sábado, 16 de mayo de 2009

LENGUAJE CORPORAL

Si cambias constantemente de posición, estás expresando a gritos que estás aburrido. Si mueves incesantemente los pies durante la conversación, tu interlocutor pensará que estás molesto, inseguro, irritado, nervioso, cansado o aburrido. Sitúate en una posición cómoda y descansada que te permita respirar mejor y manejar mejor tu voz.

Control de la mirada

Cuando estés hablando con alguien, no mires a todos lados: a la ventana, al techo, al suelo o limpiando sus uñas. Tampoco mires morbosa y curiosamente los zapatos, pantalones, camisa o peinado del que habla. Mantén el contacto ocular, pero sin fijar en exceso la mirada: eso lo hacen los locos.
De todas formas, si quieres fijar la mirada durante mucho tiempo en alguien sin cansarte psicológicamente, mira su entrecejo. Para el otro/a no hay diferencia.

Control de las expresiones del rostro

¡Sonríe! Intercalar sonrisas cálidas y francas en la conversación transmite confianza, alegría y buena disposición. Sin embargo, no exageres. Sonreír demasiado frecuentemente puede convertir el gesto en una especie de mueca y dar la impresión de que es algo hueco, vacío y fingido.

Apretar exageradamente los labios puede delatar que tienes dudas o desconfianza acerca de lo que el otro está diciendo o sugerir que no estás expresando realmente lo que piensas o sientes.

Actos y lo que reflejan

- Acariciarse la quijada (toma de decisiones)
- Entrelazar los dedos (autoridad)
- Dar un tirón al oído, jugar con el cabello (inseguridad)
- Mirar hacia abajo (No creer en lo que se escucha)
- Frotarse las manos o golpear ligeramente los dedos (impaciencia)
- Apretarse la nariz (evaluación negativa)
- Inclinar la cabeza (interés)
- Palma de la mano abierta (sinceridad, franqueza e inocencia)
- Caminar erguido (confianza y seguridad en sí mismo)
- Pararse con las manos en las caderas (buena disposición)
- Comerse las uñas (inseguridad o nervios)
- Mirar hacia el piso (aburrimiento)
- Manos agarradas hacia la espalda (furia, frustración)
- Brazos cruzados a la altura del pecho (actitud a la defensiva)
- Caminar con las manos en los bolsillos (abatimiento)
- Manos en las mejillas (evaluación)
- Frotarse un ojo (dudas)

Fuente: Universidad Champagnat

http://www.psicologosperu.com/