sábado, 4 de julio de 2009

PAREJAS DEL MISMO SEXO


(Foto: Ellen Degeneres, artista lesbiana de Estados Unidos)

CARACTERISTICAS DE LAS RELACIONES DE PAREJA

Las características de las relaciones de pareja del mismo sexo son, de una forma general, las mismas que las de cualquier pareja. La única diferencia con respecto a las parejas heterosexuales es el apoyo social por parte de la familia, que es notablemente menor en parejas homosexuales.

La pareja se inicia y se desarrolla en ausencia de modelos de rol socialmente establecidos para la relación.

La falta de modelos culturales para estas relaciones hace que las parejas tengan que definir sus propias reglas, roles, expectativas y metas.

En cuanto a la dinámica encontramos:
  • Parejas que se estructuran al menos en parte, en función de roles de género (masculino - femenino). Los roles establecidos para las parejas heterosexuales se usan como modelo para las relaciones del mismo sexo.
  • Otras que siguen un patrón fundamentado en las diferencias de edad entre sus miembros. Las características fundamentales como en toda relación asimétrica (adulto - joven), que las reglas, las iniciativas y el poder lo tiene uno de los miembros, en este caso la persona de mayor edad.
  • El tercer modelo, que parece ser el mas característico actualmente entre los más jóvenes, está basado en las relaciones entre pares y de amistad. Las relaciones se fundamentan en compartir y en el hecho de ser igualitarios en estatus, poder y reparto de responsabilidades, y por lo general, ambos suelen ser similares en edad y características socioculturales.
En cuanto a las normas sexuales, podemos hablar de:
  • Parejas cerradas: En ella la exclusividad sexual es considerada un valor fundamental en la relación, mientras que la no exclusividad es motivo de ruptura al ser percibida como infidelidad 
  • Parejas abiertas: en ellas, cada miembro de la pareja posee, con el consentimiento del otro cierto grado de independencia para mantener contactos sexuales externos a la relación, sin que estos sean considerados como infidelidades necesariamente, en algunos casos.
Sugerencia para la intervención
Teniendo en cuenta de los problemas de aceptación de la propia homosexualidad presentes todavía en muchas personas, y la falta de modelos y de apoyo legal y social para este tipo de relaciones, es necesario que el terapeuta conozca:
  • La forma en que cada uno de los miembros de la pareja vive su propia homosexualidad, así como las consecuencias tanto a nivel personal como con respecto a la relación.
  • El modelo y tipo de relación (abierta - cerrada, grado de dependencia y compromiso) que la pareja mantiene y de qué forma se ha establecido.
  • El contexto en el que vive la pareja, si se mantiene la relación oculta y/o si cuenta con un sistema de apoyo y de que tipo.
En la mayor parte de los casos, la aceptación personal se va consiguiendo con información adecuada, aprendiendo a valorar objetivamente y a relativizar las posibles consecuencias de las reacciones negativas del entorno y descubriendo espacios y una red social de apoyo para la persona y la pareja.