sábado, 10 de octubre de 2009

GAYS, BISEXUALES Y LESBIANAS

GAYS, BISEXUALES Y LESBIANAS: DECISIONES PSICOTERAPÉUTICASLuis Pérez

·El término homosexual empezó a utilizarse hacia finales del siglo XIX.
·Procede del griego "homo", que significa "mismo", "igual" (no de la palabra latina "homo" que significa "hombre"), y de la palabra "sexualidad".
·Se puede usar para describir la orientación de los hombres y mujeres que prefieren parejas del mismo sexo.
·Aunque la palabra "homosexual" describe hoy día tanto al hombre como a la mujer, existe alternativamente la palabra:
·Gay
·“Lesbiana" en honor a la isla de Lesbos donde residía la poetisa Safo, célebre por la belleza de sus cantos al amor y al amor homosexual en particular.

Definición

Un tipo de orientación sexual caracterizado por la presencia de una atracción erótica o afectivo amorosa hacia una persona del mismo género.
La homosexualidad podría existir como preferencia sexual única o coexistir con la heterosexualidad, en cuyo caso se habla de bisexualidad, la misma que tiene niveles según el grado de orientación heterosexual y homosexual y es la que mayor prevalencia tiene.

Las teorías etiológicas
·La teoría genética de Kallman (1952) en base a gemelos monocigóticos.
·La teoría hormonal de Sawyer.
·La trilogía familiar de Bieber
·La teoría del aprendizaje por condicionamiento de Feldman y Mc Culloch.
·Los experimentos con cobayos de Dorner
·La teoría del Estrés Maternal

El neurofisiólogo norteamericano - también gay - Simon Levay, plantea la teoría de las células piramidales, zonas del cerebro con diferencias estructurales.
La similitud de la cadena del ADN a nivel cromosomático.

La neuroplacticidad del cerebro (2000, 2002 y 2004), la actividad modifica el cerebro, el hipocampo en taxistas, la circunvolución de Helsch en músicos.
Se ha encontrado que los niños que más tarde se vuelven adultos heterosexuales tienen conductas típicas de los varones: juegan con carros, pelotas, prefieren deportes rudos (fútbol), etc.
Por el contrario, los niños que más adelante se vuelven homosexuales presentan conductas atípicas: juegan con muñecas, prefieren compañías de niñas, etc.
Los amaneramientos aparecen antes de que el individuo tenga conducta homosexual abierta e incluso antes de que se presenten sentimientos homosexuales.

Green (1987) llevó a cabo un estudio prospectivo (objetivo) con niños afeminados. Los siguió hasta la vida adulta y encontró que la gran mayoría de ellos se volvieron gay o bisexuales.
Los adolescentes con fantasías eróticas tempranas, tienen más probabilidad de asociarlas con estímulos eróticos del mismo sexo.

Los muchachos que llegan temprano a la adolescencia tiene más probabilidad de presentar comportamientos homosexuales (Ardila, 1998)
Antes de los 13 años de edad es más frecuente que los compañeros sean del mismo sexo lo cual le da al muchacho más posibilidad de tener experiencias homosexuales durante este periodo.

Después de los 13 años de edad existe más acceso a estímulos heterosexuales... (Ardila, 1998)

En Diciembre 1998, se emitió una declaración de posición con respecto a que la American Psychiatric Association (APA) se opone a cualquier tratamiento psiquiátrico, tal como terapia
“reparadora” o de conversión, que se base en que la homosexualidad per se es un desorden mental o en el supuesto que el paciente debería cambiar su orientación sexual homosexual.
Los debates políticos y morales que rodean a este tema han oscurecido la información científica al cuestionar los motivos y hasta el carácter de individuos en ambos lados de la cuestión.

La Organización Mundial de la Salud retiró a la homosexualidad del listado de enfermedades.

En la DSM III-R diferencia homosexualidad egodistónica (la persona no está de acuerdo con su orientación y sufre por ello), de otra egosintónica (la persona está de acuerdo con su preferencia. Con su elección y goza con ella).

En la DSM IV el termino ya se ha retirado.

La experiencia clínica permite afirmar que no es cierto que la homosexualidad sea una opción o decisión libre, sino que hay una condición sexual, que está más allá de una elección consciente.

Hay importantes avances respecto al papel del condicionamiento clásico, el condicionamiento operante y el aprendizaje social en la sexualidad en general y específicamente en el caso de
la homosexualidad.

Algunas evidencias de los estudios de investigación:

·Un “cambio completo” significa un completo cambio de homosexualidad a heterosexualidad. Usamos este término sólo cuando una persona que era exclusivamente o predominantemente homosexual (Kinsey 6 o 5) se vuelve exclusivamente heterosexual (Kinsey 0)

. Los tres siguientes estudios presentan evidencia para lograr un cambio:

·Freeman y Meyer (1975) usaron técnicas de terapia conductual en sus trabajos con 11 hombres homosexuales. El objetivo del tratamiento era “Aprender a estar sexualmente atraído a las mujeres” y “Aprender a no estar atraído a los hombres”.

·Cuatro hombres que habían sido exclusivamente homosexuales se volvieron exclusivamente heterosexuales. Un seguimiento de 18 meses fue exitosamente completado. Ver Una alteración conductual de preferencias sexuales en el varón humano” (Behavior Therapy, 6, 206-212).

·Wolpe (1969) Trabajó con un hombre exclusivamente homosexual que se sentía ansioso acerca de su conducta homosexual. Wolpe le dijo al hombre que él no creía que el cambio fuera posible.

·El también lo influenció para cambiar sus creencias religiosas acerca de la homosexualidad. Por lo tanto el hombre aceptó su homosexualidad y continuó involucrándose sexualmente con los hombres.

·A medida que pasó el tiempo, sin embargo, sus intereses en los hombres disminuyó y empezó a sentirse sexualmente atraído a las mujeres. Después de sus involucramientos sexuales con mujeres, él terminó casándose. Ver “Inversión ´ Espontánea´ de la Homosexualidad después de superar Ansiedad General Interpersonal” (páginas 255-262 in The Practice of Behavior Therapy. Elmsford, NY: Pergamon Press, 1969).

·La Terapia Cognitiva Comportamental actualmente realiza tratamiento para los homosexuales egodistónicos con técnicas tales como la sensibilización encubierta, entre otras.

·En una encuesta de la consultora Latinobarómetro (2004) realizada en 18 países, encontraron que Argentina, México, Uruguay y Chile son los países latinoamericanos que menos rechazo muestran hacia la homosexualidad y el aborto.

·Las investigaciones han mostrado que la declaración “Los homosexuales no pueden cambiar” es una generalización.

·Varias fuentes proveen evidencia para un cambio parcial o completo en orientación sexual.

·Tal evidencia no significa que cada persona homosexual debería cambiar. No significa que todos pueden cambiar. Tampoco significa que el cambio es fácil.

·Significa que, al menos para algunas personas, el cambio de la orientación sexual es posible

·Qué decisiones terapéuticas tomar:

·Un gay o lesbiana que desea cambiar.
·Un bisexual que tiene una relación de pareja tormentosa con otro varón altamente heterosexual y que no prefiere otro homosexual, peor aún afeminado o moderno.
·Un bisexual que pertenece al Opus Dei
·Una monja lesbiana que sufre con su lesbianisno y que ha tenido relaciones de pareja lesbicas tanto sexuales como afectivas.
·Seminarista homosexual.
·Una joven totalmente lesbiana cuya familia desea que cambie.
·Un estudiante de ingeniería informática que se ha exhibido masturbándose 180 veces en la red ante otros homosexuales.
·Un homosexual afeminado que tiene dificultades de tener pareja y presenta procesos depresivos y ansiosos con algunas ideas de suicidio por su soledad y dificultades.
·Un estudiante de colegio que ha sido descubierto en Plaza Vea teniendo relaciones sexuales con otros jóvenes, tiene una erótica y curiosidad homosexual alta. En el futuro desea ser padre
y tener familia, tienen cierta atracción por las chicas y no ha tenido relaciones sexuales con mujeres, siendo su masturbación con varones y “agarres” con otros chicos que no aparentaban
ser homos.
·Un jóven Emo homo que prefiere ser penetrado. En una relación de contacto por la red ha conocido a su pareja quien lo ha contagiado de sífilis. El presenta un rechazo a la sociedad actual. Proviene de una familia evangelista y se siente muy mal por las concepciones religiosas que tiene respecto al rechazo divino.
·Un señor bisexual, que tiene un hijo, no vive con la madre, que cumple el papel de penetrador y hace una disfunción erectiva con su pareja homosexual y que se siente atraído por una mujer que labora en la misma empresa.