martes, 3 de mayo de 2011

LA FAMILIA DE PUERCOESPINES

Había una vez una familia de puercoespines...


Los puercoespines están lleno de púas, porque sus cuerpos así son.


Cuando llegó la época del invierno, esta familia se fue a pasar el invierno a un lugar pequeño que los acogiera del frío, entonces decidieron ponerse muy juntitos, pero no tuvieron en cuenta el tamaño de sus filosas púas, y estuvieron calentitos, pero se lastimaban por sus púas


Cuando el invierno pasó, todos estuvieron lastimados, y decidieron que el próximo invierno irían a un lugar más grande y se alejarían bastante, para no lastimarse. Esto dio como resultado, que al estar lejos, tuvieron mucho frío, y la pasaron mal.


Entonces, cuando llegó otro invierno, se dieron cuenta que había que modelar sus púas, y que deberían ponerse, ni tan cerca, ni tan lejos, aceptando que debían acomodarse de tal manera que nadie saliera de ese invierno, con frío ni lastimado.


Recuerda, que todos tenemos púas, que debemos modelar, porque pueden lastimar justamente a los seres que más amamos, y esos seres están, no en la calle, sino en tu familia.

Fuente: Dau Escuela de Vida

http://www.psicologosperu.com/