lunes, 31 de enero de 2011

ADICCION AL SEXO (REHABILITACION SEXUAL)



Tiger Woods no sería la primera celebridad que se somete a un tratamiento para "curar" una adicción sexual.

El término fue escuchado por primera vez con el actor Michael Douglas en los años '90.


Más recientemente, el cómico y locutor británico Russell Brand admitió en su autobiografía haber tenido relaciones sexuales con "innumerables" mujeres, incluidas prostitutas, y haberse sometido a un tratamiento para su adicción sexual.


Y David Duchovny, el ex protagonista de la serie de televisión "Expedientes X", admitió en 2008 haber sido internado "de forma voluntaria en un centro de tratamiento para adicción sexual".

Es un hecho que las clínicas para tratar este "trastorno" existen. Y también es un hecho que en países como EE.UU.y el Reino Unido varios miles de individuos -principalmente hombres- gastan enormes sumas de dinero en estos centros de tratamiento.


En Inglaterra, se cree que una de las principales clínicas privadas para tratar adicciones, la Priory, cobra alrededor de US$25.000 por un tratamiento con internamiento de 28 días.

¿Compulsión real?

LOS SIGNOS DE ADICCIÓN

•Sentir que su conducta está fuera de control
•Estar consciente de las consecuencias y seguir haciéndolo
•Llevar a cabo actividades peligrosas o de alto riesgo de forma persistente
•Usar fantasías sexuales para enfrentar situaciones difíciles
•Necesitar cada vez más actividad sexual
•Experimentar cambios intensos de ánimo
•Pasar cada vez más tiempo pensando y planeando actividades sexuales
•Descuidar otras ocupaciones por la actividad sexual

Pero ¿es la adicción sexual un trastorno real?

Para muchos expertos sigue siendo muy difícil tomar con seriedad el término.

Hasta ahora la adicción sexual no ha sido reconocida como un trastorno en la "biblia" de los psiquiatras en muchos países del mundo: el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM), publicado por la Asociación Psiquiátrica Estadounidense.

El DSM no considera que la adicción sexual es una "compulsión", porque una compulsión, dice el manual, no es algo que brinde placer a una persona.

Para quienes lo sufren y para sus parejas, sin embargo, la adicción sexual puede ser devastadora.


En el Reino Unido, organizaciones como Relate, que asesora sobre problemas de relación y pareja, afirma que "la adicción sexual es un término usado para describir cualquier actividad sexual que el individuo sienta "está fuera de control".

Esto puede incluir relaciones sexuales con una pareja, ver pornografía, masturbación, visitar a prostitutas o varias otras actividades sexuales, dice Relate.

"Aunque muchas de estas actividades no causan problemas para la mayoría de la gente, un adicto sexual se siente obligado a involucrarse en esa actividad elegida, a pesar de los problemas que pueda causar en su relación", agrega.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido también ha tomado con seriedad el trastorno y lo compara con otras adicciones como el alcohol y las drogas.


"Durante el acto sexual nuestro organismo libera un poderoso coctel de sustancias químicas que nos hacer sentir bien", explica Paula Hall, psicoterapeuta especializada en relaciones.

"Algunas personas se hacen adictas a estas sustancias y se obsesionan con tener su siguiente "dosis" en su próximo acto sexual. E igual que con otras adicciones, el organismo puede habituarse a estos compuestos, así que el individuo necesita tener cada vez más actividad sexual", agrega.

Entre estas "dosis altas" de actividad sexual, dice la experta, están las caídas, en las que el individuo puede sentirse avergonzado y culpable, con remordimientos y ansiedad.

Aunque la persona que sufre adicción sexual puede sentir que está sola, no es así.

Cálculos "conservadores" afirman que entre 3% y 6% de la población experimenta adicción sexual, pero los expertos creen que el número real es mucho más alto porque el adicto sexual no suele pedir ayuda.

Pero tal como señalan los expertos, si el individuo o su pareja reconocen algún signo de adicción sexual es importante pedir ayuda porque el problema no va a desaparecer solo.

La mejor forma de salir del trastorno, dicen los expertos, es con la ayuda de un especialista que le ayude a entender lo que está ocurriendo y a tomar pasos adecuados para lograr una vida sexual sana.

En el programa "Sex Rehab with Dr. Drew" de VH1 se pudo apreciar cómo es el tratamiento, en líneas generales.

La conducta sexualmente adictiva puede incluir una amplia variedad de conductas tales como:

Masturbación compulsiva
Pornografía crónica
Sexo por teléfono o internet
Chat erótico o fantasías con carga sexual, relaciones y situaciones
Objectificación de las parejas sexuales, rituales relacionados con el sexo
Varios amantes o choques-y-fugas
Masaje sexual, clubes de strip tease, escorts o acompañantes sexuales, prostitutas
Crear fotos o videos sexualmente explícitos
Clubes sexuales, intercambio de parejas, canjear sex por dinero o servicios
Travestismo
Voyerismo
Fetichismo exclusivo
Exhibicionismo
Sexo anónimo
Sexo sado-masoquista
Parafilias en contra de la voluntad de otra(s) persona(s)

-------------------------------------------------------

SOLUCION

30 Tareas para la Recuperación

1. Aceptar o dejar de negar que se tiene un problema

2. Entender la adicción

3. Proponerse dejarlo

4. Limitar los daños

5. Establecer la sobriedad

6. Integridad física

7. Cultura de soporte

8. Multiples adicciones

9. Ciclos de abuso

10. Reducir la vergüenza/culpa

11. Dejar de lamentarse

12. Eliminar la vergüenza

13. Relación consigo mismo

14. Viabilidad financiera

15. Trabajo significativo

16. Estilo de vida equilibrado

17. Reforzar el apoyo

18. Ejercicio y nutrición

19. Vida espiritual

20. Resolver conflictos

21. Restaurar la sexualidad saludable

22. Terapia familiar

23. Relaciones familiares

24. Compromiso de recuperación

25. Problemas con los hijos

26. Familia extendida

27. Diferenciación

28. Relación primaria

29. La pareja

30. Intimidad primaria


http://www.psicologosperu.com/