miércoles, 8 de abril de 2009

COMO PONER LIMITES A LOS HIJOS


A veces parece casi imposible, porque hoy ellos presionan y parecen saber lo que quieren.
Pero, ¿cómo poner límites sin levantar protesta?, ¿cómo hacerlo y que nos entiendan, que sepan lo que queremos?, ¿cómo hacerlo, manteniendo siempre relaciones cordiales?
Todo es posible. Lo mejor y más sencillo está en nuestra manos. Descubrir el procedimiento para poner límites sin temores, sin discusiones, sino con alegría y en paz, nos hará felices.
Y así lograremos éxito en la educación de nuestros hijos.
Ellos, que hasta pueden haber se convertido en una carga, serán ahora nuestro estímulo y una bendición para nuestras vidas.
Como vemos, poner límites a los hijos es de lo más sencillo.
Lo primero es que nunca nos pongamos nerviosos ni tensos. Si así fuera, estarían ganando ellos y nos manipularían.
Mejor: ejercitemos en el buen humor, en la paz y tranquilidad en toda situación. Solo tenemos que decidirnos. Juguemos y ganemos.

Por: Osvaldo Cuadro Moreno