jueves, 19 de febrero de 2015

15 RAZONES PARA GUARDAR SECRETOS, POR QUE Y COMO REVELARLOS

15 RAZONES POR LAS QUE LA GENTE
TIENE SECRETOS
1. Por vergüenza

2. Para proteger a otros

3. Por miedo a las consecuencias

4. Porque no le hace daño a nadie

5. Para evitar decepcionar a alguien

6. Porque no se puede corregir el problema

7. Para mantener la reputación de otra persona

8. Para tapar decisiones que se tomaron equivocadamente

9. Porque hay algo que se conoce como "demasiada información"

10. Porque es un derecho humano dentro de las libertades personales individuales

11. Porque todas las personas tenemos nuestro espacio personal muy único, particular y privado

12. Porque nadie nos ha garantizado que las demás personas siempre nos van a decir todo sin restricciones

13. Por prudencia, porque lo que se diga no va a añadir ni mejorar la situación sino que por el contrario la empeoraría

14. Porque los seres humanos no tenemos por qué saberlo todo de todos, creyéndonos dioses todopoderosos, yendo más allá de nuestras limitaciones humanas

15. Porque el secreto profesional es la obligación legal de confidencialidad que tienen ciertas profesiones de mantener en secreto la información que han recibido de sus clientes, que se impone por la necesidad de que exista una absoluta confianza entre el profesional y quienes acuden a solicitar sus servicios. El secreto profesional se mantiene incluso en un juicio.

¿Y POR QUÉ LOS REVELAMOS?

Probablemente sea por esa necesidad que tenemos de comunicarnos con los demás y de compartir nuestros problemas para sentirnos mejor, por lo que somos incapaces de guardar un secreto.

Según Manuel Gross, el secreto pugna por emerger.

Podríamos decir que existen agentes cerebrales que quieren desvelarlo y otros que pugnan por mantenerlo oculto. Hay como una guerra de dos bandos que pelean por mantener el control.

Sabemos también gracias a las investigaciones que llevó a cabo Pennebaker en 1985 que el sistema inmunológico mejora solo por el hecho de contar un secreto.

Lo cierto es que hay algo en el secreto que le impulsa hacia su divulgación, es como si guardar secretos fuera una pesada carga que no todo el mundo puede acometer.

La razón es que el secreto puede ser dañino para el cerebro que lo guarda, pero que también se enfrenta a otras instancias cerebrales que juegan con objetivos contrarios, usualmente medrar socialmente y obtener un plus de placer, pues qué duda cabe que desvelar un secreto es muy placentero si uno tiene quien le oiga claro.

TODOS GUARDAMOS SECRETOS INCONFESABLES, ¿CÓMO REVELARLOS?

De acuerdo con la Dra. Afifi, la gente suele revelar los secretos de cinco formas distintas. Cuando pensamos que la otra persona actuará de forma negativa, hay más probabilidades de que los contemos de forma indirecta, por ejemplo diciéndoselo a una tercera parte. También ensayamos antes del gran momento. O esperamos en secreto a que la verdad salga a la luz. A veces lo revelamos poco a poco, contando en un primer momento sólo una parte del secreto para juzgar la reacción.

Podemos usar un escenario hipotético ("¿Qué pensarías si…?") o fingir que el secreto pertenece a otro ("Un compañero del trabajo oculta que…"). A veces estamos enfadados y aprovechamos una discusión para soltar el secreto, una estrategia que la Dra. Afifi denomina "incitación".

Y finalmente está el método más directo: Simplemente lo decimos, tranquilamente. Es importante explicarle a la otra persona por qué le contamos el secreto, señala Anita Vangelisti, una doctora de estudios de comunicación de la Universidad de Texas, que estudia los secretos. Por ejemplo, "te digo esto porque me importa nuestra relación", o "te confío esta información".

Explicar nuestra motivación "ayuda a reducir la tensión, la incertidumbre y la ansiedad que podría provocar contarlo", explica la Dra. Vangelisti.

"Y si decidimos compartir un secreto", añade, "luego tenemos que estar dispuestos a escuchar".

Bibliografía:

Pennebaker, J, W, 1985: "Traumatic experience and psychosomatic disease. Exploring the roles of behaviorala inhibitions, obsesion and confiding". Canadian psycbhology, 26:82-95.
Kelly, A,E, 2002: “The psychology of secret”. The plenum series insocial/clinical Psychology. Nueva York. Plenum