jueves, 26 de agosto de 2010

MIRAR EL PASADO O ACEPTAR EL HOY

En el camino de la vida, de alguna forma, fuimos viviendo, valga la redundancia, lo mejor que pudimos, que supimos, según lo que nos pareció e intuimos, acorde a las situaciones que se nos fueron presentando.
Ahora bien, ¿qué les pasa a las personas de esta sociedad, que andan como si cargaran mochilas sobre sus espaldas, conteniendo un gran peso, con cara de enojo, amargadas, quejosas, insatisfechas?

Todos tenemos, seguramente, más de una respuesta que no dista de la realidad.

Pero qué tal si reflexionamos acerca de una pregunta que las personas se hacen a si mismas dentro de sus cabezas, y que, en general, no tiene una respuesta.

¿POR QUÉ ME TIENE QUE PASAR ESTO A MI?

Y las respuestas que suelen darse son de este tenor:

siempre tuve mala suerte
cuando era chico, en mi casa... (hablan acerca de todo lo que les dolió en su infancia)
Yo no tuve las posibilidades económicas que tuvieron otras personas.
Yo nunca tuve ningún padrino.
Yo no pude estudiar, mi familia no me podía ayudar.}
Me casé joven y con mi marido, sólo pude dedicarme a lavar y planchar.
Y existen un sinfín de respuestas que se dan a sí mismos para alimentar su posición de victimas de la vida, y justificar hoy, en el presente, en su realidad, todo lo que hicieron y no hacen.

Tal vez esto suene un poco agresivo. No es la intención. Pero la mayor parte de las peronas con las que convivimos, nos relaciomos o de las que atiendo en el consultorio están paradas hoy en su vida preguntándose el PORQUE de todo.

PORQUE??

Tuve ese marido?
Me pasa esto con mis hijos?
Mi jefe me trata mal?
Los hombres que me gustan no me eligen?
Las mujeres que me gustan no me eligen?
No me toman en los trabajos?
No gano lo que necesito?

Así, en este intercambio, se puede ver cómo cuando no se logra lo que se quiere, surge esa primera pregunta en la que se enquistan, ya que con porque? Trae otro porque? Y otro, y otro....
Cuando se hacen este cuestionamiento, por un lado, están buscando una respuesta autorrecriminatoria, de autoreproche y con poca objetividad, acerca de todos los elementos que influyeron para que les pasara lo que les pasó.

Queda también el deseo inconsciente de echarle la culpa a alguien, incriminándolo, acusándolo (marido, ex marido, hijos, jefe, etc.)

En verdad, no piensan, o no quieren pensar en el porcentaje de responsabilidad que tuvieron en los resultados de los que fueron victimas. Pensar los porques justifica lo que no llevaron a cabo, sosteniendo que provienen de una familia de tal y tal característica, que por eso son así y por eso llegan a determinados resultados. ¡Tengo a quien salir!

El porqué les pasó lo que les pasó refuerza:

--su postura de victimas.
--los aspectos internos acerca de lo que no logran.
--sus creencias limitadoras en si mismos y en los otros
--su posición existencial, ac4erca de cómo están parados en la vida.

¿Con qué cristal van a evaluar las cosas que les pasan en la vida?

Ahora viene el proceso inconsciente que refuerza todo esto.

INVENTAR EXCUSAS Y JUSTIFICACIONES

--para seguir haciendo más de lo mismo
--sobre sus resultados, para no hacerse responsables de un mínimo de autocrítica para decirse a si mismos cuál fue la falla y adoptar una actitud distinta la siguiente vez:

Finalmente, la postura que tal vez sea la pero, o la mas difícil de realizar, en hacer una autocrítica, ver el porcentaje de responsabilidad que les corresponde, pero sostener el resultado obtenido fue causado por lo que el otro hizo, elaborar una lista de lo que les hicieron para justificar su reacción. Aquí la causa de su actitud, comienza en los demás,entonces, aunque en un principio parezca que se dan cuenta de lo que hacen, en realidad no se dan cuenta de nada.

Si bien es cierto que ESTIMULO = RESPUESTA, también lo es que cada uno puede “no engancharse” con la respuesta equivocada y hacerse cargo de obtener lo que desea.

No siempre lo que uno desea es lo mejor para uno. La clave es no confundirse con el estimulo del otro y comprometerse con su deseo y si éste no es lo que le conviene...

Es importante: Elegir
Correrse del lugar

En vez de: Pelea
Ilusionarse
Echar culpas

Esto, en mi experiencia, no es lo que comúnmente sucede. Lo más frecuente es pensar.

“Yo no sé por qué pasa esto” o
“Yo no entiendo por qué las cosas sucedieron así”

Cuando se dice “yo no sé por qué”, se está, como se dice vulgarmente “tirando lapelota fuera”. Es como si el vivir una situación con resultado adverso al esperado llevara a hacerse preguntas como si NO hubiera estado allí.

Las cosas pasaron, y uno no sabe porque pasaron así.

Si alguien le toca vivir algo que no esperaba, la pregunta que debe hacerse es:

¿Qué 50% de responsabilidad tuve en esta situación para que pase lo que no quería’

Haciéndose cargo del 50% propio, no importa el estimulo que puso o sacó el otro, lo que cada uno tiene que aprender es acerca de su 50%, para no volver a repetirlo.

Si no hacés este aprendizaje, estarás parado en la vida, mirando el pasado sin responsabilizarce por los resultados que obtengas hoy.

Cuando las personas viven el hoy con la vista y la acción en el pasado, difícilmente puedan generarse resultados acordes a lo que merecen. Yesto es sólo porque se preguntan por qué tal o cual cosa. Están yendo para atrás, buscan regodearse en el dolor.

Por miedo a correr riesgos en el presente, piensan en los fracasos del pasado, que, de alguna manera, van a paralizar una acción adecuada hoy, y no se harán cargo de su vida en el aquí y ahora.

A modo de “clave”, si se escuchan diciendo o diciéndose frente a alguna nueva oportunidad de vida: “si, pero” o “no sé por qué”, en ese momento está presente en la cabeza el pasado y no lo que está pasando.

Cuando dice “si pero”, está diciendo.. “Si quiero” sin embargo, el “pero” implica, miedo, duda, falta de seguridad, necesidad de que todo sea perfecto. El “si, pero” descalifica una nueva opción o idea y por lo tanto, INHIBE EL PRESENTE.

Lo mismo sucede con “no sé por qué”. Esta frase es eliminatoria y equivale a afirmar que hay algo que no te gusta, y esto es válido. Pero, si no lo confirmás con datos y experiencias de la realidad, no estás dispuesto a aprender de ella, sino a quedar atrapado por el miedo a hacer la experiencia.

TRABAJOS PRÁCTICOS

1) En que situaciones de tu vida solés pensar “por qué me pasa esto?
2) Tenés o tuviste responsabilidad sobre ese resultado’ ¿cuál
3) Te sentís victima de todo lo que te pasó cuando no resultó como deseabas?
4) A partir de mañana, ¿cómo vas a actuar cada vez que te empieces a preguntar “por qué” , y cada vez que digas “si pero”?

Ahora, cerrá los ojos y respirá profundamente siete veces.
Imaginá alguna situación del pasado que te tenga atrapado preguntándote “por qué pasó eso que pasó”, y decidí ahora que “ a partir de este momento CERRAS ESE CAPITULO DE LA HISTORIA.

RESUMIENDO

- Vivir la vida, que pasa tan rápido, preguntándote “por qué mi vida fue como fue” no te ayuda a seguir adelante.
- Cada uno es responable de, por lo menos, un 50% de los resultados que obtuvo.
- No sirve preguntarse “por queé”, sino hacerte cargo de tu parte sin echarte culpas y recriminarte, porque, en ese momento, hiciste lo que pudiste y te pareció mejor. Nadie es tan tonto como para hacer adrede algo que lo perjudique.
- Seguir echando culpas a los padres por la infancia que tuviste, es no querer hacerte responsable de la adultez que tenés.
- Justificar los actos presentes por los padrs que tuviste tampoco te ayuda a vivir el hoy. Esta es una manera de sólo justificar y de no hacer.
- Cuando te preguntás “ por qué?, estás entrando en la espiral del pasado.
- En vez de preguntarte ¡¿POR QUÉ?, pregúntate ¡¿CÓMO’? querés hacer para cambiar esto.
- Cuando te preguntas ¡¿CÓMO HAGO’? te estás haciendo cargo de vivir en tiempo presente actuando en el hoy.

“Cómo hacer” depende de cada uno y de lo que quiera obtener, no, de lo que hagan, digan o piensen los otros." Si cada uno encuentra “como hacer” lo que quiere y necesita, si se equivocó en ese “como” , debe estar dispuesto a probar tantas veces como haga falta hasta que le dé el resultado que espera.

Tal vez siembres con lágrimas, pero vas a cosechar cantando.

Esta es la responsabilidad que asumís a partir de este momento.

Aceptá el hoy tal cual es y cosechá tus resultados.

¡¡De vos depende!!

Por Dra. Elisa León
http://www.psicologosperu.com/