jueves, 24 de noviembre de 2011

PILAR SORDO

Psicóloga chilena
Los hombres hablan de ellos.
Las mujeres hablan de los demás.


A las mujeres les gusta utilizar la palabra "PERO..."
"Estoy bien, pero..."
Para las mujeres el mundo puede ser siempre más perfecto de lo que es.
Nunca nada es suficiente. Siempre no están conformes con lo que hay.

Esperma, espermatozoide y pene están relacionados con la palabra SOLTAR.
Útero, óvulo y ovario están relacionados con la palabra RETENER.

El retener en las mujeres tiene 3 niveles:

1) guardar cosas: por ejemplo, guardan muchas cosas en la cartera por si alguna vez alguien puede necesitar algo.

2) memoria emocional: las mujeres recuerdan detalles mínimos y cada que vez que los recuerdan lo vuelven a vivir. Mientras le siga doliendo, lo va a seguir cobrando eternamente. La solución está en TRABAJAR CON EL DOLOR. Hacerse co-responsable del daño. Recordar sin que duela.

3) comunicacional: son preguntonas e insistentes: "¿y qué más?".

PREGUNTAS SUICIDAS para los hombres que hacen las mujeres:
¿cómo me veo? (cualquiera sea la respuesta, el hombre tiene las de perder)
¿estoy gorda? (si le responde que sí, pobre de él; si le responde que no, es un mentiroso)
¿me puedes avisar cuando esté comiendo demasiado pan? (¡ni se le ocurra avisarle!)
¿tú no quieres ir, cierto? (cree que le "adivina" el pensamiento y responde antes que él)

Las mujeres suelen pensar y decir:
"si yo no lo hago, nadie lo hará", "nadie lo hace mejor que yo".
Según el pensamiento de ella: ella está educando a una tropa de ineptos e inútiles
Aquí la solución consiste en PEDIR AYUDA.
Y si va a hacer las cosas, que las haga con gusto sin estar quejándose de que no la ayudan.

Los hombres AVANZAN = viven y van olvidando rápido.
Se sueltan de los afectos permanentes.

Las mujeres tienen que reducir a la mínima expresión el RETENER.
Las mujeres tienen que aprender a SOLTAR.
Los hombres tienen que reducir a la mínima expresión el SOLTAR.
Los hombres tienen que aprender a RETENER

Las mujeres necesitan sentirse necesarias, necesitan ser necesitadas, necesitan sentir que son indispensables.
Por ejemplo: la lactancia, llevar al niño al jardín de infantes el primer día
A la mujer le gusta estar al servicio de la humanidad. En pro de la salvación de la humanidad. Siempre dispuesta a la humanidad. No pensar en sí misma.

La mujer tiene la "vocación por rehabilitar hombres tarados". Es un placer lograr que deje de ser un tarado. "¿Dónde está el alcohólico de Lima para salvarlo?" "Por mí va a cambiar".
Hay un placer en las mujeres de sentirse buenas.
Se agotan tratando de probar que son indispensables.

Las mujeres, al ser más auditivas, suelen engancharse con un hombre que les diga frases como: "te necesito", "te voy a amar para siempre", "te prometo...", "no te puedes morir antes que yo".

Sugerencia para la mujer: disminuir el sentirse indispensable.
"Nos tienen que querer por lo que somos y no por lo que hacemos".
Cuando los otros SE MUEREN, SE MUEVEN o SE VAN, allí se siente mal ella.

Sugerencia: soltar libremente, y NO CON RABIA, y aceptar que me quieran por lo que soy.

Los hombres necesitan ser admirados, reconocidos. Buscan focos de admiración, de novedad.
Sugerencia para que el hombre reduzca el "soltar": aprender a hablar lo que le pasa dentro de la familia.

La mujer utiliza 17,000 palabras al día.
El hombre utiliza 10,000 palabras al día.

Los hombres funcionan con objetivos, metas, llegadas de las cosas.
Las mujeres funcionan con procesos, trayectos.

Para la mujer, conversar = soltar
La mujer es retentiva = volvemos e insistimos

Elemento seductor para un hombre = UNA MUJER CONTENTA, SONRIENTE

Por ejemplo: Cuando la mujer amenaza que se va a ir; ¿cómo lo toma el hombre? Mientras no tenga consistencia con los hechos y quede solamente en lo verbal, las amenazas de ella no sirven para nada.

Mujeres: aprender a INTERNALIZAR LA FELICIDAD
Hombres: aprender a EXTERNALIZAR LA FELICIDAD

Nadie ha venido a este mundo para hacernos felices.
La responsabilidad de ser feliz es DECISION INDIVIDUAL, ACTITUD.

La mujer suele decir que la vida ha sido injusta con ella.

Las mujeres suelen proteger a los hombres para que no se hagan cargo de nada.

La mujer tiene que hacerse cargo de su propia felicidad y no encadenar la felicidad de los otros.

Para el hombre, externalizar significa reconocer que tiene afectos (mujer, hijos, padres, amigos) que le han permitido cumplir objetivos. Agradecerles lo que la vida le dio.

PENSAMIENTO MÁGICO DE LAS MUJERES: hombre mágico, gigante, perfecto, maravilloso

A las mujeres se les dificulta pedir lo que necesitan.

"Ni nosotras sabemos lo que queremos pero ellos sí tienen que saber".

Haga lo que haga el hombre, igual lo arruina.

Mientras más grande sea su pensamiento mágico, más infeliz será.

Sugerencia: DISFRUTE DE LO HECHO.

La mujer le cuenta al mundo lo que le falta.
Siempre va a contar lo que le faltó.
La queja es un mal hábito.

Sugerencia para los hombres: RETENER = cuidar detalles, sorprender

Sugerencia para las mujeres: no hacer REAL lo MÁGICO

En todas las diferencias somos complementarios.

Qué importa quién hace mejor las cosas.

Somos eternos alumnos de la vida.

Hay que generar espacios de encuentro.

Fuerza de voluntad.

Hoy se acarician más los notebooks que los hijos.

Lo que importa es lo construido puertas adentro.




http://www.psicologosperu.com/