viernes, 27 de septiembre de 2013

PADRES HELICOPTEROS

Terapia Familiar

Pedro de 14 años piensa estudiar bachiller en comercio, porque le encantan los números, desea ser (CPA) Contador Público Autorizado para poner su propia empresa de servicios de contabilidad, en realidad ya se esta empezando armar su futuro profesional. Sus padres conscientes de la situación han iniciado la campaña de dejarle folletos sobre la carrera de medicina y los planes de estudio de diversas universidades, a la hora de la cena le hablan de los beneficios de estudiar medicina. Pedro no quiere contradecir a sus padres en la elección para su futuro, se siente ansioso ante la duda: “Tengo que complacer a mi papá y mamá, pero quiero ser contador ¿Qué hago?”. Pero la pregunta radica en ¿Por qué no permitirle a Pedro realizar sus sueños? ¿Por qué no apoyar la decisión de Pedro?

Los padres deben orientar a los hijos en sus decisiones, pero recordemos que al final, la elección es de los hijos y son ellos los que construirán su futuro en base a sus deseos y expectativas.

Los padres helicópteros son los que sobrevuelan constantemente sobre sus hijos, en muchas ocasiones son sobreprotectores e intromisivos. Son los que cuando su niño, niña o adolescente tiene una problemática hacen lo posible para resolverlas, le escogen las amistades y hasta las parejas. Llegan al punto de armar campañas con sus ideas y sobre todo con sus perspectivas manifestándoles que desean lo mejor para ellos. Todo padre desea lo mejor para su hijo, es por eso que como padres más que sobreprotegerlos debemos brindarle seguridad y apoyo, y no tratar de cambiar sus sueños.

Según la Doctora Cary Anderson hay tres tipos de padres helicópteros:

El Helicóptero de combate: que es el padre que lucha por sus hijos, en la escuela es el que contradice a los profesores o directivos cuando toman una decisión sobre las conductas del menor.

El helicóptero de tráfico: aquí el padre brinda orientación y guía a sus hijos, y les ayuda a tomar decisiones a lo largo de la vida, en este caso el padre o madre permite a su niño, niña o adolescente seguir su propio camino.

El helicóptero de rescate: es el que agarra a su niño(a), lo saca de sus conflictos o dificultades, por lo general es el padre que siempre esta allí para resolver los problemas e indirectamente no permite al hijo desarrollar la capacidad de resolución de conflictos, porque siempre puede contar con papá o mamá.

Durante la infancia

Los padres helicópteros pasan corrigiendo las emociones de sus hijos “si al niño no le gusta ir a fútbol le dicen, es uno de los mejores deportes y los niños buenos lo hacen” hacen que la emoción del niño no sea valida, imponiendo la decisión de ellos.

En la adolescencia

En la mayoría de los casos se observa, los padres que les escogen las amistades, los pasatiempos y en algunos casos escogen las carreras que estudiarán sus hijos expresándoles “si estudias esta carrera, yo te la pagare”.

Los padres helicópteros son aquellos que su vida gira alrededor de sus hijos, y el sentido de ser padres que les proporcionan un buen ambiente y una educación educación pasa a ser un intento de perfección.

Algunos de estos padres son los que le hacen las tareas al niño(a), cuando son trabajos en grupos prefieren que su hijo lo haga solo, porque quedará mejor con su ayuda y en las fiestas infantiles son los que le ayudan al niño a tomar las golosinas de la piñata.

Estos padres no quieren que nada les afecte a sus hijos, en la mayoría de los casos son padres obsesivos, ante cualquier pequeña dificultad defienden a sus hijos “tenga o no la razón”.

¿Por qué estos padres se comportan de esta manera?
 porque en muchas ocasiones son padres que desean colocar en sus hijos sus propias frustraciones, desean en el fondo que ellos hagan lo que no pudieron hacer, en resumen quieren que sus niños o adolescentes sean una extensión de ellos y con esto le restan la autonomía a sus hijos haciéndoles dependientes.

Los padres helicópteros deben ser conscientes que los hijos tarde o temprano tienen que saltar en paracaídas y utilizar la educación que les brindaron para manejarse en la vida.

Por: Dimas Villarreal en Psicdv