domingo, 14 de febrero de 2010

LOS ERRORES DEL NOVIAZGO

Si conoces de antemano estos 3 errores, podrás prevenirlos:

1. ABSOLUTISMO

¿Crees que tu novio o novia es todo (absolutamente) en tu vida?

¿Tienes un gran temor a perderlo?

¿Piensas todo el tiempo en él o ella, sin que puedas evitarlo?

¿Te estás volviendo una persona posesiva y celosa?

Los involucrados en noviazgos absolutistas pasan demasiadas horas juntos. Uno de ellos o ambos, no soportan estar separados. A la larga se sienten prisioneros, sin libertad, perseguidos, asfixiados. Pierden individualidad, independencia y espacio íntimo.

Esta malformación del noviazgo, tarde o temprano termina en ruptura y heridas emocionales.


2. PREMURA SEXUAL

Ocurre cuando "tu cuerpo" se enamora de "otro cuerpo". Suena raro, pero sucede con mucha frecuencia.

Puedes identificar cuando tu noviazgo está enfermo de premura sexual si el cerebro se les desconecta a ambos y solo quieren fusionarse en besos y abrazos. Son incapaces de pensar con claridad, así que se vuelven terriblemente vulnerables.

¿No concibes una cita en la que tu pareja y tú sólo platiquen o convivan, pues la razón principal (y única) de estar juntos es excitarse con sus caricias mutuas?

Si es así, su noviazgo padece de premura sexual y tarde o temprano va a llevarte a una profunda decepción.

3. IDEALIZACION

¿Imaginas que tu novio o novia posee cualidades extraordinarias de las que en verdad carece?


Te enamoras del amor. Amas a un simple transeúnte suponiendo que es la pareja perfecta.


Cuando idealizas, te sientes loco o loca por alguien a quien no conoces en profundidad y supones que contiene una esencia extraordinaria.


La idealización te impide ver los defectos del otro y te hace tolerar malos tratos, vicios, infidelidades o desprecios, creyendo que todo está bajo control o que la otra persona va a cambiar.