viernes, 23 de diciembre de 2011

PLATICANDO CON EL MEJOR PSICOLOGO DEL MUNDO

¡Hola amigos! Les quiero compartir la carta de mi amiga Mónica (claro con su aprobacion), ella tiene 25 años ¡y aún es virgen! Así es, no ha tenido relaciones sexuales y ahora sabrán porqué... ¡Sigan leyendo!

Querida Swenty:

Gracias por tus consejos y tus palabras de aliento para seguir adelante. Hoy quiero compartirte algo que me sucedió y que gracias a ti he comprendido y he comprobado que todo lo que me has dicho no es mas que la pura verdad! Amiga gracias! Te quiero!
Bueno, te platico...

Hace días con Alberto hablábamos de sexo y esas cosas, pero entre relajo y relajo las cosas se pusieron más candentes hasta que él me propuso tener relaciones, le dije que me diera unos días para pensarlo ya que como sabemos sería mi primera vez y a pesar de mi edad aún es una decisión complicada para mi.

Me pasé los días pensando en sí hacerlo o no, él me gusta físicamente y él simplemente me daba confianza para no sentir miedo de algún daño físico, moral y hasta sentimental, pues estoy consciente además de que sólo sería sexo por placer y nada más (en mi caso también la curiosidad). Y como siempre recurrí a mi psicólogo ignorando tus consejos y creyendo que un profesional sabe lo que hace, hablé con él segura de que me sacaría de mis miedos "estúpidos" para no tener sexo. Muchas cosas me venían a la mente: "ya estás grande", "morirás vieja sola y arrugada y será demasiado tarde", "ya nadie querrá nada contigo después", "dirás un día: Hubiera aprovechado en mi juventud cuando pude". Sin fin de cosas que me animaron a tomar la decisión.

Entonces decidí que sí tendría relaciones con Beto, consciente de que él tiene novia y yo solo sería algo pasajero, que solo lo haría por gusto y por dejar de ser virgen, con la mente en que eso no afectaría nuestra amistad y que después seguiríamos como si nada hubiese pasado, en fin estaba consciente de todo y claro también íbamos a usar condón.

De repente me sentí triste... a pesar de haber hablado con mi psicólogo y haber pensado en que todo estaba bien, sentí un vacío y pensé: "Pero él tiene novia, ¿por qué quiere hacerlo conmigo? Quisiera encontrar a un hombre que a mí me amara y me respetara, que no solo quiera sexo conmigo por placer.

Amiga, ¿¿qué crees??

¡¡Que el mejor psicólogo del mundo entró a mi cuarto!! Y fue hermoso oír esa dulce voz diciéndome: "Hija...No es lo que realmente quieres hacer. No tengas miedo a nada, tú nunca estarás sola, yo siempre estoy contigo, nunca te sentirás vieja y arrugada, triste y sola por no haber tenido relaciones con un hombre, porque eso no es lo que hará retenerlo, sino el amor. Es el amor lo que hace feliz, es el amor lo que te hace plena y el que hará no sentirte sola, es el amor lo que hará que esa persona esté a tu lado. Yo creé el sexo con el propósito de la procreación y puse en él el placer para que no fuese desagradable como en los animales que solo actúan por instinto sin sentimientos, eso es el sexo hija, un momento de placer que se va y se desvanece, el amor perdura y no termina en minutos. No temas a la soledad, nunca estarás sola. Hay un hombre para ti. Espéralo y no desesperes, cuando él llegue tú sabrás que has hecho lo correcto porque se casará contigo y estará ahí para ti, no se irá de casa después de haber tenido sexo contigo como si fueras una desconocida o solo un objeto para dar placer, será quien esté en momentos difíciles apoyándote y sosteniéndote cuando sientas desfallecer porque no es fácil el camino pero juntos se ayudarán con amor mutuamente".

Amiga, yo no sé si esto fue un sueño o no sé, pero puedo decirte que me sentí llenísima de paz en mi corazón ¡que ya no me importa nada! Me siento amada, me siento feliz y siento que no me falta nada, Dios me hizo sentir una niña pequeñita y no lo digo por su grandeza o porque me haya hecho sentir inferior a Él, si no que me hizo sentir como una niñita a punto de hacer una travesura y que él vino a rescatarme y me hizo sentir protegida, es como si me hubiera tomado entre sus brazos y empezara a darme consejos, así como un padre, ¡como tú siempre me lo habías dicho!

Hoy siento que no importa si muero virgen, comprendí que eso no es el verdadero placer de vivir plena y feliz, que el sexo solo es uno más de los complementos de la vida para ser feliz pero no el más importante, hoy comprendo porque muchos dicen que es mejor "hacer el amor" que "tener sexo" ¡porque no es lo mismo!

Hoy ya no siento miedo, hoy sé que es mejor esperar a ese ser que estará a mi lado siempre por la voluntad de Dios y que sería mucho más maravilloso si los dos vamos tomados de la mano con nuestro hermoso Dios.

Pero lo más importante de todo amiga que aprendí... es que ¡¡Dios sí se preocupa por nosotros!! ¡Nos ama! Y tú siempre me lo habías dicho, pero siempre eché en saco roto tus palabras, hoy sé de lo que hablabas y por eso me uno a ti y me uno a Dios de ahora en adelante, ¡Dios será lo más importante en mi vida!

¡Te quiero amiga!

¡Gracias por todo!

¡Bendito sea Su nombre!

Fuente: cristoesmisalvador.metroblog.com