viernes, 5 de noviembre de 2010

BOREOUT = ABURRIMIENTO EN EL TRABAJO

BOREOUT: SINDROME LABORAL

SI TE ABURRES EN EL TRABAJO, SUFRES DE BOREOUT

Cuando el trabajo aburre y uno se siente desaprovechado y hasta “fuera de lugar”, puede que se esté sufriendo “boreout”, un mal basado en la insatisfacción laboral que tiene serias consecuencias no solo para uno mismo, sino para todo su entorno. La Lic. Claudia Landó, sicoterapeuta, menciona las causas y posibles soluciones.

El síndrome del boreout, debido a una ausencia significativa de tareas, consiste en tres elementos:

aburrimiento = la desgana se apodera de la jornada laboral
infraexigencia = tareas repetitivas y monótonas
desinterés = falta de identificación con el trabajo

Con relación a los síntomas de este síndrome, la profesional indica algunas señales que pueden llevar a concluir que un funcionario, empleado u obrero padece de boreout.

Señales

* La persona está privada de tareas en el trabajo.

* El empleado se siente aburrido y poco comprometido.

* El sujeto finge tener trabajo.

* La persona se siente cansada y apática después del trabajo.

* Se siente insatisfecho en el trabajo.

* No le encuentra sentido a su trabajo.

* La persona tarda mucho en terminar un trabajo que se podría realizar en corto tiempo.

* Siente miedo a que lo despidan.

* Utiliza internet y envía mails sin razón en horas de trabajo.

* Tiene poco o ningún interés en el trabajo.

Con relación a quién o quiénes pueden padecerlo, nuestra entrevistada responde que es un malestar común que afecta a todo empleado al menos una vez en su vida laboral. “Se estima que el 15% del personal de las oficinas está en camino al boreout”.

Causales

La entrevistada explica que hay varias situaciones por las que el boreout puede aparecer. “En términos de procesos del grupo, es muy posible que el jefe, o ciertos miembros del equipo, asuman todo el trabajo interesante, delegando solo aquellas rutinarias y aburridas para el resto de los integrantes”.

Otra causal podría ser que el jefe suele extender esta estrategia en el tiempo, evitando delegar y haciendo que los pedidos por tareas más interesantes por parte del equipo comiencen a disminuir. El resultado es desastroso para ambas partes: jefe y empleados, y a mediano plazo.

Consecuencias

Las consecuencias: un jefe estresado por sobrecarga (burnout) y un grupo de empleados con la autoestima baja (boreout).

“Pasar gran parte del día simulando que uno se encuentra trabajando genera aún más efectos negativos que el estrés por exceso de tareas.

El resultado es la depresión grave, pero el empleado siente temor a que se den cuenta en la oficina”, apunta la Lic. Claudia, para añadir que “la paradoja del boreout es esa, a pesar del odio de la situación, se experimenta la sensación de ser incapaz de pedir tareas más desafiantes o, más aún, de buscar un nuevo trabajo”, apunta la licenciada Landó.

Añade que a medida que pasa el tiempo, la persona se va acostumbrando a esa situación de no tener trabajo y ocupa sus horas laborales con temas particulares. Esa comodidad superficial es el enemigo silencioso. “Es cuando la persona comienza a tener aversión al trabajo”.

Acciones alternativas contra el síndrome

Con relación a las posibles soluciones para el síndrome laboral, la Lic. Landó propone:

1) Hablar de manera honesta y sincera con el jefe apenas se comienza a padecer los síntomas, planteando las ganas de desempeñar tareas más desafiantes. “Hazle saber enviándole un email”, sugiere.

2) En el caso de que el jefe sea la causa de esta situación, plantéale la situación, y si no hay un cambio, acude, personalmente y por correo electrónico, al jefe de tu jefe.

3) Por último, pierde el miedo a cambiar de trabajo, ya que en general suele ser la mejor acción.

Otros consejos prácticos

Con relación a las acciones que la empresa debería poner en práctica, para evitar el boreout en sus funcionarios, la profesional señala:

1) Al contratar una persona, se le deben aclarar cuáles son sus funciones, quién es su superior directo y comunicarle las reglas de la empresa.

2) Ayuda mucho elaborar el organigrama de la empresa y realizar el cronograma semanal, mensual y anual.

3) La comunicación permanente es primordial para que los empleados rindan al máximo en su puesto laboral.

Lectura referencial

El boreout es un fenómeno laboral inédito. En el libro “Boreout, el nuevo síndrome laboral”, sus autores, Philippe Rothlin y Peter Werder, aportan soluciones para evitar sus perniciosas consecuencias en lo anímico y en lo económico. Es una lectura imprescindible tanto para empleados aquejados por esta condición como para los directivos que desean motivar a su equipo.

Para acceder a este material de lectura, se puede solicitar más informes al mail: aoliveros@rhm.com.co.http://www.psicologosperu.com/