sábado, 10 de abril de 2010

MEDITACION NADABRAMA DE OSHO


MUY BUENA PARA CONTROLAR LA IMPULSIVIDAD

Hmmm...mmmm...mmm

Esta meditación conjuga una antigua tradición tibetana de "hummning" (sonido semejante a un zumbido que se produce al dejar salir el aire lentamente a través de la garganta haciendo vibrar las cuerdas vocales) que crea una vibración sanadora en todo el cuerpo, con un movimiento de las manos que centra la energía en el ombligo.
La meditación Nadabrama dura una hora y tiene tres etapas. Es adecuada para cualquier hora del día , solo o en compañía, pero es conveniente tener estómago vacío y reposar al menos durante 15 minutos tras la sesión.

Primera etapa : 30 minutos

Sentado en una posición relajada con los ojos cerrados y entonando el "hummning" de forma audible para que sea oído por los demás y cree una vibración en todo tu cuerpo. Puedes visualizar un tubo o una vasija vacía que se va llenando con la vibraciones creadas por el "hummning". Llegará un momento en que el "hummning" se producirá por sí mismo y tú te convertirás en el oyente. No hay un modo de respirar específico y puedes alterar el ritmo o mover tu cuerpo lenta y suavemente si deseas hacerlo.

Segunda etapa : 15 minutos

Está dividida en dos partes, cada una de 7.5 minutos. En la primera parte, mueve las manos con las palmas hacia arriba describiendo un movimiento circular. Empieza en el ombligo con ambas manos moviéndose hacia afuera en círculo, dirigiéndose hacia adelante las dos manos se van separando y describiendo dos grandes círculos, uno a la izquierda y otro a la derecha. El movimiento ha de ser muy lento de modo que hay instantes en los que parezca que no hay movimiento alguno. Siente que estás dando energía al universo.
Después de 7 minutos y medio gira las manos con las palmas boca abajo y empieza a moverlas en sentido contrario. Ahora, las manos se irán juntando a medida que se acerquen al ombligo desde el frente y se irán separando al moverse hacia afuera alejándose del cuerpo. Siente que estás absorbiendo energía. Del mismo modo que en la primera etapa, no reprimas cualquier movimiento suave que surja en tu cuerpo.

Tercera etapa : 15 minutos

Siéntate estando absolutamente inmóvil y tranquilo.

Forma parte de la sabiduría oriental.

http://www.psicologosperu.com/