martes, 15 de noviembre de 2011

EL SINDROME DE LA DAMA Y EL VAGABUNDO

...Y CON EL BEBE SON 3

Un gran número de perros pierden sus hogares felices cuando el primer bebe humano se une a la familia y usurpa el rol de Reina (la cocker spaniel) como "hij@ únic@". Lo irónico de esto es que esto no tendría por qué ser una tragedia. Los padres primerizos inteligentes se cercioran de que Reina (la Dama) acepte a su hermanit@ con poca o ninguna resistencia y así llegan a evitar con éxito el síndrome de La Dama y el Vagabundo.

LOS PERROS Y LOS BEBES

Al igual que sucede con muchos retos de entrenamiento, cuanto antes se empiece, mejor. Muchas parejas deciden no tener hijos por años antes de que dicho evento glorioso se produzca. Es más difícil convencer a una perrita de 8 años de edad que acepte al nuevo bebito si ella nunca ha estado cerca de niños, que lo que sería si Mamá y Papá hubiesen hecho el esfuerzo de lograr que sucedieran buenas cosas cuando hubiese bebes en los alrededores. Esto es algo positivo por hacer incluso si la pareja estuviese 100% segura de que nunca tendrán bebés propios. Existen bebés y niños por todos lados, y si la perrita mordiese al nuevo bebe de la Tía Meggie durante el Día de Acción de Gracias en tu casa, las festividades terminarían por arruinarse.

PASOS DE BEBE

De ser posible, empiecen cuando Reinita, todavía sea una cachorrita. Si no conocen a un familiar, amigo o vecino que tenga un bebé, vayan al parque al menos una vez a la semana en un día soleado. Siempre habrá madres y niñeras con bebés y niños pequeños en los parques. Cerciórense de mantener a Reinita con su correa, limpiar sus necesidades y obedecer todos los reglamentos de los parques referentes a perros.




Fuente: "El Poder del Entrenamiento Positivo para Perros" por Pat Miller

Traducido por: Psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/