miércoles, 21 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (19)

EL PAPÁ Y LA DISCIPLINA

La disciplina es otra área donde hombres y mujeres difieren en estilos.

El papá suele considerar que es su deber guiar el desarrollo de su hijo empleando reglas firmes y correcciones estrictas.


Los investigadores han hallado que los papás en las culturas alrededor del mundo consideran que es su labor hacer que sus hijos, especialmente los varones, cumplan las normas.

Obviamente, los papás deben hallar el balance entre un castigo demasiado duro (lo cual genera miedo, desconfianza y deseo de venganza) y la disciplina “justa”.


Y aun cuando algunos estilos modernos de parentalidad proponen que un buen papá es el padre relajado en vez del hombre macho con elevada testosterona, las investigaciones biológicas sugieren que lo opuesto puede resultar cierto.

Los padres machos en el reino animal son generalmente más estrictos que las hembras y más agresivos para manejar a sus crías.


Los buenos papás pueden ser tanto agresivamente juguetones como agresivamente protectores.

De acuerdo con investigadores en Suecia, la disciplina activa por parte del papá puede ser un factor clave para el éxito de los hijos.


En dicho estudio, los hijos de papás que aplicaban una disciplina activa (es decir que eran estrictos pero no golpeaban a sus hijos) obtenían mejores calificaciones y mayores logros en la escuela en contraste con los hijos de padres que no aplicaban una disciplina estricta.

Los hijos de papás que aplicaban una disciplina activa y estricta tenían menos problemas de conducta y las hijas tenían menos problemas emocionales.


[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/