miércoles, 27 de octubre de 2010

LIDERES INSPIRADORES

Grandes líderes de la historia

MOHANDAS (MAHATMA) GANDHI
Ejemplo típico de tardía genialidad, Mohandas fue un adolescente silencioso,
retraído y nada brillante en los estudios, que pasó sin llamar la atención por
las escuelas de Rajkot. Como sus calificaciones no mejoraron en el instituto, la
familia decidió enviarlo a Londres para seguir los cursos de abogacía del Inner
Temple, cuyas exigencias eran menores que las de las universidades indias. En
efecto, en la capital inglesa comenzó a frecuentar a los teósofos, quienes lo
iniciaron en la lectura del primer clásico indio, el Bhagavad Gita, al que
llegaría a considerar «el libro por excelencia para el conocimiento de la
verdad». También allí entró en contacto con las enseñanzas de Cristo, y durante
un tiempo se sintió tan atraído por la ética cristiana que dudó entre ésta y el
hinduismo. De esa época, son sus intentos de sintetizar los preceptos del
budismo, el cristianismo, el islamismo y su religión natal, a través de lo que
señaló como el principio unificador de todos ellos: la idea de renunciación.
En él encontramos un hombre con el firme propósito de unión entre los pueblos,
convencido de que no hacía falta la violencia para lograrlo, sólo la paz. Cuando
regresó a la India con el título de abogado, lo hizo con sus señas de identidad
orientales. Como abogado no halló muchas perspectivas, ya que su primera
actuación profesional terminó en un humillante fracaso, pues enmudeció al
dirigirse al tribunal y no pudo continuar. Fue entonces cuando una factoría
comercial musulmana le ofreció un contrato para atender un caso de la empresa en
Durban, y Gandhi no dejó pasar la oportunidad. Se embarcó hacia Sudáfrica en
1893. Terminado su trabajo, Gandhi estaba a punto de regresar a la India cuando
se enteró de la existencia de un proyecto de ley para retirar el derecho de
sufragio a los hindúes. Decidió entonces aplazar la partida un mes para
organizar la resistencia. Durante esa larga etapa de su vida, su mayor
preocupación fue la liberación de la comunidad india, y en ella fue dando forma
a las armas de lucha que más tarde utilizaría en su país.
Ese mes se convirtió en veintidós años de lucha contra la dominación inglesa.
Organizó una campaña de propaganda a nivel nacional mediante la no-violencia,
que comenzó con una huelga general. Ésta pronto se extendió a todo el país y las
protestas se sucedieron en las principales ciudades, donde se registraron
algunos focos de violencia pese a la insistencia del líder en el carácter
pacífico de las manifestaciones. Fue detenido y puesto preso y en 1924 lo
liberaron pero encontró que el panorama político se había modificado en su
ausencia: el Partido del Congreso se había dividido en dos facciones y la unidad
entre hindúes y musulmanes, conseguida con el movimiento de desobediencia civil,
había desaparecido. Gandhi decepcionado, decidió entonces retirarse de la
política, para vivir como un anacoreta, en absoluta pobreza y buscando el
silencio como fuerza regenerativa. Retirado en su Ashram se convirtió en esos
años en el jefe espiritual de la India, en el dirigente religioso de fama
internacional que muchos occidentales en busca de la paz espiritual trataban
como un gurú.
Varias veces en su vida Gandhi recurrió a los ayunos como medio de presión
contra el poder, como forma de lucha espectacular y dramática para detener la
violencia o llamar la atención de las masas. La falta de humanidad del sistema
de castas, que condenaba a los parias a la absoluta indigencia y ostracismo,
hizo que Gandhi convirtiera la abolición de la intocabilidad en una meta
fundamental de sus esfuerzos. Y desde la prisión de Yervada, donde había sido
confinado nuevamente, realizó un «ayuno hasta la muerte» en contra de la
celebración de elecciones separadas de hindúes y parias. El 30 de enero de 1948,
cuando al anochecer se dirigía a la plegaria comunitaria, fue alcanzado por las
balas de un joven hindú. Tal como lo había predicho a su nieta, murió como un
verdadero Mahatma, con la palabra Rama ('Dios') en sus labios. Como dijo
Einstein, «quizá las generaciones venideras duden alguna vez de que un hombre
semejante fuese una realidad de carne y hueso en este mundo».

MARTIN LUTHER KING
Pastor baptista estadounidense, defensor de los derechos civiles. Hijo de un
ministro baptista, Martin Luther King estudió teología en la Universidad de
Boston. Desde joven tomó conciencia de la situación de segregación social y
racial que vivían los negros de su país, y en especial los de los estados
sureños. Muy pronto dio muestras de su carisma y de su firme decisión de luchar
por la defensa de los derechos civiles con métodos pacíficos, inspirándose en la
figura de Mahatma Gandhi y en la teoría de la desobediencia civil de Henry David
Thoreau. Al poco de llegar a Montgomery organizó y dirigió un masivo boicot de
casi un año contra la segregación en los autobuses municipales. En 1960
aprovechó una sentada espontánea de estudiantes negros en Birmingham, Alabama,
para iniciar una campaña de alcance nacional.
En esta ocasión, Martin Luther King fue encarcelado y posteriormente liberado
por la intercesión de John Fitgerald Kennedy, entonces candidato a la
presidencia de Estados Unidos, pero logró para los negros la igualdad de acceso
a las bibliotecas, los comedores y los estacionamientos. En el verano de 1963,
su lucha alcanzó uno de sus momentos culminantes cuando encabezó una gigantesca
marcha sobre Washington, en la que participaron unas doscientas cincuenta mil
personas, ante las cuales pronunció uno de sus más bellos discursos por la paz y
la igualdad entre los seres humanos.
Para Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz en 1964, sus esfuerzos no parecían suficientes para contener el avance
de los grupos nacionalistas de color contrarios a la integración y favorables a
la violencia, como Poder Negro, Panteras Negras y Musulmanes Negros. La
permeabilidad de los colectivos de color, sobre todo de los que vivían en los
guetos de Nueva York y de otros estados del norte, a la influencia de estos
grupos violentos, ponía en peligro el núcleo del mensaje de King, el pacifismo
La lucha de Martin Luther King tuvo un final trágico: el 4 de abril de 1968 fue
asesinado en Memphis por James Earl Ray.

SIMON BOLIVAR
Nacido en una familia de origen vasco de la hidalguía criolla venezolana, Simón
Bolívar se formó leyendo a los pensadores de la Ilustración (Locke, Rousseau,
Voltaire, Montesquieu...) y viajando por Europa. En París tomó contacto con las
ideas de la Revolución y conoció personalmente a Napoleón y Humboldt. Afiliado a
la masonería e imbuido de las ideas liberales, ya en 1805 se juró en Roma que no
descansaría hasta liberar a su país de la dominación española. Y, aunque carecía
de formación militar, Simón Bolívar llegó a convertirse en el principal
dirigente de la guerra por la independencia de las colonias hispanoamericanas;
además, suministró al movimiento una base ideológica mediante sus propios
escritos y discursos.
Bolívar soñaba con formar una gran confederación que uniera a todas las antiguas
colonias españolas de América, inspirada en el modelo de Estados Unidos. Por
ello, no satisfecho con la liberación de Venezuela, cruzó los Andes y venció a
las tropas realistas españolas en la batalla de Boyacá (1819), que dio la
independencia al Virreinato de Nueva Granada (la actual Colombia). Reunió
entonces un Congreso en Angostura (1819), que elaboró una Constitución para la
nueva República de Colombia, que englobaba lo que hoy son Colombia, Venezuela,
Ecuador y Panamá; el mismo Simón Bolívar fue elegido presidente de esta «Gran
Colombia». Luego liberó la Audiencia Quito (actual Ecuador) en unión de Sucre,
tras imponerse en la batalla de Pichincha (1822).
Sin embargo, los éxitos militares de Bolívar no fueron acompañados por logros
políticos comparables. Su tendencia a ejercer el poder de forma dictatorial
despertó muchas reticencias; y el proyecto de una gran Hispanoamérica unida
chocó con los sentimientos particularistas de los antiguos virreinatos,
audiencias y capitanías generales del imperio español, cuyas oligarquías locales
acabaron buscando la independencia política por separado.

JUAN PABLO II
Karol Józef Wojtyla, conocido como Juan Pablo II Karol Józef Wojtyla, conocido
como Juan Pablo II desde su elección al papado en octubre de 1978, nació en
Wadowice, una pequeña ciudad a 50 kms. de Cracovia, el 18 de mayo de 1920.
Cuando las fuerzas de ocupación nazi cerraron la Universidad, en 1939, el joven
Karol tuvo que trabajar en una cantera y luego en una fábrica química (Solvay),
para ganarse la vida y evitar la deportación a Alemania.
A partir de 1942, al sentir la vocación al sacerdocio, siguió las clases de
formación del seminario clandestino de Cracovia, dirigido por el Arzobispo de
Cracovia, Cardenal Adam Stefan Sapieha. Al mismo tiempo, fue uno de los
promotores del "Teatro Rapsódico", también clandestino.
Tras la segunda guerra mundial, continuó sus estudios en el seminario mayor de
Cracovia, nuevamente abierto, y en la Facultad de Teología de la Universidad
Jagellónica, hasta su ordenación sacerdotal en Cracovia el 1 de noviembre de
1946.
Desde el comienzo de su pontificado, el 16 de octubre de 1978, el Papa Juan
Pablo II se propuso la unión de los pueblos a través de fé, estrechar lazos de
afecto entre los fieles católicos y con otras religiones, para lo cual, realizó
104 viajes pastorales fuera de Italia, y 146 por el interior de este país.
Además, como Obispo de Roma visitó 317 de las 333 parroquias romanas.
Ningún otro Papa se ha encontrado con tantas personas como Juan Pablo II: en
cifras, más de 17.600.100 peregrinos han participado en las más de 1160
Audiencias Generales que se celebraban los miércoles. Ese numero no incluye las
otras audiencias especiales y las ceremonias religiosas [más de 8 millones de
peregrinos durante el Gran Jubileo del año 2000] y los millones de fieles que
este Papa encontró durante las visitas pastorales efectuadas en Italia y en el
resto del mundo. Hay que recordar también las numerosas personalidades de
gobierno con las que se entrevistó durante las 38 visitas oficiales y las 738
audiencias o encuentros con jefes de Estado y 246 audiencias y encuentros con
Primeros Ministros, llevando a todos un mensaje de fe, amor, unión y
fraternidad.

NELSON MANDELA
Político sudafricano (Umtata, Transkei, 1918 - ). Renunciando a su derecho
hereditario a ser jefe de una tribu xosa, Nelson Mandela se hizo abogado en
1942. En 1944 ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de
lucha contra la opresión de los negros sudafricanos. Mandela fue uno de los
líderes de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el
grupo dominante del ANC; su ideología era un socialismo africano: nacionalista,
antirracista y antiimperialista. En 1948 llegó al poder en Sudáfrica el Partido
Nacional, que institucionalizó la segregación racial creando el régimen del
apartheid.
Bajo la inspiración de Gandhi, el ANC propugnaba métodos de lucha no violentos:
la Liga de la Juventud (presidida por Mandela en 1951-52) organizó campañas de
desobediencia civil contra las leyes segregacionistas Prisionero durante 27 años
en penosas condiciones, el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de
que fuera puesto en libertad. Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la
lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que
representaba la falta de libertad de todos los negros sudafricanos. Finalmente,
Frederik De Klerk, presidente de la República por el Partido Nacional, hubo de
ceder ante la evidencia y abrir el camino para desmontar la segregación racial,
liberando a Mandela en 1990 y convirtiéndole en su principal interlocutor para
negociar el proceso de democratización. Mandela y De Klerk compartieron el
Premio Nobel de la Paz en 1993.
Las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de
Sudáfrica; desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación
nacional, manteniendo a De Klerk como vicepresidente, y tratando de atraer hacia
la participación democrática al díscolo partido Inkhata de mayoría zulú.

BARACK OBAMA

MADRE TERESA DE CALCUTA



JESUS DE NAZARETH
Predicador judío fundador de la religión cristiana, a quien sus seguidores
consideran el hijo de Dios. El nombre de Cristo significa en griego «el ungido»
y viene a ser un título equivalente al de Mesías. Por lo demás, la infancia de
Jesucristo transcurrió con normalidad en Nazaret, donde su padre trabajaba de
carpintero. Hacia los treinta años inició Jesucristo su breve actividad pública
incorporándose a las predicaciones de su primo, Juan el Bautista. Tras escuchar
sus sermones, Jesús se hizo bautizar en el río Jordán, momento en que Juan le
señaló como encarnación del Mesías prometido por Dios a Abraham. Se dirigió
fundamentalmente a las masas populares, entre las cuales reclutó un grupo de
fieles adeptos (los doce apóstoles), con los que recorrió Palestina. Predicaba
una revisión de la religión judía basada en el amor al prójimo, el
desprendimiento de los bienes materiales, el perdón y la esperanza de vida
eterna.
Su enseñanza sencilla y poética, salpicada de parábolas y anunciando un futuro
de salvación para los humildes, halló un cierto eco entre los pobres. Su
popularidad se acrecentó cuando corrieron noticias sobre los milagros que le
atribuían sus seguidores, considerados como prueba de los poderes sobrenaturales
de Jesucristo. Esta popularidad, unida a sus acusaciones directas contra la
hipocresía moral de los fariseos, acabaron por preocupar a los poderosos del
momento. Consciente de que se acercaba su final, Jesús celebró una última cena
para despedirse de sus discípulos; luego fue apresado mientras rezaba en el
Monte de los Olivos, al parecer con la colaboración de uno de ellos, llamado
Judas. Comenzaba así la Pasión de Cristo, proceso que le llevaría hasta la
muerte tras sufrir múltiples penalidades; con ella daba a sus discípulos un
ejemplo de sacrificio en defensa de su fe, que éstos asimilarían exponiéndose al
martirio durante la época de persecuciones que siguió.

POSICION ANTE LOS LÍDERES DE LA HISTORIA

Entonces después de leer breves reseñas sobre las biografías de estos líderes de
la historia, se preguntarán. ¿Qué tienen que ver estas historias con mi deseo
de convertirme en un verdadero líder? Pues bien, ellos les deben servir de
inspiración, pues estos hombres encontraron las razones para justificar su
esfuerzo, ellos en momentos, tan o más críticos que los actuales, supieron tomar
una decisión basada en sus principios, valores, convicciones y creencias; sin
esperar que el entorno cambiara, por lo cual ellos y tantos otros, deben servir
de ejemplo en tu formación como líder.
Sería absurdo omitir las grandes enseñanzas que podemos encontrar en las vidas y
experiencias de líderes, que han dejado un legado de conocimientos y experiencia
que podemos aprovechar. No se trata de imitar a otras personas, sino de aprender
de sus vidas, triunfos y derrotas.
El otro lado de la moneda es que también pueden existir líderes que pudiéramos
catalogar de negativos al guiar a sus seguidores en una dirección equivocada.
Incluso que llamaron la atención internacional por el terrible y fatal desenlace
que propiciaron, al llevar incluso a la masacre y exterminio de grandes grupos
raciales.
Un ejemplo sin duda de lo anterior fue Adolfo Hitler.

http://www.psicologosperu.com/