miércoles, 11 de abril de 2012

ERRORES GARRAFALES EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Preparación es la palabra clave cuando enfrentes una entrevista de trabajo. En estos casos, no dejes tu suerte a la improvisación, por más desenvuelto, listo o divertido que creas ser.

Algunas equivocaciones fatales durante una entrevista de trabajo son:

>No conocer a fondo el perfil de la vacante y lo que se espera del aspirante.

>No contar con una presentación personal vendedora que resuma: ¿Quién eres?, ¿Qué experiencia tienes?, ¿Por qué la empresa te necesitaría?

>Falta de conocimiento del candidato sobre la empresa o el puesto de trabajo al que aspiran.

>Exceso de autoconfianza, hablar demasiado cuando no te han preguntado nada.

>No investigar la dirección donde se llevará a cabo la entrevista, ni calcular el tiempo de llegada.

>Impuntualidad.

>Mala presentación personal.

Lo principal es identificar los puntos clave que has de comunicar a la persona o las personas que te van a interrogar. Valerie Travezán, editora de Contenidos de Universia, señaló que para una entrevista de trabajo es recomendable tener cuidado con algunos detalles que podrían generar una mala impresión a los empleadores:

1. Imagen. Tu ingreso a la empresa puede depender de la primera impresión. Imposible descuidar tu higiene personal ni el vestuario. Si no estás seguro de qué ponerte, de preferencia opta por lo formal. Nada de prendas o peinados llamativos.

2. Actitud. ¡Olvídate del negativismo y la tensión. ¡Estos se perciben a kilómetros de distancia! Ve siempre con una actitud optimista, seguro de ti mismo. Un saludo cordial y una buena sonrisa nunca estarán de más. Eso sí, nada de exceso de confianza.

3. Experiencia. No menosprecies tus experiencias y conocimientos por más básicos o de corto tiempo que hayan sido. Por el contrario, resáltalos y dales valor. Incluso la experiencia adquirida en tu centro de estudios vale. Ten en cuenta que si pasaste de una simple vista del CV a una entrevista personal, es porque encajas en el perfil. No desperdicies lo ya ganado.

4. Infórmate. Procura además informarte con tiempo sobre la empresa y pensar en propuestas de su interés. Esto podría darte unos puntos extra y hacerles ver que no pueden desperdiciar tu talento. Es útil pensar antes de la entrevista en nuestras fortalezas y debilidades pero también en cómo las aprovechamos y las superamos, respectivamente.

5. No reniegues de tu pasado. Nunca hables mal de tu antiguo trabajo por malo que haya sido en cualquier aspecto. Cuidado con tus comentarios al momento de la pregunta: "¿Por qué te retiraste de tu último trabajo?" Por lo general, el empleador siempre tendrá como premisa que todo lo que hagas con otra empresa, se lo harás a él también, y con justa razón.

6. No pienses todo el tiempo en el salario. Es un factor importante al momento de buscar un trabajo pero no el primordial en una entrevista, así que, de preferencia, no preguntes "cuánto es". Bueno, lo mejor es esperar a que el mismo empleador lo haga. Si de todas formas deseas estar seguro del panorama, averigua con amigos o gente de mucha confianza que ya esté laborando en ese lugar o que sepa algo de él.

Fuente: mass.pe

http://www.psicologosperu.com/