sábado, 26 de noviembre de 2011

LA IRA ES LA MEDIDA DE LA EVOLUCION Y DE TUS LOGROS

Se puede medir el grado de tu evolución en esta vida similarmente a como puedes medir tu peso, estatura, área de tu casa, puesto que ocupas en algún ranking o el nivel que has logrado en diferentes situaciones o etapas de la vida.

La forma de medir tu avance es analizando tu nivel de ira.

La ira es considerada el peor pecado dentro de las diferentes religiones del mundo y se piensa que es provocada por los rezagos evolutivos en la amigdala del lóbulo frontal que ha almacenado en capas sucesivas características similares a las del cocodrilo, lobos y chimpancé.

La ira es la que ha provocado las mayores discusiones y guerras en toda la historia de la humanidad y el salvajismo del mundo animal.La ira ha sido un molde en las épocas antiguas y que luego de más 2,000 años en qué Budha, Jesús Cristo, Mahoma, Lao Tsé, comenzaron a dar el mensaje de paz, armonía y amor, aún se entiende.

El Dios del Antiguo Testamento es un Dios de ira. Por lo tanto, era natural ir a la guerra o castigar a nuestros enemigos. Ojo por ojo y diente por diente, era un lema anterior al Nuevo Testamento.

La ira de dioses

La ira de Dios trajo diluvios, terremotos, guerras, nos arrojó del paraíso y tantas calamidades. Inclusive, en la historia de Moises se menciona que Dios enviaba castigos al faraón y que el mismo Dios endurecía su corazón, por lo que no le dejaba oportunidad de enmendarse.

Por supuesto, esto una interpretación humana. Jesús, en lugar de la ira, enseñó a colocar la otra mejilla, dando un vuelco total al destino de la humanidad. Enseñó la paz, que hasta ahora no la entendemos.

La ira está fuera del futuro, el futuro de la humanidad será de paz, aunque está tardando en manifestarse como una nueva era de paz, armonía y luz.

Los mansos de corazón son los que serán dueños del futuro. Los Maestros de Sabiduría son los que guiarán a la humanidad. La humanidad no resistirá más si seguimos el mismo camino.

La ira es natural

Es natural tener ira en tanto nuestros rezagos evolutivos no desaparezcan. Pero a medida que vayamos avanzando en el Camino de la evolución superior, la ira es una de las formas de saber si vamos avanzando o retrocediendo.

Si tienes ira constantemente y esta te dura por mucho tiempo, tu camino va en retroceso. El enojo muchas veces es sin motivo, lo que es más preocupante. El enojado no entiende razones.

Si tu ira es muy a lo lejos y cuando ocurre te pasa rápidamente, tu Camino está correctamente por el buen sendero.

La ira debe ser algo pasajero, sin mayores consecuencias, sin que afecte a nadie traumáticamente.

Esta es la medida de cuánto has avanzado con respecto a ti mismo y ante los demás.

Mientras más ira tengas:

Mayor probabilidades de tener mala salud,
Mayor posibilidad de accidentes y errores,
Mayor soledad y aislamiento,
Menor claridad mental,
Menor evolución espiritual,
Menor calidad de vida y felicidad.

La ira ha sido la causante de los mayores atropellos, venganza, crímenes, injusticias, explotación, odio, incomprensiones, racismo y en general la mayor parte de los males de la humanidad.

Claro que algunas veces la ira puede traer buenas cosas, como por ejemplo las guerras traen consigo avances tecnológicos, pero a un costo muy elevado. La paz ha traído mayores avances que las guerras, por la colaboración en armonía de muchas fuerzas.

La ira es como apagar una vela con la bala de un cañón pudiendo soplar suavemente. El enojado fuerte, el tirano o dictador, destrozará todo a su paso.

Si conoces alguien que se enoja con facilidad, debes ayudarlo, si no lo permite, es preferible alejarse lo más posible.

La característica principal de la ira es que no trae consigo algún interés personal como la riqueza o el poder, es tan solo una explosión sin objetivo.

La vida requiere objetivos, la evolución es uno de los objetivos.

Fuente: vidaok.com

http://www.psicologosperu.com/