viernes, 9 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (11)

EL CEREBRO MASCULINO ENAMORADO

Cuando Nicole finalmente invitó a Ryan a pasar la noche, él sintió que había muerto y que estaba en el cielo.

Después de eso, hicieron el amor todos los días, a veces más de una vez, y el seguía sin poder tener suficiente de ella.

El sexo no siempre lleva al amor, pero para el cerebro masculino, es una parte necesaria para llegar al amor.

El cerebro de Ryan estaba produciendo químicos que crean una euforia similar a la que se experimenta con la cocaína.

El no podía explicarse por qué, cuando estaba lejos de Nicole por más de 4 o 5 horas, empezaba a sentir deseos biológicos primitivos.

Si pudiésemos viajar por los circuitos cerebrales de Ryan en un tren en miniatura mientras él se enamoraba, empezaríamos en un área profunda al centro de su cerebro denominada ATV, área tegmental ventral.

Veríamos las células en esta área fabricando rápidamente dopamina, el neurotransmisor de la motivación y la recompensa que hace que nos sintamos bien.

A medida que el tren se llenaba de dopamina en dicha estación ATV, Ryan empezaba a sentir una sensación placentera.

Lleno de dopamina, el tren pasaría velozmente por sus circuitos cerebrales hacia la próxima estación, NAc, o nucleus accumbens, el área de la anticipación del placer y de la recompensa.

Debido a que Ryan es hombre, veríamos que la dopamina del tren se mezclaría con testosterona y vasopresina.

Si tú eres mujer, se mezclaría con estrógeno y oxitocina.

La mezcla de la dopamina con dichas hormonas estaba conformando un combustible adictivo de alto octanaje, dejando a Ryan entusiasmado y muy enamorado.

Cuanto más sexo tenían, los cuerpos y cerebros de Ryan y Nicole se volvían más adictos.

Cuando los enamorados estaban alejados, constantemente pensaban en el otro y se enviaban mensajes de texto.

El tren del amor con su combustible adictivo hace que no podamos dejar de pensar, fantasear y hablar acerca de la persona de la que estamos enamorados.

En un estudio, hombres y mujeres declaraban que pasaban hasta 85% de su tempo soñando despiertos acerca de su amado/a.

Ryan sentía que estaba literalmente incorporando la esencia de Nicole en la textura de sus circuitos cerebrales.

Y así era en efecto.

A medida que el tren llega veloz a la estación final (el núcleo caudado, o NC, el área que memoriza la apariencia e identidad de quien sea que le esté proporcionando placer), veríamos todos los más diminutos detalles acerca de Nicole siendo grabados indeleblemente en la memoria permanente de él.

Ahora ella era literalmente inolvidable.

Una vez que el tren del amor ha realizado las 3 paradas en ATV, NAc y NC, veríamos emerger los circuitos de amor y deseo de Ryan a medida que se enfocaban únicamente en Nicole.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por Psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/