lunes, 14 de junio de 2010

VEA SUS DEBILIDADES COMO FORTALEZAS

Por lo general, a la gente le parece mucho más fácil identificar sus debilidades que sus fortalezas.

De hecho, con frecuencia pasamos años pensando que tenemos una serie de debilidades que nunca cuestionamos.

Pero una cualidad que representa una debilidad en un contexto, puede ser una fortaleza en otro.

Así, la impaciencia se puede volver dinamismo;
la pereza, una actitud relajada;
la terquedad, un carácter fuerte;
la timidez, sensibilidad, un gran atributo para relacionarnos con los demás y ser creativos.

Haga la lista de lo que considera como sus debilidades.

¿Puede pensar en contextos en los que puedan convertirse en fortalezas?

Describa esas situaciones y la manera como reaccionaría.

RECUERDE:

- Reconozca los aspectos potencialmente positivos de sus debilidades.

Use estas afirmaciones como guía:

"Es posible que sea tímido, pero eso me hace una persona que sabe escuchar y un observador más objetivo".

"Es posible que sea un poco mandón, pero eso me ayuda a ser un buen organizador y un líder eficaz".

"A veces hablo antes de pensar, pero siempre expreso mis opiniones con sinceridad".

http://www.psicologosperu.com/