domingo, 3 de enero de 2010

LA RISA ES LA MEJOR MEDICINA

Igual que con la sonrisa, cuando la risa entra a formar parte permanente de una persona, sirve para atraer amigos, mejorar la salud y alargar la vida.

Cuando reímos, todos los órganos del cuerpo se ven afectados de manera positiva. La respiración se acelera, lo que sirve para ejercitar el diafragma, el cuello, el estómago, la cara y los hombros. La risa aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre, lo que no solo ayuda a mejorar la circulación, sino que además expande los vasos sanguíneos próximos a la superficie cutánea. Es por eso que la gente se pone roja al reír. La risa disminuye el pulso cardíaco, dilata las arterias, estimula el apetito y quema calorías.

El neurólogo Henri Rubinstein descubrió que un minuto de buena risa proporciona hasta 45 minutos de relajación posterior.

El profesor William Fry de la Universidad de Stanford informó que 100 risas proporcionan al cuerpo un ejercicio aeróbico equivalente a una sesión de 10 minutos en un aparato de remo.

Las investigaciones demuestran que la gente que ríe o sonríe, aunque no se sienta especialmente feliz, hace que parte de la “zona feliz” del hemisferio cerebral izquierdo se llene de actividad eléctrica.

En uno de sus numerosos estudios sobre la risa, Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Wisconsin de Madison, demostró que producir risas y sonrisas de forma intencionada (viendo películas divertidas) mueve la actividad cerebral hacia la felicidad espontánea.

Arnie Cann, catedrático de psicología en la Universidad de North Carolina, descubrió que el humor tiene un impacto positivo para contraatacar el estrés. Descubrió también que las personas con úlceras fruncen más el entrecejo que las personas que no las tienen. Si se sorprende frunciendo el entrecejo, practique llevándose la mano a la frente cuando hable para conseguir no hacerlo.

¿DE QUE MODO SANA EL HUMOR?

La risa estimula los analgésicos naturales y los propulsores del “buen humor” del organismo, las denominadas ENDORFINAS, ayudando a aliviar el estrés y a curar el cuerpo.

Norman Cousins, diagnosticado con angiolospondilitis, alquiló todas las películas de risa que fue capaz de encontrar, Las miró y las remiró una y otra vez, riendo con toda la fuerza de la que era capaz. Después de 6 meses con esta autoterapia de risa, los médicos quedaron asombrados al descubrir que su enfermedad se había curado por completo.

Las endorfinas son sustancias químicas que el cerebro libera cuando nos reímos.

La gente con problemas para reírse de las dificultades de la vida suele recurrir a las drogas y el alcohol para conseguir la misma sensación que proporcionan las endorfinas provocadas por la risa, es decir para intentar sentirse tal y como la gente feliz se siente normalmente.

Paul Ekman descubrió que cuando vemos una cara sonriente, sonreímos, y esto libera endorfinas en nuestro organismo. Si está usted rodeado de gente triste e infeliz, tenderá a reflejar sus expresiones y a sentirse más triste o deprimido.

Robert Provine descubrió que sólo el 15% de nuestra risa tiene que ver con chistes. La risa tiene más que ver con entablar relaciones. Estos resultados demuestran que cuanto más social es una situación, más a menudo ríe la gente y más dura cada risa.

Los estudios demuestran que las mujeres ríen ante los hombres por los que se sienten atraídas, mientras que los hombres se sienten atraídos por las mujeres que ríen con ellos. Desde la perspectiva del hombre, decir que una mujer tiene buen sentido del humor no significa que esa mujer cuente chistes, significa que los chistes de él la hacen reír.

Las evidencias demuestran que las sonrisas y la risa regeneran el sistema inmunitario, defienden el organismo contra enfermedades, medican el cuerpo, venden ideas, enseñan mejor, atraen más amistades y alargan la vida. EL HUMOR CURA.

http://www.psicologosperu.com/