martes, 17 de mayo de 2011

10 RAZONES PARA NO SER LA AMANTE

Por: Shoshan

Muchas veces nuestros ojos se posan en alguien que no nos conviene pero cuando nos damos cuenta muchas veces ya es tarde, estamos enamoradas.
El corazón tiene razones que la razón no entiende, porque nos empeñamos en dañar nuestras vidas, conformándonos con ser amantes.
¿Tan poco valor nos damos, o es que no tenemos derecho a ser felices?

1. Nunca tendrás compañía en fechas especiales (Navidad, cumpleaños, fines de semana, etc.)

2. No puedes planificar una cena romántica en su casa, y mucho menos podrás ir a restaurante públicos.

3. Los Domingos no puedes contar con su compañía, él tiene familia y ese día es de su esposa e hijo.

4. Tú mereces ser la esposa, no la amante, la persona a la que él ama sin necesidad de esconderse.

5. Si le llamas por teléfono, y recibe una llamada, te colgará el teléfono a ti y no a ella.

6. Sus noches son de ella, no tuyas, sus planes son de ellos no tuyos.

7. Si está casado, no puede ser “tu media naranja” (ya es de otra).

8. Esas palabras “estoy casado pero no tengo nada con ella” es una vil mentira.

9. Es malo ser amantes porque TÚ misma te estás devaluando al no darte el lugar importante que te correspondería por ser la pareja de alguien.

10. Si estás enferma o necesitas algo, no puedes llamar, está con su esposa, tú sólo eres la amante (la que debe esperar que tenga tiempo libre para ti).

Si estás viendo a un casado, te pregunto: ¿te saca y lleva a lugares públicos?

Si no es así te sería mejor buscarte a alguien que te comprenda, porque él sólo te quiere como la segunda, y eso es rebajarte en tu integridad moral. Tú vales mucho más que como para ser sólo el segundo plato.

Valórate mujer, déjalo aunque te prometa que se divorciará; no lo hará, nunca lo hacen, sólo eres su diversión.

Mis amigas, si nos ponemos a reflexionar en estas simples razones de las que seguramente hay cientos más, veremos que no es nada bueno ser amantes. Como mujer amante, siempre serás la segunda opción, además no se puede ser feliz destruyendo hogares donde los hijos son lo más importante, no es bueno para ti ni para la otra persona.

Hay muchos hombres lindos y buenos que pueden traer felicidad a tu corazón, no busquemos lo difícil y ajeno para vivir, no se puede construir donde se ha destruido.


Fuente: todamujeresbella.com
http://www.psicologosperu.com/