martes, 2 de noviembre de 2010

TU MANEJO DEL DINERO REFLEJA TUS AFECTOS

La forma cómo manejas tu dinero representa la forma cómo manejas tus afectos

LOS TACAÑOS O AVAROS: también son así de mezquinos con sus expresiones de afecto. Acumulan sentimientos y no los demuestran. Reservan y escatiman sus emociones.

LOS DERROCHADORES O DESPILFARRADORES: igualmente consideran que está bien regalar amor a todo el mundo sin contemplaciones, muchas veces sin dejar algo para sí. Lo peligroso de esto es que pueden amar a varios hombres y varias mujeres a la vez. Muchos también lo hacen pensando que así pueden "comprar" cariño.

LOS AHORRADORES: son muy cuidadosos, cautelosos, reservados. Ahorran su tiempo y sus afectos para demostrarlos cuando sea realmente necesario.

LOS ENDEUDADOS: han dado del todo de sí y no guardaron nada para sí mismos. Esto se correlaciona con las depresiones donde uno se ha entregado del todo y no guardo nada para sí.

LOS EXIGENTES, ESTRICTOS O METICULOSOS: son los que llevan las cuentas de todo gasto por mínimo que sea (boletos de transporte público, caramelos y chocolates, diarios, propinas, etc.). No solo lo aplican ellos sino que además hacen que sus familiares lleven las cuentas de esa manera o que le rindan cuenta de absolutamente todo gasto. Asimismo son muy rigurosos con sus parejas.

LOS CARITATIVOS: son los que suelen dar limosna o ayudar en obras de caridad. Igualmente les gusta brindar su cariño y afecto a los necesitados de ello.

LOS DEMANDANTES: son los que andan anotando en una libreta (o en su mente) cuánto le dieron a alguien y esperan recibir lo mismo a cambio. Son las típicas personas que se fijan en los cumpleaños o en Navidad qué recibieron de regalo para ellos dar en esa misma proporción. A sus parejas les exigen y reclaman que les brinden el afecto en la misma medida que ell@s lo dan. De lo contrario, arman un escandalo o hacen su berrinche.

LOS QUE COMPARTEN O VAN A MEDIAS EN LOS GASTOS: son los que no les gusta que les paguen todo ni les gusta tener que pagarle todo a alguien, sino que acuerdan en dividir los gastos. Esta postura puede implicar que se confía en la capacidad de autonomía propia o que se desea reforzar la característica autónoma en ambas personas. Toman en cuenta a la otra persona como un ser humano que puede valerse por sí mismo. También es la que aplican las feministas que no desean que el hombre les pague todo.

LOS INVERSIONISTAS: son los que brindan su cariño pensando que a la larga, con el tiempo, van a recibirlo o recuperarlo con creces.

LOS CORTO-PLAZISTAS: quieren que les demuestren el afecto inmediatamente y tienen que estar en contacto diario constante con su pareja (innumerables llamadas por día al celular). Les es difícil esperar y no conciben que pueda haber un tiempo de espacio personal para cada miembro de la pareja. Son absorbentes.

LOS DE A LARGO PLAZO: son los que suelen formar relaciones de 5 años a más sin pasar a formalizar, y así van pasando los años y la enamorada le sigue preguntando que hasta cuándo van a estar así, sin recibir alguna respuesta concreta sino, por el contrario, más dilataciones o postergaciones en cuanto al tiempo.

LOS ACAUDALADOS O RICACHONES: son los que tienen afecto para entregar a montones, por ello muchas veces así se ganan el "cariño" de sus parejas, comprándoles cosas, haciéndoles gozar de lujos con el fin de impresionar a su pareja. El riesgo es que muchas veces utiliza el dinero como poder para manipular y hacer lo que quieren, llegando a apoderarse de la vida de sus parejas. Mientras que otros no se dan cuenta que la pareja les miente solo para recibir las cosas materiales que él les puede dar. El gavilán resulta siendo la paloma.

LOS PRESTAMISTAS O USUREROS: son los manipuladores en una relación. Ya pueden imaginarse en qué forma. Piden más de lo entregado, muchas veces con un interés excesivo.

LOS ESTAFADORES O FALSIFICADORES: los que suelen engañar a sus parejas, ya que llega a ser una forma de vida el estar embaucando o engañando a la gente. Y si le resulta para obtener ganancia, ¿por qué no hacer lo mismo en sus relaciones con las demás personas?

LOS MENDIGOS O LIMOSNEROS: van mendigando amor llegando a sacrificar su dignidad. Son los que le piden a su pareja: "por favor, ámame", "quiéreme aunque sea un poquito", "no me dejes", "no puedo vivir sin ti", "sin ti no valgo nada". Posiciones de víctima.

LOS HARAGANES: no hacen nada para salir de la situación económica en que están. Lo mismo harán con sus parejas.

LOS ARRIBISTAS: así como no tienen escrúpulos para escalar económicamente en lo social, así querrán llegar a tener el control de sus parejas, hasta que ellas estén en su poder, cueste lo que cueste. El fin justifica los medios. Vale todo.

LOS MONOPOLISTAS: buscan las ganancias y placeres para sí mismos sin pensar en su pareja. Quieren todo para sí. Individualistas. Egocéntricos. No quieren que su pareja vea a nadie en la calle ni que hable de nadie más.

LOS EMPRENDEDORES: buscan mejorar su estado actual por lo tanto también buscarán mejorar su relación de pareja. Son los que suelen acudir a psicólogos y psicoterapia para aplicar las mejoras en su calidad de vida. Desean superarse y saben lo que desean.

LOS EXITOSOS Y TRIUNFADORES: suelen apoyarse para salir adelante (sin envidias ni competitividad sobre quién es mejor que el otro). Son los mejores candidatos ya que tienen el lema de SIEMPRE LO MEJOR en todos los ámbitos de su vida, ya sea en sus estudios, trabajo, sus finanzas, amistades, familia, su casa, autoestima, pasatiempos, la ayuda social, sus valores y la parte espiritual.
http://www.psicologosperu.com/