lunes, 1 de junio de 2009

SEXTING o SEXTEAR

LA PORNO-GRAFIA SE HA VUELTO INTER-ACTIVA. Y LOS CHICOS ESTAN EN RIESGO. ¿COMO CONTRARRESTAR ESTO?

SEXTING: En inglés, proviene de la combinación de las palabras sex + texting. Texting = enviar mensajes de texto. En español, se usa el término Textear.

Sexting = fotos de desnudos tomadas por adolescentes y posteadas o enviadas a otros a través de la Intenet o teléfonos celulares.
Según una encuesta realizada a 1,280 adolescentes y jóvenes en EUA acerca de sus actividades electrónicas, una de cada 5 chicas (11% entre 13 y 16 años) y 18% de los adolescentes han enviado o posteado fotos o videos de sí mismos desnudos o semi-desnudos. Un 15% habían envíado sus fotos a personas que no conocían personalmente sino que habían conocido por Internet. Existe una mayor prevalencia en los e-mails que contienen provocaciones sexuales: un 39% ha enviado e-mails y mensajes de texto que contienen sexo.

Las redes sociales como Hi-5, Facebook, MySpace, Twitter, etc., enfatizan el egocentrismo. ¿Y qué podría captar más la atención de muchos adolescentes que ver a alguien que se desnuda?
"Es terrible", comenta Pamela Paul, autora de Pornificados: Cómo la Pornografía está Transformando Nuestras Vidas, Nuestras Relaciones y Nuestras Familias. "Entre las muchachas y los muchachos, la pornografía está siendo cada vez más aceptada, incluso la consideran cool". Y con la cultura de American Idol, donde todos pueden convertirse en estrellas, resulta casi inevitable que los chicos estén tentados a cruzar la línea hacia la pornografía interactiva. Todos los medios de comunicación se han vuelto interactivos, y la pornografía no es la excepción.

La mayor facilidad tecnológica de la pornografía adolescente es la webcam o cámara web. Hacer un video y luego pasarlo por correo electrónico o subirlo a Youtube es tan fácil como presionar un botón.
Los adolescentes no son reconocidos precisamente por su gran juicio y sentido común. Son seres sexuales, por supuesto, y desean traspasar los límites. Les gusta actuar. Y son impulsivos. Por lo general, no lo piensan mucho antes de presionar el botón Send, Enviar o Enter.

Pero hay otro aspecto del sexting que muchos padres no han considerado. Debido a que no se realiza precisamente cara a cara, en persona, sino que es visual y la otra persona no está físicamente ahí, los chicos pueden mostrar más de lo usual. La distancia hace que los chicos se sientan más audaces y más seguros.
¿QUE PODEMOS HACER? SOLUCIONES

Los padres tienen la responsabilidad de saber lo que sus hijos están haciendo en Internet.

Entonces, ¿cómo podemos evitar que los chicos se conviertan en ciudadanos consumidores de pornografía por Internet?

Lo más importante es SER PROACTIVO y NO REACTIVO. En otras palabras, no espere a que los pechos de su hija aparezcan en el Facebook de su enamorado. Se debe hablar con los hijos al respecto, aun cuando resulte incómodo hacerlo. En vez de darles un sermón acerca de lo que no debe hacer, inicie la conversación con preguntas tales como ¿Qué opinas acerca de esto? ¿Conoces a chicos que lo hayan hecho? ¿Qué crees que pueda pasar si subes una foto tuya indiscreta? Explíqueles que cuando uno sube una foto de sí mismo a la Internet, se está tomando la decisión de renunciar al control sobre sí mismo y sobre dicha imagen.

No se sabe cual será el concepto de privacidad de cada adolescente. Lo más probable es que sea distinto del suyo. Esta es una generación que considera que no hay nada de malo en poner al tanto a sus contactos de Facebook sobre sus actividades mundanas del día.
La clave consiste en establecer límites. Hágales saber lo que usted considera que es apropiado y cuáles son sus valores. No asuma que ellos saben lo que usted piensa.

También se recomienda conversar sobre la ética del sexting. Cuando hablamos de moralidad o ética, también estamos hablando de responsabilidad. Ninguno de estos actos se produce en el vacío. Existen riesgos. Si un chico coloca su foto en la Web, ¿no considera que puede estar avergonzando a sus hermanos y hermanas, y posiblemente a su colegio? Una persona responsable piensa acerca de cómo sus decisiones afectan a los demás.
Los chicos necesitan saber acerca de los problemas legales o penales en los que pueden incurrir simplemente por crear o poseer tales imágenes. Los muchachos no piensan en esto porque piensan que nunca los van a atrapar. Ni siquiera saben que lo que están haciendo es un delito.

En el caso de niños, conversar con ellos, de acuerdo a su edad, acerca del cuerpo de las personas y cómo su cuerpo le pertenece únicamente a él. Si se saca la ropa a través de un celular o de Internet, incluso si lo hace en son de broma, esa imagen será de propiedad pública. Otras personas tendrán control sobre él. Cualquiera podrá hacer lo que quiera con él.
MAS IDEAS PROPUESTAS POR ALGUNOS PADRES

"Mis hijos adolescentes tienen que ponerme en sus contactos de Facebook, y si veo algo que no me parece, lo conversamos, y luego lo elimina".
"Limitamos su lista de contactos a unos cuantos amigos de confianza".

"Debido a que los amigos hacen cosas alocadas, no se les permite utilizar la computadora de mi hijo".
"Mi hija tiene iChat y Google Talk, pero perderá ambos si chatea con alguien que no conozca".

"Dos reglas: la computadora permanecerá en la habitación y no compraremos laptops, ya que estas son muy fáciles de trasladar a otra habitación".
"Yo superviso. Mi hija no quiere que esté entre sus contactos de Facebook, pero si la computadora está encendida, yo revisaré".

"Involuntariamente, reforcé la idea de que resulta perjudicial conservar recuerdos indecorosos de la adolescencia, cuando mi hija descubrió mi anuario de secundaria. Leyó los comentarios de mis amistades y se mortificó al saber que yo había probado drogas en esa época".
"Realizamos inspecciones sorpresivas de su historial de fotos, messenger y páginas visitadas. Aún no hemos instalado spyware, pero si encontramos algo indebido, lo haremos, y ella lo sabe".