jueves, 5 de mayo de 2011

CUENTOS PARA EMPRESAS

¿Por qué un cuento personalizado para empresas o para particulares?

La respuesta que mejor lo refleja sería: porque los cuentos sirven para dormir a los niños y despertar a los adultos.

La frase "Érase una vez...", es capaz de evocar en muchos de nosotros un enorme torrente de recuerdos y sensaciones, capaces de trasladarnos al maravilloso mundo de la FANTASIA, donde habitan dragones, duendes, magos, princesas, etc. La mente humana es pura metáfora, todo es metafórico, en la medida en que representa otra cosa que no es.

Dicen los historiadores que la primera tribu que utilizó el cuento fueron los aborígenes australianos. Lo hicieron incluso antes de que empezasen a pintar . Uno de esos cuentos explicaba el fenómeno natural del fuego, de las estrellas y los cuervos.

Los cuentos ayudaban a transmitir información, almacenándose en las mentes de las personas, generación tras generación.

La Biblia es un ejemplo claro de lo que estoy diciendo, haced un experimento, probar a dad una charla sobre un tema. Primero dad la charla a un grupo de gente hablándoles técnicamente, después inventaos una historia o cuento con el que a través de él expliquéis todo lo que anteriormente habéis dicho. Al día siguiente, preguntad a esas personas con qué se quedaron. El resultado os sorprenderá.

Podríamos narrar la historia que toda empresa tiene, en la que participan personas que durante años se han esforzado a que la empresa fuese bien, tuviese éxito y una vez el producto o servicio terminado, mostrásemos cómo todos ellos se sienten orgullosos de ser parte del engranaje de la empresa, y ahí radica el poder del cuento. El cuento es una herramienta capaz de transmitir de forma única los sentimientos y emociones, el mensaje quedará grabado para siempre en el subconsciente de las personas, haciéndose parte de nuestro yo. Como bien sabemos, las personas pensamos en imágenes. La mente humana prefiere las anécdotas, metáforas, porque eso conecta con la función asociativa de la inteligencia intuitiva.

Dejémonos de prejuicios, de pensar: Cuento = Niño.

¡No! Cuento = transmisión de los mensajes, Cuento = mensaje grabado en la memoria, Cuento = adultos, Cuento = imaginación = futuro

Esto significa que la empresa está viva y tiene futuro, porque todo aquel que tiene imaginación crea el futuro. ¿Qué hubiera sido del mundo sin imaginación? No quiero ni pensarlo. Gracias a Dios que hubo un hombre que tuvo imaginación para ir a la Luna (Julio Verne) o quiso volar (Leonardo Da Vinci) y miles de personas que imaginaron muchas cosas más.

Si en tu empresa tienes gente con imaginación seguro que tu empresa perdurará en el tiempo, te lo aseguro.

Por último, os dejo con un cuento de empresa que puede ayudaros a entender un poco mejor qué es un Cuento para una Empresa con el que ayudará a publicitar vuestros productos.



Por: Susana Rodríguez Santamaría

http://www.psicologosperu.com/