sábado, 17 de octubre de 2009

TRAUMA PSIQUICO: EMDR

EMDR: UN MODELO DE PSICOTERAPIA EFICAZ PARA EL TRATAMIENTO DEL TRAUMA PSÍQUICO
Alfredo Palomino Pareja (Perú)
Instituto Peruano de Psicotraumatología
Centro para el Estudio Clínico y el Tratamiento del Trauma y la Disociación.

EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) es un abordaje terapéutico novedoso y efectivo creado por Francine Shapiro, a partir de 1987. EMDR es una psicoterapia integrativa validada científicamente, que consta de principios, procedimientos y protocolos estandarizados, EMDR es una aproximación psicoterapéutica que se sustente en el fundamento teórico del Modelo de Procesamiento de Información Adaptativo (SPIA), cuenta en la actualidad con la mayor cantidad de estudios controlados en el campo del trauma psicológico, lo cual ofrece al clínico un sólido apoyo empírico.

EMDR en sus orígenes fue desarrollada y aplicada específicamente con pacientes que presentaban síntomas postraumática, sin embargo su espectro de aplicación se ha ampliado con éxito a trastornos fóbicos, ansiosos, disociativos, problemas de pareja, niños, victimas situaciones críticas y de desastre, etc.

EMDR está compuesto por ocho fases claramente definidas.

En la Fase I, se elabora la “Historia Clínica del Paciente” y se evalúa si es candidato al tratamiento con EMDR.

En la Fase II, de “Preparación” se instalan recursos de estabilización y afrontamiento en el paciente, para que pueda enfrentar los aumentos ansiedad y la catarsis que pueden surgir durante el proceso de tratamiento.

En la Fase III, de “Evaluación”, se selecciona el Blanco: evento base (evento traumático) o los disparadores (eventos que activan la memoria traumática) sobre el que se iniciará el reprocesamiento.

En la Fase IV, de “Desensibilización”, se pone en marcha el procedimiento de estimulación alternante bilateral que activará el procesamiento adaptativo de la memoria traumática, la estimulación puede ser visual, auditiva o kinestésica.

En la Fase V, de “Instalación”, se instala la cognición positiva ligada al evento traumático original, luego de que este ha sido procesado y ya no genere perturbación emocional.

En la Fase VI, de “Chequeo Corporal (Body Scan)” se buscan y reprocesan sensaciones corporales residuales del trauma.

En la Fase VII de “Cierre”, se refuerza al paciente por sus logros en el proceso y se le retroalimenta.

Y en la Fase VIII, de “Reevaluación”, la cual se realiza en la sesión siguiente se comprueba el mantenimiento de lo logrado en las fases anteriores.

http://www.psicologosperu.com/
Publicar un comentario en la entrada