domingo, 6 de diciembre de 2009

LOS VALORES DE UN PSICOLOGO O PSICOLOGA



Valor, la palabra misma nos lleva a un sinónimo de creencias personales, en especial a lo relativo a "bueno", "justo" y "adecuado", creencias que nos impulsan a la acción, a cierto tipo de conducta, a la vida, a lo esperado por toda aquella persona que ejerce una profesión de manera responsable y asertiva.

Los Ocho Valores de un Psicólogo o Psicóloga son: Capacidad Profesional; Competencia; Confidencialidad; Ecología; Honestidad; Justicia; Respeto y Responsabilidad. Se describirán en orden de importancia.

Los valores

1. RESPONSABILIDAD: Significa el asumir los compromisos adquiridos con uno mismo, con los demás, con la sociedad en general y con la profesión, así como el reconocer las consecuencias de nuestros actos y acciones; dando lo mejor de nosotros mismos para proporcionar la ayuda solicitada y cumplir con las tareas propias de la profesión (con: puntualidad, calidad, eficiencia y efectividad) promoviendo siempre la salud y el desarrollo integral de las personas.

2. CONFIDENCIALIDAD: El Psicólogo y la psicóloga deben ser discretos, guardando y protegiendo la información que obtienen en sus relaciones profesionales, con el objeto de salvaguardar la integridad de la persona y la confianza depositada por el usuario. Si el Psicólogo o la Psicóloga requieren presentar sus experiencias con fines legales, académicos, terapéuticos o de difusión de hallazgos, deben mantener el anonimato de sus consultantes u obtener la autorización explícita de los mismos.

3. CAPACIDAD PROFESIONAL. El Psicólogo y la psicóloga cuentan con preparación académica, actualización constante, experiencia profesional, actitudes, habilidades y destrezas necesarias para prestar los servicios que ofrecen y para reconocer por medio de sus capacidades de autoconocimiento y autocrítica sus alcances, limitaciones y áreas de competencia en su actividad profesional.

4. HONESTIDAD. Se entiende como la capacidad para desempeñar y/o dar a conocer con veracidad los resultados obtenidos, buscar su objetividad y ser claros en las metas pretendidas. El Psicólogo y la Psicóloga son sinceros y congruentes, sin anteponer intereses personales en su quehacer profesional y tomando en cuenta las normas establecidas para esta profesión.
Mantendrán una relación honesta con cada usuario, sujeta a las restricciones profesionales razonables; no engañarán a sus pacientes ni a sus familias, ni incurrirán en ningún tipo de fraude, engaño o coerción.

5. RESPETO: Entendido como la capacidad de reconocer, comprender y tolerar las diferencias individuales, sociales y culturales, evitando imponer las propias; así como promover y proteger el principio de la dignidad humana y los derechos universales del hombre, encaminados al bien común, a través de la escucha y la empatía que nos permiten aceptarnos a nosotros mismos y a los demás.

6. COMPETENCIA. El mantenimiento de altos niveles de competencia es una responsabilidad que comparten todos los psicólogos en el interés del público y de la profesión en general. Los psicólogos reconocen los linderos de su competencia y las limitaciones de sus técnicas. Únicamente proporcionan servicios y sólo usan técnicas para las cuales están capacitados debido a su adiestramiento y experiencia. En aquellos campos en que aún no existen normas reconocidas, los psicólogos toman las precauciones necesarias para proteger el bienestar de sus clientes. Se mantienen al corriente de la información científica y profesional actual en relación con los servicios que prestan.

7. JUSTICIA. Es la promoción de la equidad que permite que cada varón y cada mujer obtengan lo que les corresponde.

8. ECOLOGÍA. El psicólogo y la psicóloga buscan en su trabajo promover la relación armónica del sujeto con su medio ambiente; aprovechando de manera racional los recursos naturales y respetando en especial los espacios vitales de las personas y de las especies animales y vegetales.

http://www.psicologosperu.com/