viernes, 17 de julio de 2009

LOS NIÑOS E INTERNET

1. ¿Existe algún peligro si los niños pequeños, de 7 u 8 años utilizan páginas de redes sociales como el Facebook o Hi5?

Si el peligro existe para los adultos, en mayor medida se da en caso de los menores de edad.
La mayoría de redes sociales tales como Facebook, Hi-5, etc. exigen que las personas, al momento de registrarse, tengan más de 13 años (como en el caso de Hi-5) o mayoría de edad.
Algunas redes sociales incluso buscan proteger a sus usuarios a fin de generar seguridad, mediante las siguientes advertencias:

“Facebook necesita que todos los usuarios faciliten su fecha de nacimiento auténtica, tanto por razones de seguridad como para mantener la integridad del sitio. Si lo deseas, podrás ocultar esta información en tu perfil”.
“Hi5: Acerca de los niños. Nosotros no recopilamos información personal intencionalmente sobre los visitantes que son menores a 13 años”.

2. ¿Deberían los padres permitir que sus hijos tengan una?
Si los hijos aún están muy pequeños o en la etapa de pre-adolescencia, lo más conveniente es buscar redes sociales destinadas y adecuadas a usuarios de su edad, tales como:
Disney.go.com
www.sulake.com/habbo/index.html?navi=2.1
Clubpenguin.com
Mobilekids.de
Pandillatelmex.com

3. ¿Cómo enseñarles a usarlas? ¿Qué recomendaciones darles?
Podrían permitir que sus hijos cuenten con una página siempre y cuando estén bajo la supervisión de padres responsables con el fin de fomentar valores y socialización en forma privada, restringida y exclusiva con la familia o amiguitos de su edad. Para ello las redes sociales cuentan con restricciones de privacidad acerca de los permisos para aceptar mensajes o contactos.
Para esto se recomienda: que los padres den el ejemplo mediante sus propias páginas seguras y en las que no exponen ninguna información personal o que pueda ser utilizada maliciosamente por desconocidos.
No colocar ninguna información sobre sí mismo en línea que no se desee que sea conocida por el mundo entero.
No permitir que el hijo le impida visitar su página. La idea es que lo que se incluya ahí no sea nada prohibido, ilegal o indecente.

Aprovechar el interés de su hijo en internet y las redes sociales para fomentar la difusión de los valores que usted desea inculcar a su hijo y al mundo tales como: la honestidad, la vida en familia, la amistad, la satisfacción por los logros, la ecología, etc.

Entrevista concedida por el psicólogo Luis Venegas al diario El Comercio que aparecerá publicada en el Suplemento Mi Hogar del domingo 19 de junio del 2009.