martes, 26 de abril de 2011

ERES FUERTE

Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida.

Aun con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa, "estoy bien".

Quien te lastima te hace *FUERTE*,

quien te critica te hace *IMPORTANTE*,

quien te envidia te hace *VALIOSO*,

y a veces es divertido saber que aquellos que te desean lo peor...

tienen que soportar que te ocurra *¡¡¡LO MEJOR!!!*


“Dios sabe que eres fuerte”
Texto: Isaías 12:2

“He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es Dios, quien ha sido salvación para mí”.

En la vida nos preguntamos cosas como: ¿Por qué a mí?, ¿Otra vez yo?, o frases como: “Solo a mi me pasan estas cosas”. Y es que hay situaciones que vienen a nuestra vida que nos complican, nos hacen creer que no podremos salir de ellas.

Pero mientras analizaba el por qué muchas veces vienen a nuestras vidas situaciones difíciles, Dios me daba una respuesta a mi mente y me decía: “Porque sé que eres fuerte”.

La verdad es que Dios conoce nuestras limitaciones, así como también nuestras capacidades, El conoce cuál es tu fortaleza y cómo reaccionarás frente a las circunstancias que te rodean, por tal razón permite que vengan a tu vida una serie de situaciones que solo tú puedes soportar.

Y es que no es seas súper man o súper chica, nada de eso; es que El te conoce a perfección y sabe que en toda situación te apoyas en El, por tal razón no hay nada que temer, no hay porque abatirse, ni dudar, Dios siempre te dará la fortaleza necesaria para que salgas como un campeón frente a las situaciones difíciles que te toca enfrentar.

Analiza por un momento lo siguiente: ¿No te ha ayudado Dios hasta acá?, ¿Alguna vez te ha negado su ayuda? Personalmente Dios nunca me ha defraudado, siempre que lo he necesitado ha estado ahí y eso es lo que me ha hecho fuerte frente a las situaciones que me han tocado vivir.

Si yo te contara todo lo que he pasado, las cosas que me han tocado vivir o como Dios muchas veces como yo lo digo a mis íntimos amigos: “Dios me toma como conejillo de indias”, creo que tú te quedarías asombrado. Pero una vez entendí que Dios permite que pasen cosas a mi vida porque un día alguien estará pasando por eso y yo podré ser de bendición para esa persona.

A veces nos complicamos la vida queriendo descifrar el porqué de las cosas sin ponernos a pensar de que eso que en este momento estas pasando será algo que dentro de un tiempo cuando veas hacia atrás te dará risa y dirás: “¿Por eso me asuste? ¡Bah!”.

Y es que Dios es maravilloso, El sabe muy bien que cosas permitir a tu vida, sabe que tú recurrirás a El y El te ayudará. Si Dios supiera que al venir situaciones difíciles a tu vida tu saldrás huyendo, entonces no te las mandaría. El ejemplo de eso es Job, un hombre al cual Dios permitió que el enemigo le quitara TODO, pero porque El sabia que Job le iba a ser fiel hasta el final y fue así, por ello Dios lo recompensó con el doble de todo lo que tenia.

Estimado: pueda que estés pasando en este momento por un episodio de esos, en donde te haces una y mil preguntas, pero no temas, no desmayes, no te preocupes, pues si estás pasando por eso, es porque Dios ya midió tu capacidad y sabe que eres lo suficientemente fuerte como para superarlo.

Esa fortaleza que tú tienes no proviene de una capacidad humana, sino más bien es el fruto de tu comunión personal con Dios, es por ello que no tienes nada que temer, pues tarde o temprano superarás esta situación y serás testimonio vivo de lo que Dios puede hacer en la vida de aquel que se somete a su voluntad.

Si estabas pensando colgar los guantes en estos días por las difíciles situaciones que has estado atravesando hoy te digo:

NO LO HAGAS, Dios conoce tu corazón y tus necesidades, por tal razón solo necesitas someterte a El. Eso que estás pasando nada más es una oportunidad más para que Dios se muestre a tu vida, es para que tu fe crezca y tu confianza en Dios se fortalezca, ya verás que luego que esto pase podrás ser de mucha bendición para otros que van a pasar por lo mismo, pero tú con palabras sabias serás testimonio de que Dios puede ayudarlos, así como también te ayudó a ti, solamente NO TE RINDAS.

Es difícil asimilarlo con nuestra mente, pero de algo debes estar muy pero muy seguro, y esto es:

Si Dios permite eso en tu vida, es porque sabe que eres lo suficientemente fuerte en El para superarlo.

Autor: Enrique Monterroza

http://www.psicologosperu.com/