lunes, 14 de septiembre de 2009

EL PERDON Y LO IMPERDONABLE

EL PERDON Y LO IMPERDONABLE: ABORDAJE PSICOTERAPÉUTICO DEL RESENTIMIENTO

Por: Jesús Martínez (Venezuela) AVEPSI

Perdón es un término utilizado en una multitud de contextos y con un significado o connotación propia en cada uno de ellos. Tiene una fuerte herenciareligiosa Abrahamica (para incluir judaísmo, cristianismo e islamismo) que ha influido sobre su definición y comprensión.

Recientemente el movimiento “New Age” le ha proporcionado una relevancia solo comparable a la banalización de que le ha hecho objeto. Lasperspectivas religiosas del judeocristianismo y de movimiento New Age han contribuido a convertirlo en un concepto inextricablemente ligado al de la culpa, en el sentido de haberlo convertido en una obligación ética y en un símbolo de madurez o elevación espiritual. Quien no es capaz de perdonar peca de mezquino, malo o quizás cosas peores. Esta perspectiva parece querer hacernos pensar que el perdón es una elección personal que compete solo alagraviado, quien, si es “bueno”, ha de obsequiar cristianamente el perdón a quienes lo han ofendido humillado, herido o maltratado.

La misma perspectiva se deriva de los trabajos del filósofo francés Jacques Derrida, quien es quizás la opinión más contemporánea sobre el tema. Retomando los postulados de Hegel y criticando a Jankélévith plantea las distintas perspectivas humanas en que se desenvuelve el acto del perdón desde la interpersonal a la política. Sin embargo mantiene la concepción del perdón como un acto voluntario cuyo otorgamiento compete exclusivamente alagraviado.

El planteamiento que realizo en este trabajo devuelve al perdón su cualidad emocional y reparte entre el agraviado y el ofensor o agresor laresponsabilidad de su surgimiento. No considero el perdón como una decisión personal, sino como una cualidad emergente de un vínculo determinado en un sentido sistémico, es decir, una emoción. El perdón ha de ser considerado como una emoción en cuyo surgimiento intervienen los dos miembros de una relación. Quien daña y quien es dañado. Las emociones como es sabido no dependen exclusivamente de quien las siente, como es el caso de quienesse enamoran de alguien que no les conviene y que no quieren amar, o quienes sufren con la tristeza no deseando sentirla. Las emociones están al margen de la voluntad de quien las siente, quien solo puede modificarlas a través de ciertas prácticas o, en algunos casos, dejar de sentirlas distanciándose de lafuente que las genera.

Fiel al subtitulo planteo una orientación psicoterapéutica, orientada en la tradición gestáltica, para transitar el camino desde el resentimiento a la reparación en que el cliente, asumiendo la cuota de responsabilidad que le corresponde, se sustrae a los sentimientos de culpa, tan ligados a la penitencia y el castigo, para acceder a la mejor reparación posible y al perdón que puede o no surgir como consecuencia en concordancia o no con el agresor.

http://www.psicologosperu.com/