domingo, 23 de septiembre de 2012

LAS VOCES DE LOS NIÑOS FRENTE AL CASTIGO




El castigo es una forma de modificación de conducta que emplean los padres para hacer que sus hijos vayan por el buen camino, para que  se porten mejor o para que cambien una mala conducta. El castigo parte de la idea equivocada de que para que un niño se porte bien, primero tenemos que hacerlo sentir mal.
En mi experiencia como psicóloga infantil, he podido comprobar que esto no ocurre, por el contrario, genera mucho resentimiento, rebeldía, miedo y retraimiento por parte de los niños, consecuencias que los padres no consideramos cuando usamos esta medida disciplinaria.
Comparto con ustedes algunas opiniones de los niños frente al castigo, que he recogido en mis conversaciones con ellos. Estas son su voces. Escuchémoslos y aprendamos de ellos:
 “Cuando una vez mi papá me empujó, me asusté mucho… pensé no me quería”  Alvaro, 9 años
“La verdad que no entiendo porqué los padres castigan si uno no aprende nada. Porque no hablas con mis papás?” Nicole, 11 años
“Los profesores no tienen paciencia, cuando haces algo que no les gusta, sólo te castigan, te sacan del salón y nunca te enseñan nada, sólo saben vengarse”  M. José 14 años
“Mi mamá me contó que le están enseñando a no castigar. La quiero mucho” José, 5 años
 “Ya aprendí cómo  engañar para  que ya no me castiguen” Sebastián, 10 años
“Yo hago caso a mi papá, porque él me prometió que nunca más me iba a castigar, entonces yo tengo ganas de hacerle caso”  Isabel (8 años)
“A los niños no se les debe castigar”  Rodrigo (10 años)
“Cuando la miss me manda a la “mesa de pensar” pienso que soy un niño malo, porque allí solo mandan a los niños malos”  Adriano, 4 años
“Cuando los padres son estrictos (refiriéndose a los padres que castigan) los niños no hacen caso, pero si son buenos y conversan con los niños, ellos les hacen caso. Por eso, nunca seas estricta con los niños que vienen acá y te van a querer y te van a hacer caso en todo”  Matías 7 años
 “Cuando me mandan a mi cuarto, me da mucha cólera y odio a mi mamá! Al final le digo algo para que me deje salir”  Stefano, 8 años
“A mis padres solo les importa mis notas, si no me saca buena nota, me castigan. Nunca me preguntan cómo me siento”  Raúl, 10 años
 “Me castigan por todo, ya no me importa”  Renato, 14
“Mis papás creen que quitándome las cosas voy a aprender”  Miguel, 11 años
 “¿De verdad te puedo contar todo? Porque tengo como un nudo aquí dentro (señalándose el pecho) que nunca se lo he contado a nadie”  Mathias (9 años)
 “…¿Por qué algunos padres castigan a sus hijos?”  Nicolás, 10 años
EL CASTIGO NO EDUCA!!!
 Gina Graham
Psicóloga-Psicoterapeuta Infantil
Certified Positive Discipline Parenting & Classroom Educator
Fuente: Crianza Positiva