jueves, 10 de noviembre de 2011

EL SINDROME DE LOS TRES CERDITOS

¿Padece del "Síndrome de los Tres Cerditos " cuando se trata de su negocio?

Yo estaba buscando a través de mis viejos libros esta mañana y me encontré con un montón de cuentos infantiles de cuando yo era un niño. La mayoría de ustedes recordarán el cuento de los tres cerditos y el lobo feroz. Lo sé, lo sé... usted probablemente está pensando, ¿qué tiene que ver conmigo y mi negocio, pero tengan paciencia, porque la historia tiene un mensaje importante.

Para aquellos de ustedes que no conocen el cuento, he aquí un resumen:

Tres cerditos decidieron salir de casa y aventurarse en el mundo, lejos de la comodidad y la seguridad de su casa, en busca de su fortuna. Al encontrar un lugar para instalar su casa cada uno de ellos construyó una casa propia. El Cerdito 1 construyó su casa de paja, ya que era la forma más rápida y más fácil de hacerlo. El Cerdito 2, construyó su casa de palos, un poco más fuerte, pero no tan resistente como la del Cerdito 3 que construyó su casa de ladrillos.

Aquí aparece el lobo feroz en busca de su cena. Se aproxima a la puerta del Cerdito 1 y con un soplido derrumba la casa con facilidad, el cerdito temeroso corre a la casa del cerdito 2, pero el lobo lo sigue y vuelve a suceder lo mismo. Ahora, los tres cerditos están en la casa de ladrillo del Cerdito 3 y cuando el lobo sopla y sopla no pasa nada y la casa se mantiene firme. El lobo hambriento intenta engañar a los cerditos pero el Cerdito 3 es bastante inteligente. En su intento por irrumpir en la casa, el lobo sube por la chimenea y cae de frente en una olla grande de agua hirviendo: game over = fin de la historia.
Me encanta lo tanto que se resume en este sencillo cuento sobre muchas de las personas en nuestra industria. Por lo tanto, hay un par de aspectos muy importantes que quiero señalar.

Al final del día todo el mundo está tratando de mantener al lobo lejos de la puerta. Con la economía tan mal y tanta gente ajustándose los cinturones, muchos dejarán su zona de comodidad y buscarán otras maneras de aumentar y/o sustituir sus ingresos y muchos de ellos encuentran su camino hacia la comercialización del Internet.

No me gusta decir esto, pero necesitan saberlo. La mayoría fracasa; el 97% de los vendedores por Internet fracasan en la industria - ¡wow! Sorprendente, lo sé. Pero la buena noticia es que esto no tiene por qué necesariamente ser su caso, usted no tiene por qué fracasar, usted puede tener éxito, usted sólo necesita saber cómo hacerlo. La mayor parte de este fracaso se debe a la pereza, la falta de dirección, la formación inadecuada y la no consistencia. ¡Pero usted es diferente!

Usted debe seguir los pasos del Cerdito 3: trabajar con inteligencia, trabajar arduamente y construir una base sólida en su negocio y no sólo va a ser recompensado con seguridad y estabilidad a largo plazo, sino que literalmente tendrá a las personas acudiendo a usted, tocando a su puerta desesperados por su ayuda al igual que en el cuento arriba mencionado.

Usted no compraría un bisturí y se haría llamar cirujano. ¡No! Debe instruirse (formarse, capacitarse) y trabajar duro, desarrollar sus habilidades y convertirse en grandioso. La buena noticia es que los negocios en casa no son difíciles, pero sí requieren bastante trabajo duro.

¿Cuál de los tres cerditos es usted?

http://networkercity.com/wp-content/uploads/2010/06/piggy-presentation-pdf.pdf

No hay lugar para la flojera ni la chabacanería, como los Cerditos 1 y 2, usted debe “pagar piso” y mejorar sus habilidades, nunca dejar de aprender y nunca rendirse. Si usted puede hallar un mentor o coach que conozca “el teje y maneje” y absorber el máximo de conocimiento que pueda de él, entonces recomiendo que lo haga.

Por su éxito,

Ross Wilson
www.networkercity.com

Fuente: http://www.betternetworker.com/articles/view/personal-development/mindset/do-you-have-little-pig-syndrome-when-it-comes-to-your-business

Traducido del inglés al español por el Psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/