miércoles, 26 de noviembre de 2014

SENTIRSE MAL ES SEÑAL DE QUE HAY QUE HACER UN CAMBIO

Todos tenemos un sistema interno al que pocas veces prestamos atención. Cuando te sientes bien, feliz, pleno, que el tiempo pasa volando, estás haciendo algo conectado con tu corazón y con tu propósito de vida.

Cuando te sientes mal, es una señal de que vas por el camino equivocado y de que hay algo a lo que debes prestar atención. No es normal sentirse mal siempre. ¡Presta atención!

Y tampoco hay que confundir sentirse mal con sentirse incómodo. Sentirse mal es señal de que hay que hacer un cambio. Sentirse incómodo es señal de que vas bien y puedes sentirte bien e incómodo al mismo tiempo; eso es lo mejor, porque es señal de que estás creciendo.

Por Marco Ayuso