domingo, 8 de junio de 2014

TODOS NECESITAMOS UN HOGAR

Sin hogar no estás en ninguna parte.
Todos necesitamos un hogar.
Ellos pertenecen a los derechos y a las necesidades del ser humano.
Mas cuando los hombres se tornan inhumanos empiezan a dejar de lado y empujar a los demás.
Pierden así las personas seguridad, calor y apoyo.
Desarraigados y sin patria, los hombres huyen de los hombres.
En un colectivo no nos hallamos en casa, tampoco en una organización perfecta, donde de los contactos humanos resultan funciones impersonales.
En una silla de lujo bien equipada tampoco se está en casa.
En un ser cuyo corazón late para ti, puedes hallar un hogar.
Tu hogar se encuentra donde está tu corazón.