miércoles, 18 de febrero de 2009

LA ENTREVISTA DE TRABAJO

10 PREGUNTAS QUE NUNCA DEBE HACER EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO
por: Liz Ryan
www.psicologosperu.com
Usted sabe lo suficiente como para traer una lista de preguntas a una entrevista de trabajo. Cuando el entrevistador le dice: "¿Tiene alguna pregunta?", lo último que usted desea decir es "No." Sin embargo, esa podría ser la mejor opción si no encuentra las palabras adecuadas ya que algunas preguntas es mejor nunca hacerlas en una entrevista.
A continuación le presento 10 preguntas muy inadecuadas para una entrevista que usted nunca deberá formular, a menos que no desee quedarse con el trabajo:

1. "¿A qué se dedica su compañía?"
Esta era una pregunta razonable para una entrevista en los años 1950 o 1980, antes de la invención de Internet. En la actualidad, es su tarea investigar a toda compañía que lo va a entrevistar antes de poner un pie en sus puertas. Es necesario presentarse a una entrevista laboral conociendo a qué se dedica el empleador, quiénes son sus competidores y cuáles han sido sus novedosos logros o desafíos últimamente.
2. "¿Van a verificar las referencias?"
Resulta sorprendente la cantidad de candidatos laborales que preguntan esto, lo cual provoca alarma por parte del entrevistador, en vez de hacer una pregunta más general como: "¿Por favor podría informarme un poco acerca de su proceso de selección, luego de este punto qué sigue?". Muchas personas tienen problemas de credibilidad que les causa preocupación durante una búsqueda laboral, o no están seguros de cuán sólidas podrían ser sus referencias de un trabajo anterior. Si a usted le invitan para una segunda entrevista, entonces podrá sacar a colación cualquier tema sensible de su pasado. Preguntar "¿Van a verificar las referencias?" le hará parecer como una persona que oculta algo.
3. "¿Cuándo calificaré para un aumento?"
Las compañías temen pagarle poco a su personal así como temen pagarles de más, ya que una persona que gana poco en comparación con sus contrapartes en el mercado laboral es una persona con un pie en busca de oportunidades laborales en otro sitio. EN vez de preguntar por su primer aumento antes de que lo hayan contratado, puede preguntar (en una segunda entrevista) "¿Su organización acostumbra realizar una revisión salarial y de rendimiento anual?"
4. "¿Tiene otros puestos disponibles?"
Para buscar empleo se requiere pensar rápido acerca de hablar directamente, y si un trabajo está por debajo de sus capacidades, usted quedará mejor haciéndolo saber en vez de estar dando rodeos con esta pregunta. Usted no tiene por qué autoeliminarse; usted puede decir: "El trabajo suena interesante, pero a decir verdad yo estaba ganando 30% más y supervisando gente en mi anterior trabajo. ¿Podría ayudarme a entender el futuro profesional de esta función?" Esa será la clave para el entrevistador, si se diese el caso, para señalar alguna otra vacante laboral que pudiera haber.
5. "¿Cuándo podré solicitar mi transferencia a otro puesto?"
Cuando formula esta pregunta, lo que usted está transmitiendo es “a la primera oportunidad, me salgo de aquí". Si le gusta el empleo, tómelo. Si no es el empleo adecuado para usted, espere la oportunidad correcta. Casi todos los empleadores lo mantendrá en su puesto durante al menos un año antes de aprobar una transferencia interna, por lo tanto si usted está postulando a un trabajo para obtenerlo y luego cambiarse quizás no resulte de lo forma que usted esperaba.
6. "¿Puede indicarme las líneas de buses que pasan por su local?"
Averígüelo usted mismo. No es asunto de su empleador determinar el medio mediante el cual llegará a trabajar.
7. "¿Tienen espacios para fumadores?"
Si usted trabaja en ventas al por menor o en un centro de atención de llamadas, puede preguntar acerca de espacios para fumadores. Todos los demás, mejor quédense callados. Si su necesidad de fumar interfiere tanto en su vida laboral que siente la necesidad de preguntar eso, pídale a su mejor amigo o a su pareja que le ayude a dejar el cigarro como un regalo por haber obtenido su nuevo trabajo. Muchas compañías no permiten que se fume dentro de sus locales, y a algunas no les gusta contratar a fumadores para nada. ¿Por qué darle al empleador un motivo para que lo rechace?
8. "¿Su seguro cubre mi [enfermedad]?"
Esta es una pregunta errónea por dos razones. Usted no debe decirle a un perfecto extraño sus problemas médicos, especialmente a uno que decidirá si lo contratará o no. Cuando se le haya hecho una oferta, solicite ver una copia del informativo de beneficios de la compañía. También es una pregunta inadecuada según criterio; ningún jefe de sección y solo un pequeño porcentaje del personal de Relaciones Humanas se espera que conozca todas las enfermedades que están cubiertas por un determinado seguro de salud. De cualquier modo, su enfermedad pre-existente no será cubierta por la mayoría de seguros empresariales durante un año como mínimo.
9. "¿Realizan pruebas anti-drogas?"
Si usted tiene una objeción filosófica sobre las pruebas anti-drogas, espere hasta que le pidan que se someta a una prueba anti-drogas y comuníqueles su objeción. De lo contrario, su pregunta sonará como: "Yo no pasaré ninguna prueba anti-drogas", así que mejor no pregunte.
10. "Si me contratan, ¿puedo esperar hasta [3 semanas o más] para empezar a trabajar?"
Los empleadores esperan darle un pre-aviso con una anticipación de 2 semanas. Si no lo encuentran trabajando, querrán dárselo cuanto antes. Si usted solicita mucho tiempo de licencia antes de empezar a trabajar – a menos que tenga un muy buen motivo – el empleador puede pensar: "¿Qué tan serio es este candidato acerca de su trabajo?" En cualquier caso, una postergación de la fecha de inicio es algo que puede solicitar después de que ya tenga la oferta en la mano y no antes.