lunes, 2 de junio de 2014

¿CUANTO CUESTA?


En 15 minutos el pintor dibujó con perfección un ramillete de hermosas flores silvestres, ante los asombrados ojos de un rico comerciante que le encargó el cuadro poco antes.

Al entregárselo le cobró una alta suma de dinero.

El comerciante, un tanto molesto, le preguntó: "¿Una cantidad tan grande de dinero por sólo un cuarto de hora de trabajo?".

"Sí", respondió el artista, "hace 20 años que estoy practicando para ser capaz de realizar una pintura como ésta. No cobro por estos minutos sino por las largas horas de ejercicio, entrenamiento, práctica, dominio, perfeccionamiento y maestría".

Cualquier labor que desempeñemos vale por la destreza con que la realicemos y a ésta no se llega sin esfuerzo.

Los minutos, las horas, los días y los años que dediquemos a mejorar la calidad de nuestro trabajo será un tiempo bien aprovechado que nos traerá inmensas satisfacciones personales, laborales y espirituales.