lunes, 3 de enero de 2011

CONOCE Y MANEJA TUS EMOCIONES

¿Como superar las emociones en las que no estamos cómodos como la tristeza, la ira, el enojo?

Identificar qué te produce esa emoción es el primer paso.

¿Por qué estoy triste? ¿Por qué siento ira, hacia qué siento ira? ¿Qué tengo que observar dentro de mi? ¿Qué me está diciendo ésta emoción?

La emoción está en ti y solo tú la puedes transmutar, por mucho que culpes al mundo de lo que sientes, la emoción existe en ti. Aunque muchas personas intenten animarte, si tú no lo deseas, seguirás anclado/a en esa emoción hasta que tú decidas transmutarla.

No es malo sentir tristeza o ira en algún momento, somos seres duales y fluctuamos hacia los dos extremos de la emoción. Lo malo es estar mucho tiempo sintiendo esa emoción porque se convertirá en un sentimiento profundo.

Todo vibra en el Universo, en consecuencia nosotros también y la emoción nos indica en el nivel que estamos vibrando y esa vibración nos une con vibraciones semejantes.

Si te sientes triste y enojado/a mucho tiempo en tu entorno sucederán situaciones constantes para que sigas triste y enojado/a.

Si “conscientemente” elevas esa vibración buscando formas para sentirte un poco más alegre y animado/a poco a poco el entorno empieza a cambiar.

No es inmediato, no pasa de la noche a la mañana. Si eres constante en poco tiempo todo empieza a cambiar, para eso tenemos la paciencia y la perseverancia.

Cuando decides cambiar la emoción que te está perturbando, estás decidiendo amarte un poco más, empiezas a sentir que eres merecedor/a de vivir una vida más plena, con un poco más de dicha.

Cuando conviertes la tristeza y el enojo en un sentimiento de larga duración, no solo te afecta a ti, afecta a todo a tu alrededor, a tu relaciones personales, a tu familia, a tu trabajo y si todos acaban vibrando en el mismo sentimiento nada puede cambiar, pero sí empeorar, porque baja tu autoestima, tu carácter se vuelve agrio, la mente se nubla y no puedes enfocarte en ningún proyecto; de hecho el deseo de plantearte metas se anula, te limita y no te deja dar pasos hacia ninguna dirección, solo te queda energía para quejarte de lo mal que estás y lo mal que te hace sentir todo el mundo, afianzando el sentimiento.

No mantengas mucho tiempo esas emociones en tu interior. Amate y date la oportunidad de cambiar para sentir mas alegría. Ponte metas pequeñas y enfócate en alcanzarlas y cuando veas que las vas consiguiendo sentirás tu valía personal.

La vida es una constante oportunidad de renovación y cambio, donde a cada instante se nos presenta la oportunidad de expresarnos y proyectarnos hacia los demás y hacia el mundo.

La tristeza y la ira bien gestionada puede ser el punto de partida de una renovación de ti mismo/a, solo tienes que activar el deseo de cambio. Solo tú puedes lograrlo.
www.psicologosperu.com