jueves, 24 de junio de 2010

HABLE CON SEGURIDAD

Ser un buen conversador es un atributo esencial de la seguridad en uno mismo. Es posible que usted ya tenga esta habilidad, pero siempre se puede mejorar. Utilice las siguientes técnicas que le ayudarán a desarrollar sus talentos.

COMO EMPEZAR UNA CONVERSACION

Entrar en una sala de gente desconocida y tratar de iniciar una conversación puede ser una experiencia muy intimidante.
Cuando se encuentre en esa situación, tómese el tiempo de explorar el lugar.
Asegúrese de que su actitud sea relajada y amigable, y busque a alguien con quien pueda tener algo en común.
También puede ser útil pensar con anticipación en temas de conversación.
Lea el periódico para encontrar un par de historias interesantes sobre las cuales pueda hablar.

ESTRATEGIA PARA INICIAR UNA CONVERSACION

1) Pregunte acerca de las relaciones personales: la familia, los amigos, el cónyuge.
2) Pregunte acerca de la ocupación de la persona y sus pasatiempos.
3) Pregunte acerca del entorno de la persona: dónde vive, qué tan lejos es su trabajo.
4) Siga haciendo preguntas abiertas hasta que encuentre un tema común.

IMPULSE LA CONVERSACION

Para ser un buen conversador usted debe saber escuchar.
Aprender a escuchar es una habilidad esencial para llegar a conocer gente y profundizar las relaciones.
Asegúrese de prestar cuidadosa atención a lo que le dicen y demuéstrelo haciendo preguntas cuando sea apropiado.
Estas preguntas pueden confirmar simplemente lo que le están diciendo, por ejemplo: "Entonces, ¿estabas feliz con eso?".
Revele algo de información sobre usted para animar a la otra persona a abrirse también.
Diga, por ejemplo: "Entiendo lo que quieres decir sobre conducir en el centro, porque a mí tampoco me gusta".

HABLE SOBRE COSAS TRIVIALES

Hablar sobre cosas triviales es una forma de ayudarse a decidir si realmente quiere establecer una relación con la persona con la que está conversando.
El tema puede ser intrascendente, pero estará conociendo y observando el comportamiento de la otra persona con el fin de descubrir si tienen intereses comunes.
Las conversaciones triviales, por lo general, están llenas de fórmulas.
Una persona expresa una opinión o describe una situación e involucra a la otra haciendo una pregunta.
Por ejemplo: "¿Vino usted en auto?" o "¿Tuvo problemas para llegar?".
Deje que la conversación fluya mientras encuentran un terreno común.

TOME NOTA

* Recuerde que a la mayor parte de la gente le gusta hablar de sí misma. Por eso, haga las preguntas correctas para ganarse su confianza.

* Para afianzar la empatía, utilice un lenguaje corporal similar al de la persona con quien está hablando, pero sin imitarla exactamente.

http://www.psicologosperu.com