martes, 28 de julio de 2009

NIÑO GORDITO, NO ESTA SANITO

La obesidad infantil es una enfermedad generalmente asociada a los malos hábitos de alimentación y a la escasa actividad física. Esta enfermedad provoca inseguridad, ansiedad, discriminación escoolar, baja auoestima, fatiga y aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes e hipertensión. Los niños deben de ir a un control al menos una vez al año, el doctor será quien determine si está obeso o no. Si el niño se ve gordito es probablemente porque ya tiene sobrepeso. Y si pretendemos que baje de peso debemos modificar los hábitos alimenticios de todos en casa. Veamos.
  • Debemos dar el ejemplo
  • Mientras más pequeños, más fácil será introducir cambios en la alimentación
  • Preferir el consumo de frutas y verduras en lugar de golosinas
  • Preferir agua o jugo de frutas en vez de gaseosas o néctares
  • No ofrecer postre como premio porque incentivamos que prefiera los dulces
  • Limitar el tiempo de televisión o videojuegos a dos horas al día. Es preferible realizar alguna actividad física.

Fuente: Nidos de Lima N° 13

http://www.psicologosperu.com