domingo, 1 de febrero de 2015

¿PERDONAR O NO PERDONAR?

Muchas personas no quieren perdonar porque piensan que le estarían haciendo un favor a la otra persona o aceptando sus errores, mientras que la verdad es que cuando uno perdona, el bien se lo está haciendo a uno mismo.

Ni siquiera se lo tienes que decir a la persona sino es un trabajo interno de visualización.

Una clave es que cuando uno perdona NO ES PARA VOLVER A LO MISMO SIN CAMBIOS NI MEJORAS: si la persona no corrige ni mejora, al menos mejora tú mismo/a.

¡Inténtalo!