miércoles, 25 de mayo de 2011

LAS FOBIAS SEXUALES MAS EXTRAÑAS

"Tu mente puede ser tu aliada o tu peor enemigo".

La próxima vez que "no tengas ganas", siéntete agradecido de que no sufres de ninguna de estas raras, pero muy reales, fobias sexuales.

Cuando Angela, una chica de 25 años, era adolescente, temía que en algo en ella no estaba bien: por más que su novio trataba, no había forma de que la pudiera penetrar. "Siempre que íbamos a tener sexo, entraba en pánico", cuenta. "Era como si, de repente, todo mi cuerpo se cerrara". después de haber pasado por 5 novios más sin poder tener sexo, Angela fue diagnosticada con vaginismo, una contracción involuntaria de los músculos de la vagina que impide la penetración. "Estar ansiosa y pensando: 'Esto no va a pasar' puede hacer que los músculos pélvicos se contraigan y dificulten el paso del pene".

Angela pasó su adolescencia convencida de que se moriría virgen. "me sentí muy aliviada cuando descubrí que tenía vaginismo y que mi problema estaba en mi mente, no en mi cuerpo", dice. "Encontré un chico muy comprensivo, y avanzamos muy despacio. Pasado un año, logramos tener relaciones, ¡y yo estaba muy emocionada!".

LA SALA DEL PÁNICO

Se han realizado muy pocas investigaciones estadísticas con respecto a las fobias sexuales, pero se cree que la erotofobia (miedo a hablar sobre cualquier tema erótico o sexual) es la más común. Otras fobias sexuales incluyen:

MEDORTOFOBIA: miedo al pene erecto

HETEROFOBIA: miedo al sexo opuesto

TOCOFOBIA: miedo al embarazo

GIMNOFOBIA: miedo a la desnudez

ANUPTAFOBIA: miedo a quedarse soltera o casarse con el chico incorrecto

¿FOBIA O SIMPLE TEMOR?

Si les preguntas, muchas chicas en sus 20 te confesarán que tienen miedo a quedar embarazadas o a no casarse nunca, pero la Dra. Janet Hall, una terapeuta sexual, dice que esos temores se convierten en fobias sólo cuando afectan tu vida diaria. "No importa lo mucho que lo racionalicen, estas mujeres no pueden sobreponers al miedo", explica. "La reacción no es apropiada dentro del contexto social, y eso ocasiona graves conflictos en sus vidas".

La Dra. Hall añade que las fobias suelen surgir a partir de una experiencia traumática, como un ataque sexual, o por falta de conocimientos en la materia. "Cuando sufres de síntomas de ansiedad extrema, estás en la etapa de fobia", afirma. "Los síntomas físicos incluyen aceleración del ritmo cardíaco, falta de aliento, terror, sudores y malestar general".

EL PRECIO DEL SILENCIO

Como es de imaginar, las fobias sexuales pueden tener graves repercusiones en la intimidad. "Si no se habla lo suficiente sobre la situación, ambas partes empezarán a preocuparse y a dudar de la fortaleza de la relación", alerta la Dra. Hall. Es clave que seas abierta con tu chico y que le hables de tus sentimientos; y si estás sufriendo de ataques de ansiedad frecuentes, busca la ayuda de un sicólogo o de un terapeuta sexual. "Si no recibes la información que necesitas, tu mente lo convertirá en algo desproporcionado", alerta la experta. Pero puedes estar tranquila porque hay formas de tratar y curar las fobias. "Quizás debas trabajar muy duro para manejar los pensamientos retorcidos que surgen, pero hay tratamientos básicos para la ansiedad que te ayudan a cuestionar esas ideas en cuanto vienen a tu mente", asegura la Dra. Hall.

25% de las personas con fobias sexuales sufren de ataques de pánico. Fuente: The New Harvard Guide to Women's Health.

Por: Kimberly Gillian

http://www.psicologosperu.com/