sábado, 15 de junio de 2013

RECUERDA QUIEN ERES


No son precisamente las buenas situaciones las que te hacen crecer.

Son las "malas", llena de retos, frustraciones y desesperación a las que les debes tu fortaleza, carácter y madurez.

Así que no trates de borrarlas, porque sin ellas no serías quien eres hoy.

Más bien, supéralas y aprende de ellas.