miércoles, 23 de mayo de 2012

CREDO DEL OPTIMISTA



Prométete a ti mismo:

Ser tan fuerte que nada pueda perturbar tu paz mental.

Hablar de salud, felicidad y prosperidad a toda persona que conozcas.

Hacer que tus amistades sientan que hay algo valioso en ellos.

Mirar el lado positivo de todo y que tu optimismo se haga realidad.

Pensar únicamente en lo mejor, trabajar únicamente para lo mejor y esperar únicamente lo mejor.

Ser tan entusiasta del éxito de los demás como lo eres del tuyo propio.

Olvidar los errores del pasado y avanzar hacia los mayores logros del futuro.

Tener una expresión animada en todo momento y tener una sonrisa para toda criatura viva con la que te encuentres.

Dedicar tanto tiempo a mejorar tú mismo que no tengas tiempo para criticar a los demás.

Ser muy grande para preocuparte, muy noble para enfadarte, muy fuerte ante el miedo, y muy feliz para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de ti mismo y proclamar este hecho al mundo, no gritándolo con palabras, sino demostrándolo con grandes obras.

Vivir con la fe de que el mundo está de tu lado, siempre y cuando seas sincero con lo mejor que hay en ti.

Credo del Optimista, escrito por Christian D. Larson

www.psicologosperu.com