto sin tocar a las víctimas diciéndoles: "Por favor, date un abrazo de la mariposa por mí". Ayuda a prevenir los traumas.
Procedimiento: Indicar al niño: "Cruza los brazos sobre el pecho y con la punta de los dedos índice de cada mano toca el punto de unión de la clavícula con el hombro. Puedes tocarte el hombro o la parte alta del brazo. Mueve las manos alternadamente como si fuera el "aleteo de una mariposa"

Psicólogo Santiago Valero Alamo (OMS - OPS)

http://www.psicologosperu.com/