miércoles, 4 de agosto de 2010

COQUETOS Y COQUETAS

Todos coqueteamos de vez en cuando, especialmente cuando conocemos a una persona muy atractiva y queremos expresar interés sexual. Puede ser una manera agradable y amistosa de comunicarnos verbalmente. Sin embargo, hay gente que no se limita a coquetear con alguien por quien se siente atraído. Coquetean indiscriminadamente, como parte de su personalidad, lo que puede causar trastornos o ser destructivo para los demás. No hay un solo tipo de coqueteo compulsivo. Lo único que todos tienen en común es un deseo (a veces inconsciente) de poder, ya sea sexual, social o profesional.

TIPOS DE COQUETOS Y COQUETAS:

• Narcisista. Se trata de un patrón de personalidad que necesita sentirse el centro de todas la situaciones y usa el coqueteo como estrategia habitual.
• De baja autoestima. No acostumbra a sentirse con capacidad para iniciar un flirteo, pues no confía en sus posibilidades. Pero si alguien lo inicia, podría sentirse demasiado bien, lo que le llevaría a mantenerlo en el tiempo.

Tu proceder con tus amigos no le da estabilidad ni seguridad a tu pareja, si en verdad lo amas y él “te perdona” deberás replantear tu actitud para con los demás. Reflexiona si “llevarte cariñosamente” con ellos te ayudará con futuras relaciones.

Resumen: los coqueteos suelen ocultar inseguridades. Los coquetos patológicos necesitan constantemente reasegurarse de que son atractivos o populares. Aquellas personas que se sienten cómodas tanto con su sexualidad como con su personalidad son más selectivas en sus elecciones. Sin embargo, la conquista conseguida verdaderamente, tanto si es compulsiva como si no, puede hacer que nos sintamos maravillosos y deseados, aunque sólo sea por un breve instante.

http://www.psicologosperu.com