lunes, 19 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (18)

EL HABLAR RUDO PREPARA A LOS HIJOS PARA EL MUNDO REAL

Michelle, la madre, estaba molesta con Tim, el padre, porque, según ella: “a veces le da órdenes a nuestro hijo, Blake, como si fuese un sargento”.

“Tim vocifera: ‘siéntate’, ‘no te muevas’, ‘silencio’”, señala Michelle.

“Aun cuando a Blake pareciera no importarle, creo que Tim está siendo insensible y rudo”, añade Michelle.

Se suele escuchar esto muchas veces por parte de las madres.

Para las madres, los padres pueden sonar muy toscos, y para los padres, las madres pueden sonar muy blandas.

Los investigadores han hallado que, en efecto, los papás dan a sus hijos órdenes más directas en comparación con las mamás.

Y las madres sintonizan más emocionalmente con sus hijos, por tanto no necesitan dar tantas órdenes directas.

Las madres emplean frases más cortas y coinciden con el tono de voz de sus hijos más veces que los padres.

Michelle tenía razón: el estilo de Tim era más rudo que el de ella, pero NI PEOR NI MEJOR.

Los investigadores creen que la forma de hablar del papá proporciona un valioso puente de comunicación en el mundo real, donde los hijos pronto descubrirán que los demás no van a adivinar sus pensamientos ni anticipar sus necesidades como lo hace su mamá.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/