domingo, 28 de febrero de 2010

COMO AUMENTAR TU POTENCIA CEREBRAL

¿Alguna vez has visto muy de cerca una nuez? Nuestros ancestros observaron que la carne de la nuez está encapsulada en una cubierta protectora dura, al igual que la "carne" del cerebro humano está encerrado en un cráneo protector duro. Además, cuando se abre una cáscara de nuez, la nuez interior contiene dos mitades que se asemejan a los dos hemisferios del cerebro. Cuando usted extrae la nuez de la cáscara, se parece al cerebro aún más.

Mensaje Secreto de la Naturaleza: La Naturaleza recurre a nuestra imaginación ofreciéndonos pistas sobre los beneficios de alimentos específicos.

Curiosamente, incluso nuestro lenguaje relaciona a la nuez con el cerebro. Por ejemplo, decimos que alguien está "loco como una nuez", o en inglés "a total nutcase" significa "un chiflado total" (nut = nuez)
"La apariencia no es más que la cáscara de una nuez que nos envuelve a cada uno, pero recordemos que lo más importante de ella es lo que se encuentra en el interior".

Los antiguos creían que debido a su increíble semejanza, las nueces debían ser beneficiosas para el cerebro humano, de alguna manera. ¡Y no se equivocaban! Hoy en día, las nueces están consideradas dentro de muchas listas de "los diez mejores alimentos" porque las investigaciones demuestran que contienen ácidos grasos omega-3beneficiosos, que apoyan la función del cerebro, incrementan la memoria y ayudan a controlar la hiperactividad, la depresión, e incluso el autismo. El cuerpo no puede fabricar grasas omega-3, por lo que debemos obtenerlas de fuentes de alimentos como los frutos secos.

Entre las almendras, anacardos, avellanas, nueces de macadamia, pistachos, nueces y pecanas, ¿puedes adivinar cuál tiene la mayor cantidad de grasas omega-3 enriquecedoras de la actividad cerebral? Acertaste, ¡la nuez! Y he aquí otra coincidencia fascinante: el cerebro y la nuez están formados por cerca de 68 por ciento de grasa.

Otro rasgo distintivo de la nuez es su combinación de grasas omega-3 y ácido alfa-linolénico (ALA), convirtiéndola en una de las fuentes de estas grasas esenciales, aparte del pescado.

Y hay más: las investigaciones demuestran además que las nueces son beneficiosas para el corazón. Según los resultados de dos grandes estudios multicéntricos aleatorizados, estos frutos secos están llenos de ácidos grasos, nutrientes, compuestos bioactivos, fitoesteroles y ácido fólico, todos los cuales pueden combatir contra las enfermedades del corazón. Las nueces también contienen altos niveles de L-arginina, un aminoácido esencial que se sabe reduce la hipertensión, y el ácido elágico que disminuye drásticamente las lesiones arteroescleróticas en los animales. El aceite de nuez no contiene colesterol y reduce la formación de nueva placa vascular.

Es inimaginable la cantidad de nutrientes y grasas beneficiosas que pueden caber dentro de una carcasa compacta.

http://www.psicologosperu.com/